Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘medios

Educación, medios y universidad en COVID-19

leave a comment »

Anotación 2020-05-22 103146

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

En varios países el 16 de marzo de 2020 iniciaron las medidas de confinamiento para disminuir los contagios, es también el día que muchos califican como el despertar de un nuevo mundo, por ejemplo, ocurrió un giro en la educación, se masifican los sistemas a distancia y virtuales, educadores y estudiantes desarrollan competencias comunicacionales para relacionarse, acuerdan evaluaciones y juntos alcanzan resultados, pero es evidente que hay limitaciones físicas, tecnológicas y de inclusión.

¿Cómo debe llegar la educación a los niños de familias de bajos ingresos económicos, a las familias monoparentales o a las familias que viven en zonas de baja conectividad a Internet? ¿Cómo despertar la curiosidad o motivar la dedicación en los niños cuyos padres no perciben ingresos o los perdieron durante la pandemia? Como éstas hay más inquietudes en un escenario, tal vez, jamás pensado.

La educación es un derecho fundamental que está amparado por el Estado, sin embargo, la crisis exige evaluar la calidad de la inversión en el sentido de privilegiar lo fundamental, evitar lo superfluo y contar con talento para atender a niños y jóvenes.

Es conocido que las crisis generan oportunidades. Probablemente un efecto de COVID-19 y de las repercusiones económicas que desató sea el “sinceramiento” de las administraciones educativas, la revisión de los estándares de eficacia, pasar de los resultados cuantitativos, del exceso de requisitos, a valorar la pertinencia, la humanidad, la igualdad y la equidad para que haya más posibilidades de vivir en una sociedad justa.

En dirección de ofrecer alternativas para la educación básica y media se ha vuelo la mirada hacia la radio y la televisión de señales abiertas, han cobrado vigencia las experiencias de educación radiofónica y telesecundaria.

América Latina, particularmente los países andinos poseen rica trayectoria en ocupar las ondas radioeléctricas para que los maestros impartan clases. El impulso de los medios de comunicación, tradicionales y digitales, a la educación es una necesidad.

De las experiencias de finales del s. XX al presente hay entornos diferentes, las variables sociales, demográficas y económicas muestran mejoramientos, queda por determinar cómo deben modificarse los recursos y las pedagogías, en este contexto se demanda del aporte de investigadores y expertos.

La vinculación de la universidad con la sociedad tiene en la educación a través de los medios una línea urgente de relación y de mutua ayuda para el bienestar de la población, es momento para que varias iniciativas se ejecuten, es apremiante avanzar en favor de la sociedad del mañana.

Cite as

Suing, Abel. (2020, May 18). Educación, medios y universidad en COVID-19. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3839982

Written by abelsuing

mayo 22, 2020 at 10:32 am

Definición de las líneas de investigación

leave a comment »

Cite as

Suing, Abel. (2008, July). Definición de las líneas de investigación. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3336320

Written by abelsuing

julio 15, 2019 at 10:30 am

La “salud” económica de las empresas de comunicación del Ecuador

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Las empresas de comunicación atienden la demanda de información de los ciudadanos y, al igual que en otros sectores productivos, buscan beneficios en sus actividades. Las variables del desempeño las empresas son utilidades, tributos, eficiencia productiva e índices financieros, que en conjunto muestran la capacidad para aprovechar las oportunidades del mercado.

Las empresas de comunicación responden a condicionamientos particulares en razón del doble público al que sirven, consumidores y anunciantes, pero también por el valor cultural e ideológico de la información. En los últimos años, a consecuencia de la Ley Orgánica de Comunicación, las empresas informativas del Ecuador debieron comprometer recursos para cumplir con cuotas de contenidos y otras regulaciones que les significaron incrementos en los costos de operación.

A las exigencias culturales se suman las tecnológicas que llevan a los medios nacionales a competir contra ofertas en streaming, de operadores foráneos, que no necesitan de grandes infraestructuras ya que ofrecen sus contenidos a través del cableado de fibra óptica pública colocado por la Corporación Nacional de Telecomunicaciones, además no contribuyen al fisco en iguales condiciones que las pequeñas empresas, probablemente una radioemisora parroquial paga más impuestos al Estado ecuatoriano que los grandes operadores OTT.

El ejercicio de las libertades de expresión y de prensa es contrario a restringir el ingreso de innovadoras empresas de comunicación, pero si supone que existan condiciones equitativas de competencia, la misma teoría económica y los principios de las políticas nacionales de comunicación abogan por el control de los monopolios.

Mientras ocurren los grandes debates sobre regulación y control, el modelo de las empresas de comunicación cambia, aunque aún no se conoce el espacio que deberán habitar la radio y la televisión de señal abierta.

Los rankigs de las empresas de Ecuador, proporcionados por el SRI y la Superintendencia de Compañías, muestran que entre 2011 y 2017 los ingresos de las 10 principales empresas de telecomunicaciones crecieron en 6% promedio anual, en el mismo periodo los ingresos de las 10 principales empresas de medios de comunicación decrecieron en 12% anual. Iguales tendencias ocurren en el personal empleado.

La supervivencia de las empresas de comunicación está en riesgo. En una analogía con la salud de las personas, los signos vitales de los medios de comunicación señalan la necesidad de tratamientos inmediatos para que continúen siendo la vía hacia la construcción de la opinión pública.

Cite as

Suing, Abel. (2019, July 12). La “salud” económica de las empresas de comunicación del Ecuador. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3333321

Written by abelsuing

julio 12, 2019 at 12:03 am

Compromiso ético digital para Ecuador

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El 30 de mayo de 2019 dirigentes políticos, asociaciones de prensa y plataformas tecnológicas de la Argentina firmaron un compromiso para combatir las noticias falsas en los entornos digitales. La motivación es preservar la integridad del proceso electoral cuando la posverdad acrecienta su presencia en los canales informativos que alimentan a los ciudadanos. El acuerdo logrado procura promover la honestidad y “mitigar los efectos negativos de la divulgación de contenido falso y demás tácticas de desinformación en redes sociales”.

La transparencia en los medios de comunicación es una demanda global que en 2011 llevó a constituir la Red de Periodismo Ético, una organización que promueve altos estándares en el periodismo, reúne a periodistaseditores, propietarios de prensa y grupos de apoyo a los medios de comunicación.

La Red de Periodismo Ético postula cinco principios, premisas que marcan el trabajo de los profesionales en comunicación, y pueden orientar a las personas que ejercen sus derechos a la comunicación a través del ciberespacio. Los principios son 1) verdad y exactitud, 2) independencia, 3) equidad e imparcialidad, 4) humanidad; y, 5) responsabilidad. La información, las notas, los comentarios, etc. que se difundan hablan de personas que poseen dignidad, y por lo tanto merecen ser tratadas con respeto, que lo que se diga de ellas tenga el debido sustento.

A la par de la consolidación del concepto de periodismo ético se han fortalecido las instancias de transparencia y rendición de cuentas, incluso constan en leyes. Este conjunto de instrumentos busca equidad y justas relaciones en la sociedad de la información y del conocimiento, donde uno de los mayores patrimonios es la verdad. Si un cúmulo de datos y saberes no están respaldados por hechos contrastables, por sólidas bases y por una dimensión de bienestar no serán útiles, por el contrario, serán una rémora de detiene el progreso de una comunidad.

La suscripción de un compromiso ético digital entre ecuatorianos es una acción que serviría para pasar la página de años de corrupción, donde se comprometieron valiosos recursos para el futuro de los jóvenes, es una medida necesaria para fomentar diálogos a través de las redes social con el propósito de edificar la tolerancia. Un compromiso ético digital reflejaría una tendencia y una línea referencial para fijar buenas prácticas de comunicación, el primer paso el corresponde a los ciudadanos, consiste en la verificación de los datos que publican y en expresarse con respeto y decoro en las conversaciones que lleven en el mundo virtual, así las redes sociales mostrarán nuevas y creativas iniciativas fruto de un “bien estar” en comunidad.

Written by abelsuing

junio 20, 2019 at 11:40 pm

Una televisión pública de valores cívicos

leave a comment »

NEW

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Hace pocos días volvió al debate en Loja el cuestionamiento sobre la alta inversión económica realizada para implementar una emisora de televisión pública. Probablemente existan procedimientos a mejorar, pero no se escuchan críticas sobre los contenidos ni la misión del medio.

La televisión está para informar, formar y entretener, un medio público, fundamentalmente, educa y permite una línea de comunicación entre los ciudadanos y los administradores de una ciudad, región o país. Las características de servicio y altos estándares de calidad deberían ser consustanciales a la radio y televisión públicas.

Hay experiencias internacionales aleccionadoras sobre creatividad y nuevos formatos audiovisuales que han conquistado a las audiencias, pero también críticas sobre la injerencia política en la administración de los medios públicos, el reto es evitar que se conviertan en voceros de los gobiernos de turno.

Parte de los protocolos que garantizan autonomía son los estatutos de convivencia, la rendición de cuentas y, en lo posible, leyes que definan la gestión, financiamiento y propósitos de los medios públicos.

Una vez definidas las condiciones que permitan “pluralismo, diversidad, independencia editorial, financiación apropiada (..) y transparencia, la radiodifusión de servicio público puede servir como una piedra angular de la democracia”. Sin embargo, el verdadero baremo de calidad serán sus contenidos.

Una ciudad puede disponer de normas innovadoras y equipos de última data, y con ellos elaborar lo mismo que las estaciones privadas, pero también podría generar experiencias de vinculación de los ciudadanos para que cuenten sus historias, propongan contenidos cívicos y fomenten la paz.

¿Qué valores debe trasmitir la televisión? La respuesta es valores cívicos. De acuerdo a la Prof. Adela Cortina los valores cívicos necesarios para la vida en sociedades democráticas son libertad (entendida como participación, independencia y autonomía), igualdad, respeto activo (tolerancia), solidaridad; y, diálogo.

Hay mucho por hacer, muchas historias que contar y personas dispuestas a hacerlo. El alcalde, como el Presidente de la República, pueden animar procesos para que la radio y televisión públicas sean espacios de experimentación, espacios ciudadanos para cultivar valores cívicos.

No hay previsión capaz de imaginar los muchas propuestas, tiempos, formatos o condiciones que los ciudadanos crearán en una nueva televisión pública, pero seguro será mejor correr el riesgo de innovar a continuar con versión actual de medios públicos que no terminan de conectar con los ciudadanos.

Written by abelsuing

mayo 24, 2019 at 11:09 am

La formación para enfrentar las consecuencias de los terremotos debe continuar

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Han pasado tres años del sismo que afectó la costa norte de Ecuador en 2016. La zona del desastre aún se reconstruye, muchas familias recuerdan sus perdidas y la comunidad procura mejorar sus prácticas de convivencia para menguar impactos en el futuro.

Los desastres provocados por causas naturales, en su mayoría, son imprevisibles. Pueden identificarse tendencias o anticipar riesgos debido a factores ambientales, pero es imposible pronosticar cuándo y dónde ocurrirá el próximo terremoto. Lo viable es formar a los ciudadanos para mejorar las técnicas de construcción o potenciar las redes de comunicación, también pueden expedirse políticas para asentamientos urbanos en lugares poco vulnerables, así como entrenar a los proveedores de servicios de salud en protocolos de emergencia, es decir, trabajar para disminuir los potenciales daños luego de desastres.

En los últimos meses, varios sitios del Ecuador han sido epicentros de temblores, no mayores y con consecuencias de bajo impacto, que a más de una alarma transitoria no provocan cambios sostenidos en la vida cotidiana, parece que a los ecuatorianos les cuesta asumir que viven en una zona de alta vulnerabilidad a los sismos.

La educación sobre cómo actuar en momentos de crisis es un factor medular para enfrentar las consecuencias de terremotos. Los simulacros y campañas de información son parte de los procesos que realizan las instituciones públicas y la Secretaria Nacional de Gestión de Riesgos para sensibilizar a la población, pero falta promover, de forma constante, cómo actuar y qué hacer durante y después de una catástrofe provocada por causas naturales, para esto se requiere el apoyo de personas e instituciones privadas y comunitarias, ya que un siniestro natural afecta a todos.

Un país que lidera la educación pública en prevención y mitigación de los efectos de los terremotos es Japón. En cada hogar, barrio o centro educativo podrían replicarse las lecciones aprendidas por los japoneses. Un breve test para determinar el nivel de concienciación sobre los terremotos propondría cuestiones como: ¿Su vivienda está reforzada? ¿Los cristales de su vivienda poseen una película o film para que si se rompen no salgan despedidos por el lugar? ¿Los miembros de su familia conocen cómo encontrarse o ponerse en contacto en caso de que ocurra un desastre y saben dónde están los refugios para tales casos? ¿Sabe Ud. qué hacer si ocurre un terremoto mientas está conduciendo un vehículo?

Como éstas, hay otras preguntas que hacen evidente la necesidad de formación y prevención. El mejor momento para conocer es ahora. Las instituciones y políticas públicas ayudarán, pero es imprescindible que cada hogar contribuya con la información y las labores que le competen.

Written by abelsuing

abril 22, 2019 at 6:00 pm

Historias para aprender gestión de empresas informativas

leave a comment »

Infografía práctica docente(2)

Written by abelsuing

marzo 5, 2019 at 3:12 pm

Faltan emprendimientos en el campo de comunicación

leave a comment »

2

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El estudio «Ciberperiodismo en Iberoamérica» entre 1995 y 2014, coordinado por el Prof. Ramón Salaverría, muestra que Internet se constituyó en un espacio para la libertad de información y que es una de las características de los medios de comunicación digitales. Los medios online son sitios alternativos a la comunicación tradicional, tienen bajos costos de administración y han permitido cierta democratización en el acceso y la participación de los ciudadanos.

Aunque el servicio de Internet demande de un pago y que las redes sociales digitales tengan un propietario que gestiona la información de sus usuarios, también es cierto que permiten el ejercicio de la libertad de expresión y han acercado los derechos a la comunicación a muchas personas. Las redes sociales no solucionan las limitaciones jurídicas de cada país, pero han contribuido con mayores datos, transparencia y nuevas narrativas en el periodismo.

Desde la perspectiva señalada y a partir de las mínimas barreras de entrada al ciberespacio, sería de esperar que existan muchos medios de comunicación digitales en Internet, que muestren múltiples facetas y sean especializados, sin embargo, no ocurre aquello. Hace un poco más de cinco años se pensó que los blogs serían una opción, pero pocos han permanecido, también hay experiencias de proyectos que iniciaron con buenos auspicios y que no perduraron.

Superada una etapa fundacional, los medios de comunicación en línea enfrentan similares retos que las empresas tradicionales, la administración de los recursos y los emergentes modelos de negocios exigen conocimientos de gestión y, al igual que en otros campos, es necesario recurrir al apoyo de centros de emprendimiento, incubadoras o programas de gestión de pequeñas y medianas empresas.

La relación entre personas, la gestión pública, el cumplimiento de varios derechos ocurre a través de Internet. Los medios de comunicación tienen en el ciberespacio la oportunidad de proyectarse y continuar en una nueva etapa de relación con sus audiencias, por lo tanto, de a poco, se hace evidente la necesidad de fomentar mayores emprendimientos en el campo de la comunicación.

El directorio de medios digitales de Sembramedia, una comunidad de medios nativos digitales independientes, muestra la irregular proporción de cibermedios por país en Hispanoamérica, lo que hace más cierta la urgencia de fomentar emprendimientos de medios digitales. Es el momento para que, al igual que otras áreas de innovación hacia el desarrollo sustentable, se busque y exija a las instituciones, sobre todo estatales, apoyo para participar en la democratización de la información y del conocimiento, de tardar estas ejecuciones la opinión pública dependerá de centros informativos cosmopolitas, en donde hay poco espacio para las identidades locales.

Written by abelsuing

noviembre 13, 2018 at 12:44 pm

Los valores cívicos edifican una sociedad justa

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/zpMdvm

Imagen tomada de https://goo.gl/zpMdvm

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Adela Cortina, Catedrática de Filosofía Moral de la Universidad de Valencia, desde hace más de tres décadas fomenta los valores cívicos como un camino hacia la justicia, la convivencia pacífica y la democracia.

Los valores cívicos, muy cercanos y en ocasiones equivalentes a los valores democráticos, son la libertad (entendida como participación, independencia, autonomía), la igualdad, el respeto activo (es decir la tolerancia), la solidaridad; y, el diálogo. Este conjunto constituye, para la Prof. Cortina, una ética de mínimos que todos los seres humanos están convocados a otorgar y condiciones de cumplir, es lo básico que cada pueblo y cultura debería edificar.

La última gran crisis económica mundial, que inicio en 2008 y deriva en conflictos sociales, migratorios y políticos, tiene su génesis, entre otros motivos, en la ausencia de valores. Muchos gobiernos y sus líderes han olvidado vivir sobre la base de condiciones mínimas de respeto y bienestar. El egoísmo, el consumismo, la apatía, la mentira y un extenso listado de antivalores parecen ser el lenguaje de la vida contemporánea que coloca el placer, el hedonismo, las formas por sobre la humanidad.

Ahora es más importante el continente que el contenido, interesan más las apariencias que las tesis, al punto que los ciudadanos pierden su capacidad de argumentar, de entender que el fin de un debate, de un conflicto, de una posición, es encontrar consenso y llegar a una solución.

Basta un vistazo rápido de los principales titulares de los medios de comunicación para descubrir que hay poca información sobre valores cívicos, tal vez porque son pocos los hechos que muestran contribuciones positivas, pero también porque, sin pretenderlo, los medios caen en un funcionalismo que los separa de la responsabilidad social y del periodismo democrático.

La prensa de Ecuador, el último mes, ha copado sus ediciones informado de procesos sancionatorios a los políticos que malversaron fondos, del cobro de diezmos a varios trabajadores de la función legislativa, de la intolerancia a los reclamos de género, entre otras notas. Esto evidencia que la agenda periodística va en dirección contraria a los valores cívicos.

Es urgente avanzar hacia una ética cívica para la vida en sociedad, y en la cual los medios de comunicación deben trabajar sin descanso.

Written by abelsuing

noviembre 2, 2018 at 10:34 pm

Publicado en Opinión

Tagged with , , , , ,

Acrecentar la cultura audiovisual a través de los medios de comunicación

leave a comment »

 

Imagen tomada de https://unsplash.com

Imagen tomada de https://unsplash.com

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Los medios de comunicación, en el cumplimiento de sus funciones clásicas: Informar, formar y entretener, pueden contribuir a la alfabetización audiovisual de sus comunidades. La capacidad de comprender las imágenes y la competencia para componer mensajes por medio de ellas son necesarias en el mundo digital, donde las fotografías y los audiovisuales predominan.

La historia nos enseña que los petroglifos, los íconos y la pintura fueron los primeros medios de expresión gráfica, que luego acompañaron a las letras para dejar constancia de las épocas de la humanidad. Hoy, con la explosión de las telecomunicaciones e Internet, el lenguaje gráfico gana superioridad en la comunicación cotidiana.

Las redes sociales digitales, la publicidad, las emisiones de televisión y un largo etcétera de medios presentan cientos de imágenes por minuto que necesitan ser decodificadas para entender lo que dicen, o lo que pretenden manifestar, por ello es necesario desarrollar capacidades para contextualizar los audiovisuales y además expresar opiniones en los mismos códigos en que son emitidos.

El siglo XX, gracias a la fotografía, al cine y la televisión, es un periodo audiovisual por excelencia que inició una etapa de democratización de la imagen. Los inventos electrónicos para producir imágenes en movimiento permitieron que muchas culturas creen contenidos desde sus propias vivencia y realidades que, aunque no están en el start system norteamericano, permiten crear acervos de conocimiento.

La cultura entendida como el modo de vida y las manifestaciones artísticas de una época tiene en la cultura audiovisual una acepción que reúne las expresiones de las diferentes comunidades registradas en soportes sonoros y visuales, pero sobre todo define a las relaciones entre personas favorecidas por los medios de comunicación. Los archivos audiovisuales son documentos que, con el paso del tiempo, se constituyen en patrimonio de la humanidad, a tal grado que la Unesco los cataloga como Memoria del Mundo.

La lectura crítica de las imágenes, la competencia para crear mensajes, el respeto de los derechos de las personas, así como el libre acceso al mundo digital para participar de las narrativas audiovisuales son parte de la cultura que se forma en las aulas y que educa a los jóvenes para el nuevo milenio, sin embargo también es necesario que todas las personas conozcan y operen herramientas que les ayuden a construir su identidad.

Sobre la base de lo señalado, es ineludible mantener procesos de alfabetización audiovisual. Si antes las autoridades educativas abogaban para que la prensa lleve libros en sus páginas, hoy es necesario que existan sitios Web en donde se enseñe a contar historias a través de las imágenes.

Written by abelsuing

octubre 16, 2018 at 10:21 pm