Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Archive for junio 2015

Acuerdos mínimos

leave a comment »

Hay tareas pendientes para mejorar nuestro entorno, para alcanzar estándares de servicios, para incrementar la calidad de calidad de vida, que resulta una pérdida inmensa cada instante desperdiciado en discusiones estériles.

Digo estériles porque los fines que persiguen los políticos que nos gobiernan y la oposición son similares: Desarrollo, paz, equidad; lo que distancia son las formas, que deben ser distintas en razón de nuestra naturaleza humana.

Viendo en derredor parecería una ventaja que nuestro pueblo no haya vivido enfrentamientos fratricidas que devinieron en hambre, destrucción y muerte; sin embargo no hemos logrado acuerdos que nos permitan evitar el ruido y acordar acciones hacia el bien común.

Acuerdo mínimos son necesarios, acuerdos que incluyan los elementos plasmados en declaraciones internacionales de convivencia, la máxima de ellas «La Declaración Universal de los Derechos Humanos» en cuyo preámbulo dice que: «La libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana».

¿Habrá acaso alguien que se oponga a la libertad, a la justicia, a la paz? ¿No pretendemos todos reconocer la dignidad de las personas?, pero falta mucho camino para hacer realidad estos postulados, incluso algunas decisiones de los países y sus gobiernos impiden concretar estos anhelos.

La reflexión que expongo pretender recordar que hacer más de 50 años, personas de todas las ideologías, vencedores y vencidos, ricos y pobres acordar principios mínimos que guían la gestión social y que pueden ser la base para la convivencia y el progreso de los pueblos.

Seguro que gobernantes, legisladores, empresarios, maestros y jóvenes buscan el bienestar y la reivindicación de sus causas, legitimas aspiraciones que no deberían significar la anulación del otro, porque somos complementarios.

Filósofos contemporáneos como Manuel Castells o políticos de izquierda así como sacerdotes católicos invitan a cumplir la Declaración de los Derechos Humanos que en sí mismo supone un acto revolucionario, una nueva manera de entender las relaciones sociales, políticas y económicas. Es decir, ya contamos con un marco de referencia, un estatuto de acuerdos mínimos para la vida en sociedad.

El reto es cumplir lo escrito, que no ocurra aquello de pensar que nuevas legislaciones son necesarias, tal vez la necesidad es comprendernos y actuar con tolerancia para ganar mejores posibilidad y emplear el espacio que compartimos que es el Ecuador.

Anuncios

Written by abelsuing

junio 19, 2015 at 2:15 pm

Publicado en Opinión

Tagged with , , , , , ,

Una televisión pública en Loja

leave a comment »

Está en proceso de implementación un canal de televisión público en Loja a través de la gestión del municipio, esta iniciativa genera debate por el riesgo de constituirse un medio del gobierno local, alejado de los principios de servicio, sin embargo también representa la posibilidad de inaugurar una experiencia única para la cultura y los derechos ciudadanos.

Los derechos a la comunicación y los instrumentos para ejercerlos configuran la ciudadanía comunicacional, hasta ahora han predominado los medios privados y pese a que muchos de ellos han brindado espacios para que las personas expresen sus opiniones de manera libre, no han constituido experiencias amplias en cobertura de todos los intereses de la comunidad porque, por su propia naturaleza, deben responder a una lógica de economía de mercado para sobrevivir.

El sociólogo de la comunicación Jesús Martín Barbero reta a los medios públicos de Colombia para que permitan el ingreso masivo de los jóvenes a la televisión, para que expresen su cultura oral, de Facebook, de nuevos relatos, de caos, de ruptura, de creación. Es un reto que no sólo le corresponde a Colombia, es también un desafío para toda Latinoamérica.

En esta perspectiva, Loja podría dar un primer paso para proyectar en la televisión pública la cultura local, regional, las formas de pensar de los ciudadanos, la historia, los relatos de muchos colectivos sociales, políticos, de deportistas, religiosos, indígenas, institucionales, etc. Más allá de las técnicas y los formatos audiovisuales lo importante es saber contar historias, como lo dicen el experto Omar Rincón.

Qué piensan y cómo viven los habitantes de Vilcabamba, de Quinara, de Chantaco, cómo ejercen su profesión los comerciantes, los obreros, cuáles son los juegos de los niños de la escuela Ángel Felicísimo Rojas y qué se parecen a los juegos de los niños de la escuela Eugenio Espejo puede ser de gran utilidad porque juntos estos niños construyen hoy la Loja del 2035, en esto la televisión publica puede ayudar mucho.

Espacios como los referidos pueden ser atractivos para los medios privados pero probablemente tendrán dificultad en financiarlos, hasta cambiar nuestros patrones de recepción, acostumbrados a los relatos foráneos de mucho glamour pero de poca identidad.

En cuanto a evitar los riesgos de influencia política podría evaluarse la elaboración de un reglamento para la conformación de un consejo de administración, lo ideal es que esté integrado por perfiles cualificados y que además el medio cuente con presupuestos garantizados para su operación.

Tal vez, un canal de televisión público no sea una garantía de cambio inmediato. Desde la lógica de mercado un medio tendrá acogida en tanto presente contenidos de calidad, mientras que desde el prisma social un medio público sirve para ampliar las posibilidades del derecho a la comunicación. Si la propuesta está fundamentada en criterios técnicos, económicos y sociales este puede ser el inicio de una experiencia diferente en medios públicos, está en manos de los lojanos dar paso a conocer y evaluar la pertinencia de la televisión pública local.

Written by abelsuing

junio 10, 2015 at 5:50 pm