Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘economía

Más “auctoritas” y menos “potestas”

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/NinBgz

Imagen tomada de https://goo.gl/NinBgz

Por: Abel Suing arsuing@utpl.edu.ec

En su libro “En busca de respuestas”, el ex Presidente del Gobierno de España, Felipe González menciona la importancia del liderazgo basado en el “auctoritas” más que en el “potestas”. Estás expresiones, presentes en el Derecho Romano y de origen latino, refirieren el origen de la autoridad, fundada en el prestigio ganado u otorgada por un cargo.

“La “auctoritas” era una forma de legitimación social que procedía del saber, de la valía, una capacidad moral para emitir opiniones cualificadas que eran valoradas por la comunidad (…) La “potestas” por el contrario, hacía referencia a la capacidad legal para tomar decisiones; al cargo, al liderazgo formal”.

Desde otra perspectiva, “la “potestas” es la ley, se basa en un poder que no se cuestiona, se tiene y se ejerce, mientras que la “auctoritas” (…) se gana demostrando a los demás, a través de la experiencia, que se es digno de respeto”. La “auctoritas” es “el poder que da[n] las cualidades innatas de una persona, eso que da el respeto y la admiración. Si sólo tienes poder por “potestas”, una vez que termina tu cargo te quedas en nada”.

La reflexión de Felipe González identifica la necesidad de recuperar el espíritu de servicio y un “ethos” de vida común fundada en valores. Hechos como las quiebras financieras de 2008 o las diásporas humanas para evitar la pobreza en América Latina, África y Asia muestran fallas en los liderazgos porque han dejado de lado el bienestar de las mayorías.

Parecería que las acciones de los dirigentes de pequeñas instituciones, municipios o empresas no repercuten en la administración de los Estados, que la autoridad otorgada por una elección o un nombramiento galvaniza y legitima las decisiones que se tomen, pero no es así. Basta ver como los ecuatorianos viven el inicio de un ciclo de ajustes económicos y tal vez una ralentización de las políticas sociales a consecuencia, en primer término, de un mal liderazgo, de una generación de políticos que justificaron sus actos en la “potestas” en lugar que en el “auctoritas”.

Muchos ecuatorianos recordaran frases como “la majestad del poder” o “en una sola vuelta” que fueron utilizadas para señalar autoridad, también vendrá a su memoria las formas o los protocoles oficiales que los gobiernos locales y el nacional impusieron para hacer evidente la presencia de quienes detentaban una autoridad constituida en el poder.

Es el momento de recuperar las prácticas y la filosofía de los creadores de la jurisprudencia, fomentar el “auctoritas” entre docentes, colegas de trabajo, vecinos y en el hogar. La autoridad debe ser consecuencia del saber, de la experiencia, es el ejemplo que guía y convoca, debe procurar el bienestar colectivo. La vida en sociedad demanda de equilibrios, de acuerdos, de mutuas concesiones entre los habitantes de una ciudad, de un país, para ello es necesario que las instituciones y los líderes actúen sobre las bases de la mesura, la tolerancia, la verdad y la belleza.

 

Anuncios

Written by abelsuing

septiembre 3, 2018 at 9:06 am

Sugerencias para enfrentar la crisis económica del país

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/Z9c4Yb

Imagen tomada de https://goo.gl/Z9c4Yb

La semana anterior el Presidente de Ecuador Lenin Moreno, acompañado de su equipo, presentó las medidas económicas que el gobierno implementa para superar el déficit fiscal y atender las necesidades de desarrollo. El mensaje del Presidente fue velar por el bienestar y afectar en lo mínimo a los trabajadores, pero de una u otra manera todos sentirán cambios en sus ingresos económicos.

La reacción inmediata de los ecuatorianos es revisar las prioridades de gastos para evitar caer lo innecesario y, sobre todo, prevenir otros ajustes mayores. El sistema económico condiciona la vida en la sociedad. Al disminuir la capacidad de demanda, los consumos y el ciclo productivo se contraen. La reducción de personal y egresos en las instituciones públicas supone mermar las compras de bienes y servicios.

Las cifras macroeconómicas del país, de acuerdo a la Comisión Económica de América Latina, como el porcentaje de crecimiento del PIB, el monto de la deuda externa o la tasa de desempleo presentan tendencias preocupantes que muestran estancamientos o recesos. Es cierto que gran parte de la actividad económica estuvo sustentada en la inversión pública y que existieron políticas que frenaron el desarrollo de iniciativas privadas, pero sería adecuado contar con un aporte equilibrado de los dos sectores para motivar una rápida recuperación, sólo el Estado o sólo los particulares no pueden llevar la economía de una nación.

La macroeconomía, muchas veces tratada en lenguaje críptico, deriva hacia las empresas y las familias, y es entonces que cada ciudadano recibe los efectos de las medidas tomadas por la administración central. Probablemente las empresas, los negocios, los emprendimientos de reciente creación verán restringidas sus ventas y deberán estudiar qué alternativas o formas creativas deban aplicar para mover al denominado aparato productivo de Ecuador.

Como en otras crisis, o por efecto de la corrupción, serán las familias, los pequeños comerciantes y los ciudadanos sencillos los que día a día vuelvan a recuperar al país. Ante las limitaciones sale a flote la capacidad, la inventiva y el ingenio. Es hora de echar mano de la experiencia para ubicar estrategias con las cuales cada hogar supere estos, ojalá, meses de limitaciones. Ente los comportamientos más frecuentes estarán disminuir los gastos superfluos, optimizar los consumos, ahorrar energía, utilizar más los servicios públicos como el transporte, usar bienes sustitutos, reciclar, cuidar los depósitos en efectivo, emplear menos las tarjetas de crédito, evitar endeudarse, aplazar algunas inversiones y otras medidas que impliquen cuidar los recursos para atender a las cuatro grandes inversiones imprescindibles para la vida: Alimentación, salud, educación y vivienda.

Además, y como compromiso frecuente está el continuar madurando como sociedad para apropiarse, cada vez más, de las decisiones que tanto los gobiernos locales como el nacional tomen; y que las políticas públicas, así como los presupuestos, respondan efectivamente a las necesidades de la población. Hoy como hace veinte años los ciudadanos pagarán la factura de cuestionables manejos públicos. Es de esperar que esto prevenga efectos nocivos, y que la siguiente crisis económica ocurra en más de un cuarto de siglo.

Written by abelsuing

agosto 27, 2018 at 10:02 pm

Recuperemos nuestra cultura financiera

leave a comment »

Optimized-money-2696229_1920

En una época de ajustes económicos, emprendimientos tecnológicos y educación para la innovación parecería que están sobreentendidas algunas de las prácticas que caracterizan el ahorro y la inversión; sin embargo y a la luz de las frecuentes informaciones sobre déficits, endeudamientos y más, a nivel de administraciones públicas y de empresas, parece necesario fomentar la cultura financiera.

Una acepción clásica del concepto de economía es “ciencia de la administración de la casa”, que no involucra únicamente elementos materiales sino también valores, prioridades y acuerdos en pro un bienestar común. Como en un hogar, las empresas y los Estados enfrentan decisiones diarias para atender necesidades ilimitadas con recursos escasos. Los dilemas no son diferentes: Consumos presentes versus inversiones futuras, disciplina versus excesos, gastos básicos contra bienes superfluos.

El ingreso monetario, de una persona o de una familia, se dedica al consumo y al ahorro, así lo define la teoría macroeconómica; luego el ahorro se transforma en inversión fija e inicia un círculo virtuoso de desarrollo productivo. Pero, ¿Cómo formar el capital fijo? La respuesta la encontramos al volver los ojos a las familias y sus hábitos, o en otros términos, necesitamos mirar la cultura financiera de nuestra sociedad.

Cultura, según la RAE, es el conjunto de modos de vida y costumbres. Y cultura financiera es el dominio competencias diarias necesarias para tomar decisiones financieras con información y de una forma sensata a lo largo de la vida. Es decir, son prácticas enseñadas y aprendidas en la célula básica de la sociedad, el hogar.

En un hogar existen prioridades que deben atenderse: Alimentación, salud, educación, vivienda; luego vienen otras necesidades de auto realización y de orden espiritual superior. El propósito es ubicar las condiciones para que cada miembro de la familia viva de forma digna y alcance éxito en los ámbitos privado y público. Hay acuerdos y concesiones que aprendemos en familia. Apoyamos y recibimos apoyo.

Casi todos recordaremos que debimos reemplazar unas vacaciones por reparar la casa o pagar una deuda. También vendrá a nuestra memoria las cuentas que papá y mamá hacían para gestionar un crédito. Cuando, fruto de la disciplina familiar, existían fondos debía tomarse la decisión de dónde ahorrar, cómo invertir, cómo asegurar un poder de compra para el patrimonio familiar.

En Ecuador no cumplimos un cuatro de siglo desde la “dolarización”. Los jóvenes de hoy no vivieron las galopantes inflaciones monetarias y devaluaciones; de un día a otro nuestro capital perdía poder de compra. Los relatos de Eduardo Galeano sobre la injusticia de los ajustes macroeconómicos en América Latina nos ocurrieron de cerca: Un vecino que luego de vender su taxi no pudo adquirir otro, el amigo que debió emigrar en busca de empleo, el jubilado que no alcanzó a comprar una casa, y otras historias.

De fondo está la vivencia de la cultura financiera que sí poseemos los ecuatorianos, que frente a décadas de crisis económicas nos permitió sobrevivir y alcanzar sueños, unas costumbres que sin ser austeras nos ayudaron a formar patrimonios, un estilo de vida prudente sin que ello signifique inhibiciones.

Tal vez las tecnologías, las prisas, el esnobismo o la pérdida de valores nos han llevado a olvidar la importancia de la educación en el hogar, aprender del ejemplo de nuestros padres. He escuchado más de una vez a reconocidos expertos en economía que las mejores maestras en esta ciencia fueron sus madres, dignas señoras que entregaron alimentos y felicidad, y también ahorraron, centavo a centavo, para luego invertir en aquello que aseguró el futuro de sus hijos.

Este ejemplo de los hogares latinoamericanos es cultura financiera. Estas prácticas de base luego se diversifican en instrumentos, derivados o fondos de pensiones, dentro y fuera de cada país. Las denominaciones cambian pero los principios no.

Tal vez es el momento de volver a “los primeros amores”. Recordar cómo en casa, cada día recibimos, por más limitado que haya sido, el alimento que nutrió nuevos sueños. Los ecuatorianos poseemos una cultura financiera, que aunque no tenga el sitial de ciencia exacta en los círculos académicos, nos da un conjunto de claves para la vida en comunidad. Es tiempo de hacer práctica cotidiana de nuestros valores.

Written by abelsuing

junio 4, 2018 at 9:02 am

Diapositivas de los cursos de «Administración de medios» y «Prácticum 1.1»

leave a comment »

Comparto las presentaciones de los cursos de «Administración de medios» y «Prácticum 1.1» que impartí en la titulación de comunicación social de la UTPL en el semestre octubre/13 – febrero/14. Ha sido una experiencia grata y edificante encontrarme semana a semana con jóvenes atentos, interesados y dispuestos a investigar.

 

 

Apoyo local para la movilidad social

leave a comment »

Las políticas de asistencia social a grupos de población vulnerables procuran fortalecer la capacidades para la autosuficiencia y desarrollar las condiciones sociales, culturales y ambientales necesarias para que las personas cumplan con sus deberes y hagan efectivos sus derechos.

En lugares donde no hay tradición ni estructuras productivas fuertes el reto es procurar que las comunidades promuevan la generación de bienes y servicios a partir de ventajas diferenciadoras para relacionarse desde lo local con el mundo.

La tarea es un tanto compleja y parte de aceptar el letargo en que vivimos frente a unas estructuras de mercado que parece nos han asignado el papel de proveedores de insumos pero no ha reconocido las capacidades creativas de la zona.

Así y con las dificultades para generar empleo e ingresos, las políticas de asistencia buscan equilibrar las condiciones mínimas de salud, alimentación y educación pero es evidente que deben conducir a una movilidad social para que la población de niveles marginales y bajos avance a clases socioeconómicas medias.

El Estado y los particulares no tendrán la capacidad de emplear a toda la PEA; la explotación primaria y las industrias requieren de grandes inversiones para generar más puestos de trabajo, entonces queda el sector de servicios como espacio para desarrollar iniciativas que acojan y promuevan la movilidad social.

Esta reflexión pretende reconocer la urgencia de revisar aquellas líneas en donde la sociedad puede contribuir a generar empleo de camino a mejorar la dinámica productiva. Hemos escuchado de la potencialidad del turismo, la artesanía y las franquicias sociales, y es cierto que varias iniciativas y estructuras han sido montadas pero parece que falta revisar estas políticas para que más personas de grupos vulnerables participen. Será tal vez que nuestras concepciones están orientadas a apoyar medianos y grandes emprendimientos e inconscientemente nos negamos a respaldar a los pequeños empresarios y trabajadores autónomos, fomentando con ello las distancias sociales.

Tenemos la oportunidad y la urgencia de revisar nuestras capacidades productivas para identificar bienes y servicios que puedan ser producidos por grupos vulnerables pero además debemos comprometernos a respaldar estas propuestas en lo que podría ser la génesis de una nueva etapa de ciudades emprendedoras y productivas.

Written by abelsuing

enero 30, 2014 at 8:29 am

Información y debate frente a los nuevos escenarios para la comunicación en Ecuador

leave a comment »

La Ley Orgánica de Comunicación de Ecuador dio paso a un proceso que persigue ampliar espacios para el ejercicio de deberes y derechos de comunicación. La revisión de concesiones de frecuencias radioeléctricas, la conformación de órganos control de la comunicación, las orientaciones sobre publicidad y la transición hacia la digitalización de frecuencias ubican a ciudadanos, instituciones y empresas frente a un escenario de expectativas y temores.

Los cambios en la vida cotidiana, en ocasiones, provocan resistencias porque nos hemos acostumbrado a ciertas rutinas o perdemos una posición de confort, pero cuando los cambios son necesarios y provocaron bienestar son aceptados. Parece que falta conocer, informarnos y debatir las transiciones que vivimos.

Hay una contradicción entre el argumento de fondo y la práctica de los cambios en la comunicación. El espíritu de las normas es democratizar el acceso y difusión de información en razón de los mandatos constitucionales. Existen criticas por la legitimidad en la conformación de los integrantes del Consejo de Regulación de la Comunicación y el nombramiento del Superintendente de Comunicación sin embargo también es la oportunidad de que las instancias de control se legitimen a través de sus actos, como lo sugiere el Prof. Ramón Zallo, experto en políticas de comunicación.

Todas las propuestas y su aplicación necesitan ser conocidas, comprendidas y asumidas por la comunidad ya que el fin último es ayudarles a una mejor convivencia. Los medios, las empresas de comunicación, los mecanismos públicos de información están y justifican su existencia en tanto sean recibidos y estén integrados en sus respectivas sociedades.

Procurar que la balanza entre entretenimiento e información esté equilibrada, pero sobre todo sea aceptada por la comunidad parte de dialogar y explicar a cada ciudadano la motivación de los cambios y para esto es necesario un papel más activo del Estado que también permitiría orientar a las empresas de comunicación.

Written by abelsuing

octubre 16, 2013 at 8:45 am

Convocatoria de colaboraciones – Redes.Com 9

leave a comment »

Captura de pantalla 2013-08-07 a la(s) 11.23.53

CALL FOR PAPERS: REVISTA REDES.COM N.9

Coordinadora Monográfico

Dra. Daniela FAVARO GARROSSINI

Universidad de Brasilia

 

CIUDADES DIGITALES

 

Las tecnologías de la información y comunicación definen en nuestro tiempo nuevas condiciones de sociabilidad de la ciudadanía. Las herramientas y posibilidades insuficientemente exploradas de gobernabilidad, potenciación y desarrollo cultural y socioeconómico descentralizado, así como las estrategias alternativas de construcción solidaria de una nueva producción de espacio público local proyectan, en este sentido, nuevos modelos de urbanidad. La constatación de esta idea apunta la pertinencia y necesidad de repensar lo urbano como un problema fundamentalmente de comunicación y cultura. Pensar hoy el desarrollo y gobernanza local, considerando la función mediadora de las nuevas tecnologías en la planeación de ciudades creativas, significa, en coherencia, pasar del plano físico al universo simbólico como eje de referencia en las políticas públicas de modernización del territorio.

 

La ciudad, como sistema de comunicación, debe ser concebida como constitutivamente un espacio de aprendizaje. Hoy más que nunca, con la emergencia y socialización del ciberespacio, su geografía y lógica de organización se nos muestra variable e inextricable, como un bosque interminable de variantes, arbustos y espacios de vida natural y ecosistémicamente tramado por la densidad de vínculos y redes sociales. Lo local siempre ha sido un espacio diversificado, multicultural, un espacio objeto de continua reinvención de la identidad, pero hoy las nuevas tecnologías han acentuado estas propiedades, sometiendo al gobierno local a una transformación y reposicionamiento sin precedentes desde la constitución del Estado moderno.

 

La cuestión es pensar qué posibilidad de construcción de autonomía y proyección permiten los procesos de innovación tecnológica urbanos. Específicamente, qué objetivos y modelos de urbanidad son de interés público y cómo se están materializando los modelos de desarrollo de las llamadas Ciudades Digitales. Pues tal cuestionamiento da cuenta de la necesidad y pertinencia de una reflexión sobre el sentido final que justifica los modelos modernizadores de ciudad y, por ende, de las formas de ciudadanía que mediatizan las TICs, aspectos que, habitualmente, quedan al margen de la metodología y praxis del marketing urbano. Los planes generales de reordenación urbana, como mucho, testan las formas de privatización del espacio público, basadas en una férrea división del trabajo entre quienes diseñan y proyectan los nuevos imaginarios urbanos y el conjunto de la ciudadanía, convertida en figurante y consumidor del espectáculo creativo de la nueva marca-ciudad.

El reto de producción de la diversidad cultural, implícito en la Agenda 21 de la Cultura, constituye hoy un eje central en el ámbito de las políticas de desarrollo de las ciudades, por ser el ámbito de proximidad el que permite cumplir este principio de reconocimiento de la diferencia. Ahora bien, aún reconociendo el papel estratégico que pueden desempeñar  los municipios en esta labor, tal política pública plantea retos de articulación intergubernamentales, político-administrativos y socioculturales innovadores y problemáticos que requieren nuevas perspectivas y enfoques de investigación. La conexión entre los aspectos culturales y comunicativos, los tecnológicos y económicos, y los político-informativos apunta, en esa línea, la pertinencia de una comprensión global de la interrelación existente entre los diferentes niveles de acción y pertinencia, a efectos del análisis, adecuada al campo de las transformaciones socioculturales que estamos experimentando. Desde este punto de vista, hablar de creatividad, de cuencas de cooperación, de clusters de comunicación y cultura en políticas locales, remite a una mirada transversal sobre las complejas interconexiones de espacios en los territorios y nuevas formas de cultura urbana de la modernidad líquida.

 

La convocatoria del presente número monográfico de REDES.COM (9) procura a este respecto aportar nuevos conocimientos sobre los factores y elementos de innovación que contribuyen hoy a la planificación de la comunicación para el desarrollo local con las nuevas tecnologías, como información empírica sobre las lógicas democratizadoras de la sociedad de la información en el ámbito local, a fin de tratar de explicar las condiciones formales que procuran o por el contrario limitan los procesos de autonomía y apropiación social de la cultura digital en la promoción comunitaria y el desarrollo endógeno urbano de las reconocidas como ciudades digitales o creativas. Y ello procurando aportar nuevo conocimiento científico en un campo novedoso y en la frontera del saber de las ciencias sociales y las humanidades al ocuparse de un objeto material de estudio que, por principio, a decir de Peter Burke, exige de la investigación social una mayor atención a las fronteras y espacios de creatividad de las comunidades y pequeños grupos, analizando sus estrategias de innovación y adaptación creativa, en el límite de las complejas relaciones entre sociedad y cultura, estructura y cambio social, agenciamiento y determinación histórica, infraestructura material y trabajo autónomo y creativo.

 

Con ese objetivo, hacemos un llamamiento a la comunidad académica para aportar textos inéditos que indaguen de manera crítica y rigurosa en la relación Cultura Urbana, Territorio y Nuevas Tecnologías de la Información, a partir de las siguientes líneas de trabajo  y de algunas preguntas de investigación, a modo de sugerencia para los autores:

 

–          Ciudades Digitales y Participación Ciudadana.

–          Cultura Urbana e Industrias Creativas.

–          Políticas Locales de Comunicación y Cultura y Nuevas Tecnologías de la Información.

–          Gestión Local de la Información y Formación de Agentes Culturales.

–          Innovación Tecnológica y Desarrollo Local.

–          Economía de la Comunicación y Cultura Local.

–          Diseño y desarrollo de programas y servicios creativos.

–          Subculturas juveniles y regeneración urbana.

–          Derecho a la Ciudad y Políticas de Modernización del Territorio.

–          Ciudadanía y Movimientos Sociales

–          Movilidad Urbana y Nuevas Tecnologías de la Información.

–          Economía Social de la Comunicación y Desarrollo Urbano.

–          TICs y Culturas Emergentes en la Ciudad.

–          Teoría Urbana y Cibercultura.

–          Patrimonio inmaterial y Cultura Digital.

 

 

En definitiva, la comunidad académica está invitada a participar del número 9 de REDES.COM para abordar cuestiones centrales del interfaz Cultura Urbana/Territorio/Nuevas Tecnologías de la Información para pensar, ¿ qué sociedades y formas de agrupamiento local emergen de las redes telemáticas y desterritorializadas de información y comunicación ?. ¿ Qué modelos de sostenibilidad y desarrollo endógeno promueven las complejas dinámicas de intermediación del proyecto gubernamental de ciudades creativas ?.   ¿ Cómo son las formas y dinámicas de apropiación y uso social de las nuevas tecnologías que tienen lugar en los municipios que han planificado el uso público de estos recursos en el desarrollo local ?. ¿ Qué inflexiones y cambios se están produciendo en las ciudades, y diversas regiones geopolíticas, desde el punto de vista de la cultura urbana y la apropiación de los ecosistemas digitales ?. ¿ Qué desafíos y límites políticos y culturales plantean las TICs en el contexto de los planes de desarrollo municipal ?. ¿ Qué metodologías y criterios de evaluación son pertinentes para integrar los procesos de transformación cultural de las poblaciones locales ?.¿ Las políticas públicas en materia de Sociedad de la Información progresan en la dirección que apuntan los objetivos de democratización de la cultura digital ?. ¿ Cómo es definida y practicada realmente la ciberdemocracia ?. ¿ Las ciudades creativas están implementando metodologías y estrategias de evaluación adecuadas a la nueva cultura urbana y el ecosistema informativo ?. ¿ Qué indicadores y modelos de referencia en la evaluación son idóneos para producir la mudanza sistémica de las ecologías de vida ?.

 

En otras palabras, qué indicadores, variables y tipos de procesos hoy inciden en la apertura de dinámicas de desenvolvimiento local en las ciudades creativas, cómo tienen lugar estas dinámicas y qué factores inciden de forma determinante en la mayor o menor efectividad de estas políticas son cuestiones, a nuestro entender, prioritarias en la política científica contemporánea para entender el impacto y alcance de la nueva semiosfera de la cultura urbana.

CONVOCATORIA

Recordamos que Redes.com también mantiene abierta durante este periodo la convocatoria para la recepción de originales de cara a su publicación en la sección “Estudios”. Esta sección recoge informes de investigación, tesis, ensayos, experiencias y proyectos de investigación aplicada sobre todo tipo de temas relacionados con la comunicación desde una perspectiva de cambio social.

 

Fecha de publicación de la convocatoria: 25 de Julio de 2013

Fecha de cierre de la convocatoria: 1 de Diciembre de 2013

Recepción de originales y normas: http://revista-redes.com/index.php/revista-redes/about/submissions

Written by abelsuing

agosto 7, 2013 at 11:31 am