Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘cultura

La imagen del balompié ecuatoriano

leave a comment »

1223

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Hace unos días, una colega de la Universidad Técnica Particular de Loja me planteó ¿Cómo cambiar la imagen de la Federación Ecuatoriana de Fútbol? ¿Cómo hacer a la Federación un negocio rentable? De inmediato recordé las reflexiones de Eduardo Galeano sobre cultura e industria en torno al fútbol.

Hay varios ambientes en los que se vive el deporte de mayor convocatoria en América Latina. Por un lado, las expresiones cercanas de confraternidad en cada barrio, por otro, el espectáculo que demanda clubes, pases, estadios, transmisiones, patrocinadores, medios de comunicación, comentaristas y un largo etcétera de elementos de un negocio millonario.

De estas dos ópticas, ¿Cuál es la de mayor proyección y sustento para las personas? ¿Cuál opción permite una mejor calidad de vida? Las respuestas están al alcance de todos. Hay casos exitosos, héroes y momentos que han trascendido, pero también personas que han perdido el norte, así como violencia y muerte en los estadios.

Investigadores y periodistas de prestigio, como Fernando Carrión o Esteban Michelena, han estudiado el fútbol ecuatoriano como expresión cultural y social, destacan valores y oportunidades para grupos humanos, ha sido el camino de reivindicaciones y una forma de tolerancia que permite cohesión en la diversidad, ellos han provocado que las disquisiciones de cafés lleguen a la academia para intentar entender a los ciudadanos y mejorar la convivencia desde el deporte.

En contraposición a la iniciativa docente, algunos dirigentes deportivos llevaron al país a lo grotesco, a la corrupción de las prácticas sanas a cambio de comisiones y dineros mal habidos. Los consumidores valoran en alto grado el espacio deportivo, pagan entradas a los estadios e indirectamente aspiran que sus clubes proyecten sus inversiones en más y mejores triunfos. Pero, incluso desde el razonamiento económico, los directivos ecuatorianos actuaron sin lógica.

La imagen del balompié, no solo la de la Federación de Fútbol, será consecuencia del equilibrio entre cultura y negocio. Deberían postular y defenderse alternativas para que la industria deportiva conduzca a los jóvenes, sin explotarlos, hacia un futuro mejor.

Ecuador es un país pequeño que no podría ausentarse de los procesos mundiales, que aún ven al fútbol como un rey Midas, pero quienes representan a los deportistas y los dirigentes de equipos podrían impulsar legislaciones que limiten comisiones o que anclen las ganancias a la educación y a las manifestaciones populares; esto posiblemente animaría para que otras esferas cercanas avancen cualitativamente, como el periodismo deportivo. Restan compromisos para que todos ganen y el fútbol sea un camino para celebrar la salud y la vida en comunidad.

Written by abelsuing

febrero 12, 2019 at 7:53 pm

Hacia la industrialización cultural y creativa en el Ecuador

leave a comment »

345

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Los diagnósticos sobre la diversificación de la economía y el potencial de los sectores secundarios y de servicios, proponen articular iniciativas, entre el Estado y las empresas, que incentiven la creación cultural y creativa porque, además de ser tendencias internacionales, suponen ventajas para, a mediano plazo, cimentar una base sustentable en la etapa post petrolera.

Existen elementos naturales además de patrimonios arquitectónicos que con una adecuada promoción e insertos en agendas culturales pueden derivar en circuitos virtuosos de la economía. Sin embargo, las mayores oportunidades estarían en el conocimiento, la creación artística, las letras y la música que se cultivan en el país, desde hace siglos.

El adagio popular señala que “para muestra un botón”, pero en Ecuador hay más de un ejemplo, así ocurre con los centros educativos, de investigación y de formación artística de Loja, los cascos urbanos de Quito y Cuenca, las islas Galápagos, el Parque Podocarpus, la lengua zápara e incluso el sombrero de paja toquilla.

Las ventajas naturales de Ecuador son la base para que personas e instituciones propongan emprendimientos culturales y creativos, de lo contrario no pasarán de ser bonitos atractivos complementarios, pero no sustantivos en el desarrollo económico. En esta línea resultan importantes dos hechos que, a futuro, pueden ensayarse en otras ciudades: La Ley Orgánica de Institucionalización del Festival Internacional de Artes Vivas, y la elaboración de la propuesta para que la UNESCO declare a Loja como ciudad creativa de la música.

Los representantes políticos de Loja, gobernantes y ciudadanía hicieron causa común de la gestión de la ley de artes vivas, ésta es un norte que une y permite superar diferencias coyunturales, igual ocurre con el proyecto de ciudad creativa de la música.

Los primeros pasos están dados. Ahora vendrá el aporte de los particulares, de las empresas y de las familias. En el arranque de los emprendimientos culturales la formación de bienes y sus respectivos públicos son apoyados por el Estado, pero luego debe existir un auto sostenimiento en función de la calidad, la innovación y el precio. Parecería extraño pensar que a la cultura y al arte se los mida en los mismos términos que los bienes masivos porque no surgen de forma mecánica, sin embargo, debe cuidarse que no ocurra igual que en el proceso de sustitución de importaciones, cuando se pensó que las barreras de protección serían el mejor marco para el nacimiento de industrias nacionales.

Hoy las tecnologías de información, la movilidad y los procesos de integración presentan oportunidades para apreciar la cultura y despertar intereses, sobre todo en los jóvenes para los consumos culturales. El mismo marco de referencia sirve para la creación de ofertas educativas que formen los recursos humanos que las empresas y el Estado necesitarán en los próximos años.

Los ecuatorianos están en camino hacia las industrias de la comunicación, la cultura y la creatividad. Se vive un ambiente de expectativa y buena voluntad que ojalá no sea desaprovechado; es de esperar que los políticos, con auténtico compromiso, contribuyan y proyecten al país hacia una economía verde, fruto del talento de sus ciudadanos.

Written by abelsuing

febrero 7, 2019 at 9:26 pm

Acrecentar la cultura audiovisual a través de los medios de comunicación

leave a comment »

 

Imagen tomada de https://unsplash.com

Imagen tomada de https://unsplash.com

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Los medios de comunicación, en el cumplimiento de sus funciones clásicas: Informar, formar y entretener, pueden contribuir a la alfabetización audiovisual de sus comunidades. La capacidad de comprender las imágenes y la competencia para componer mensajes por medio de ellas son necesarias en el mundo digital, donde las fotografías y los audiovisuales predominan.

La historia nos enseña que los petroglifos, los íconos y la pintura fueron los primeros medios de expresión gráfica, que luego acompañaron a las letras para dejar constancia de las épocas de la humanidad. Hoy, con la explosión de las telecomunicaciones e Internet, el lenguaje gráfico gana superioridad en la comunicación cotidiana.

Las redes sociales digitales, la publicidad, las emisiones de televisión y un largo etcétera de medios presentan cientos de imágenes por minuto que necesitan ser decodificadas para entender lo que dicen, o lo que pretenden manifestar, por ello es necesario desarrollar capacidades para contextualizar los audiovisuales y además expresar opiniones en los mismos códigos en que son emitidos.

El siglo XX, gracias a la fotografía, al cine y la televisión, es un periodo audiovisual por excelencia que inició una etapa de democratización de la imagen. Los inventos electrónicos para producir imágenes en movimiento permitieron que muchas culturas creen contenidos desde sus propias vivencia y realidades que, aunque no están en el start system norteamericano, permiten crear acervos de conocimiento.

La cultura entendida como el modo de vida y las manifestaciones artísticas de una época tiene en la cultura audiovisual una acepción que reúne las expresiones de las diferentes comunidades registradas en soportes sonoros y visuales, pero sobre todo define a las relaciones entre personas favorecidas por los medios de comunicación. Los archivos audiovisuales son documentos que, con el paso del tiempo, se constituyen en patrimonio de la humanidad, a tal grado que la Unesco los cataloga como Memoria del Mundo.

La lectura crítica de las imágenes, la competencia para crear mensajes, el respeto de los derechos de las personas, así como el libre acceso al mundo digital para participar de las narrativas audiovisuales son parte de la cultura que se forma en las aulas y que educa a los jóvenes para el nuevo milenio, sin embargo también es necesario que todas las personas conozcan y operen herramientas que les ayuden a construir su identidad.

Sobre la base de lo señalado, es ineludible mantener procesos de alfabetización audiovisual. Si antes las autoridades educativas abogaban para que la prensa lleve libros en sus páginas, hoy es necesario que existan sitios Web en donde se enseñe a contar historias a través de las imágenes.

Written by abelsuing

octubre 16, 2018 at 10:21 pm

La escritura, base del desarrollo creativo

leave a comment »

Foto de Robert Horton 1966 por Joe Shere, tomada de https://www.mptvimages.com

Foto de Robert Horton 1966 por Joe Shere, tomada de https://www.mptvimages.com

Por Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

La escritura va más allá de lo funcional, de la expresión; permite crear, componer, proponer nuevos escenarios, construir historias y da espacio a la creatividad, “desborda los límites de la escritura profesional, periodística, académica y técnica” [1]; mejorar la capacidad de escritura es importante porque significa formar competencias para componer obras literarias, así como textos para el teatro, el cine, las series de televisión o los videojuegos [1] [2].

Pese a las oportunidades y beneficios que implica la escritura creativa para innovar, aprender, desarrollar el pensamiento y la habilidad de escuchar a los demás [3], es muy poco trabajada en las aulas. La escuela y la universidad encaminan a los jóvenes a profesiones definidas por patrones en los que quedan pocos espacios para la creatividad escrita. Las formas, las imágenes y los iconos están en el día a día de la comunicación y parece que son suficientes para expresar, pero dejan de lado la escritura que es la estructura base que permite diseñar los mensajes.

El desarrollo de la capacidad de invención y el fomento de la creatividad, son conceptos “muy de moda en las aulas de hoy en día pero que muy pocos maestros se atreven a experimentar” [4]. Las formas de enseñanza clásicas persisten y limitan la inserción de los profesionales en un mundo laboral habido de nuevos relatos. En la enseñanza universitaria, tradicionalmente, “ha predominado la clase magistral, por lo que la actuación docente se ceñía a la mera transmisión de contenidos teóricos, dejando de lado aspectos didácticos relevantes que permitieran el desarrollo de la capacidad creativa del alumnado” [5].

La funcionalidad de la enseñanza media y superior, que además de formar personas poco críticas, deriva en la dependencia del sector cultural, el no contar con capacidades creativas implica una generación marginal, por ejemplo, de contenidos audiovisuales. Frente a este reto es necesario que la Universidad compense la debilidades lectoras, escriturales y orales de los jóvenes, lo que será posible “si se logra captar su aceptación (…) con el desarrollo de una metodología didáctica y lúdica, que busque activar procesos interpretativos, argumentativos y propositivos” [6].

Entre las formas que los mismos centros de enseñanza superior han encontrado para captar la atención de los jóvenes, a través de metodologías lúdicas, están los talleres y los espacios virtuales. Los talleres de escritura creativa apoyados con tecnologías digitales permiten mejorar algunas de las habilidades de lectoescritura de los estudiantes [7]. Por otro lado, trabajar en un entorno virtual de aprendizaje implica una labor autónoma por parte de los aprendientes, les permite mejores desempeños que evidencian el desarrollo de la producción escrita [8].

La escritura creativa contribuye al desarrollo integral de la persona [5]. Cuando una persona escribe tratando de buscar un efecto adicional a la mera comunicación, o busca un punto de originalidad está practicando la escritura creativa [3]. El fin es emplear la imaginación, buscar la trascendencia, la proyección de las personas hacia sus ideales, también la paz y la armonía, tan necesarias en la vorágine actual. Este debate, como otros, forman parte de una agenda educativa innovadora que debe ser atendida con prioridad, en caso contrario continuaremos retrasando el fomento de una identidad cultural imprescindible en el mundo de las industrias creativas del siglo XXI.

[1] E. Flor. Escritura creativa. 16 de marzo de 2016. Retrieved from http://blogemiliana7.blogspot.com/2016/03/escritura-creativa-la-escritura.html
[2] A. Muñoz. ¿Qué es la escritura creativa? Cursos y talleres literarios. Central de escritura. 01 de octubre de 2016. Retrieved from https://centraldeescritura.com/blog/que-es-la-escritura-creativa/
[3] C. Guillen. Beneficios de la escritura creativa. La actualidad literaria. 12 de mayo de 2015. Retrieved from https://www.actualidadliteratura.com/beneficios-de-la-escritura-creativa/
[4] R. Arroyo. La escritura creativa en el aula de educación primaria. Orientaciones y propuestas didácticas. Grado de maestro en educación primaria. Universidad de Cantabria. 2015. Retrieved from https://repositorio.unican.es/xmlui/bitstream/handle/10902/7821/ArroyoGutierrezRaquel.pdf;sequence=1
[5] E. Morote. La escritura creativa en las aulas del grado de primaria. Una investigación-acción. Revista de estudios filológicos. Nº26, 2014. Retrieved from https://www.um.es/tonosdigital/znum26/secciones/estudios-18-la_escritura_creativa_en_el_grado_de_primaria.htm
[6] J. Sánchez y N. Brito. Desarrollo de competencias comunicativas mediante la lectura crítica, escritura creativa y expresión oral. Revista Encuentros, 13 (1), 117-141, 2015
[7] M. Villalobos-López, M. Gómez-Zermeño y L. González-Galbraith. (2013). Promoción de la escritura creativa a través de talleres apoyados con tecnologías digitales en escuelas unidocentes. Revista Q, 8 (15), 19, 2013.
[8] J. Haba, M. Alcantud y J. Peredo. Taller de Escritura Creativa para el desarrollo de la Competencia Literaria en Brasil. Didáctica. Lengua y Literatura. Vol. 27, 97-110. 2015 Retrieved from http://revistas.ucm.es/index.php/DIDA/article/viewFile/50868/47204

Written by abelsuing

octubre 11, 2018 at 8:59 am

Recuperemos nuestra cultura financiera

leave a comment »

Optimized-money-2696229_1920

En una época de ajustes económicos, emprendimientos tecnológicos y educación para la innovación parecería que están sobreentendidas algunas de las prácticas que caracterizan el ahorro y la inversión; sin embargo y a la luz de las frecuentes informaciones sobre déficits, endeudamientos y más, a nivel de administraciones públicas y de empresas, parece necesario fomentar la cultura financiera.

Una acepción clásica del concepto de economía es “ciencia de la administración de la casa”, que no involucra únicamente elementos materiales sino también valores, prioridades y acuerdos en pro un bienestar común. Como en un hogar, las empresas y los Estados enfrentan decisiones diarias para atender necesidades ilimitadas con recursos escasos. Los dilemas no son diferentes: Consumos presentes versus inversiones futuras, disciplina versus excesos, gastos básicos contra bienes superfluos.

El ingreso monetario, de una persona o de una familia, se dedica al consumo y al ahorro, así lo define la teoría macroeconómica; luego el ahorro se transforma en inversión fija e inicia un círculo virtuoso de desarrollo productivo. Pero, ¿Cómo formar el capital fijo? La respuesta la encontramos al volver los ojos a las familias y sus hábitos, o en otros términos, necesitamos mirar la cultura financiera de nuestra sociedad.

Cultura, según la RAE, es el conjunto de modos de vida y costumbres. Y cultura financiera es el dominio competencias diarias necesarias para tomar decisiones financieras con información y de una forma sensata a lo largo de la vida. Es decir, son prácticas enseñadas y aprendidas en la célula básica de la sociedad, el hogar.

En un hogar existen prioridades que deben atenderse: Alimentación, salud, educación, vivienda; luego vienen otras necesidades de auto realización y de orden espiritual superior. El propósito es ubicar las condiciones para que cada miembro de la familia viva de forma digna y alcance éxito en los ámbitos privado y público. Hay acuerdos y concesiones que aprendemos en familia. Apoyamos y recibimos apoyo.

Casi todos recordaremos que debimos reemplazar unas vacaciones por reparar la casa o pagar una deuda. También vendrá a nuestra memoria las cuentas que papá y mamá hacían para gestionar un crédito. Cuando, fruto de la disciplina familiar, existían fondos debía tomarse la decisión de dónde ahorrar, cómo invertir, cómo asegurar un poder de compra para el patrimonio familiar.

En Ecuador no cumplimos un cuatro de siglo desde la “dolarización”. Los jóvenes de hoy no vivieron las galopantes inflaciones monetarias y devaluaciones; de un día a otro nuestro capital perdía poder de compra. Los relatos de Eduardo Galeano sobre la injusticia de los ajustes macroeconómicos en América Latina nos ocurrieron de cerca: Un vecino que luego de vender su taxi no pudo adquirir otro, el amigo que debió emigrar en busca de empleo, el jubilado que no alcanzó a comprar una casa, y otras historias.

De fondo está la vivencia de la cultura financiera que sí poseemos los ecuatorianos, que frente a décadas de crisis económicas nos permitió sobrevivir y alcanzar sueños, unas costumbres que sin ser austeras nos ayudaron a formar patrimonios, un estilo de vida prudente sin que ello signifique inhibiciones.

Tal vez las tecnologías, las prisas, el esnobismo o la pérdida de valores nos han llevado a olvidar la importancia de la educación en el hogar, aprender del ejemplo de nuestros padres. He escuchado más de una vez a reconocidos expertos en economía que las mejores maestras en esta ciencia fueron sus madres, dignas señoras que entregaron alimentos y felicidad, y también ahorraron, centavo a centavo, para luego invertir en aquello que aseguró el futuro de sus hijos.

Este ejemplo de los hogares latinoamericanos es cultura financiera. Estas prácticas de base luego se diversifican en instrumentos, derivados o fondos de pensiones, dentro y fuera de cada país. Las denominaciones cambian pero los principios no.

Tal vez es el momento de volver a “los primeros amores”. Recordar cómo en casa, cada día recibimos, por más limitado que haya sido, el alimento que nutrió nuevos sueños. Los ecuatorianos poseemos una cultura financiera, que aunque no tenga el sitial de ciencia exacta en los círculos académicos, nos da un conjunto de claves para la vida en comunidad. Es tiempo de hacer práctica cotidiana de nuestros valores.

Written by abelsuing

junio 4, 2018 at 9:02 am

El consumo de radio y televisión de los estudiantes universitarios del #Ecuador

leave a comment »

Junto a y publicamos “El consumo de radio y televisión de los estudiantes universitarios del ” en Vol. 1, Núm. 57 (2018)

4420-17388-1-PB

Captura de pantalla 2018-01-19 a las 5.30.02 p.m.

Written by abelsuing

enero 19, 2018 at 5:42 pm

Hoy inauguramos la Maestría en Comunicación de @utpl con mención en #Investigación y #CulturaDigital

leave a comment »

Captura de pantalla 2017-04-03 a las 9.44.39 p.m.

Imágenes de la inauguración de la Maestría en Comunicación de UTPL

Imágenes de la inauguración de la Maestría en Comunicación de UTPL

Amables lectores comparto imágenes y las palabras que brindé hoy en el inicio de la Maestría en Comunicación de la UTPL en Ecuador.

Estimados Sr. Rector de la UTPL, Directora del Área Humanística de la UTPL, docentes investigadores del Departamento de Ciencias de la Comunicación, apreciados estudiantes de la Maestría en Comunicación:

Bienvenidos al inicio de un nuevo ciclo en los estudios de comunicación que proyectan una década en que la UTPL ha aportado a la formación e investigación en ciencias sociales en Iberoamérica y, de a poco, configura un referente académico.

Sobre la base de inspiración que nos transmite la Comunidad de Misioneros y Misioneras Identes en 2006 los docentes del Departamento de Ciencias de la Comunicación iniciamos un caminar hacia el diálogo con los intelectuales en nuestro campo de conocimiento, con sus relaciones e implicaciones con el desarrollo integral del Ser Humano. Parecía un sueño, un ideal que nos animaría a acercarnos a la “buena ciencia”. Hoy vemos concretada esta meta al estar en condiciones de compartir nuestra experiencia, la formación como doctores en Comunicación y Periodismo con nuestra comunidad para justos continuar a la misión de la Universidad:

Lee el resto de esta entrada »

Written by abelsuing

abril 3, 2017 at 10:03 pm