Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘Universidad

La @utpl, 48 años de fidelidad

leave a comment »

Katherine Neira Mejía junto al Rector de la UTPL, Dr. José Barbosa. Imagen tomada de https://www.webstagram.one/media/BxGXtjpAHkQ

Katherine Neira Mejía junto al Rector de la UTPL, Dr. José Barbosa. Imagen tomada de https://www.webstagram.one/media/BxGXtjpAHkQ

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El 3 de mayo se recuerda la fundación de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), institución que surgió para la educación integral de los jóvenes y para aportar al desarrollo del país desde el sur. La fundación de la UTPL, en 1971, le correspondió a la Comunidad Marista Ecuatoriana que sentó sólidas bases para la formación humanística, la investigación y gestión social del conocimiento.

Desde 1997, la Comunidad de Misioneras y Misioneros Identes es la responsable de proyectar la educación a distancia, formar investigadores, crear centros de transferencia de tecnología e internacionalizar a la UTPL a través de la promoción de su modelo, y de la pertinencia que posee para atender a los objetivos universales de desarrollo sostenible.

Los ideales de las comunidades religiosas católicas de Misioneros Identes y de Hermanos Maristas, que en un arriesgado resumen serían la educación en el éxtasis, la búsqueda de la santidad, la formación de “buenos cristianos y horados ciudadanos”, se cumplen en las oportunidades y posibilidades que brindan a miles de estudiantes que han cursado las aulas de la UTPL. Son muchas las personas que transitan la llamada movilidad social, hijos de familias obreras que acceden a la educación superior y luego ejercen de multiplicadores de sus experiencias, al final ocurre un cambio cualitativo en la sociedad.

Las cifras del progreso de la UTPL y los beneficios para Loja, la región y el país son varios, desde indicadores de producción científica hasta efectos en el PIB, tal vez hay consecuencias superiores a las proyectadas, pero la mayor evidencia es la creación de un polo científico y destino académico en Loja. La arriesgada apuesta por crear una universidad al sur de Ecuador, en una ciudad con pocas y deficitarias vías de comunicación que además apostó por un modelo de educación a distancia, poco conocido y no aceptado por todos, fue una tarea de fe que hoy continua, igualmente audaz fue, hace más de 15 años, procurar la formación de doctores e investigadores en las mejores universidades del mundo, que sin desvincularse hagan ciencia desde Loja.

La fidelidad a Cristo a través de cumplir los compromisos de sus comunidades religiosas, la apasionada búsqueda de la verdad, la humildad, el mejoramiento continuo, el diálogo con intelectuales son parte de las claves que permiten opinar y proponer, desde Loja, experiencias académicas y científicas, además muestran que hay cambios posibles, que el progreso no es una quimera, que todos pueden, y tienen derecho a, vivir mejor.

Felicidades a Loja y a la UTPL, gracias por seguir un modelo de crecimiento humanístico y decidir ser más.

Anuncios

Los títulos universitarios y el desarrollo científico del Ecuador

leave a comment »

registro-oficial-loes

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El reciente retiro de la propuesta de reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), de parte de la presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, que entre otros cambios consideraba la posibilidad de que un profesional que no cuente con doctorado (PhD) sí pueda ejercer como profesor titular o autoridad en una institución de educación superior, hace evidente la incomprensión de un sector de la ciudadanía sobre los procesos de mejoramiento de la educación y los posibilidades que ello supone.

Es cierto que la posesión de un título académico no es garantía de eficacia o de cambio radical de las condiciones de una institución, pero si allana el camino hacia la creación de un “ecosistema” de investigación e innovación. Pruebas de ello existen hoy en todas las universidades del Ecuador.

Una de las criticas frecuentes al inestable sistema político del país es la ausencia de políticas de largo plazo sobre la base de desconocer las acciones precedentes, parece que en cada inicio de gobierno se deben inaugurar políticas públicas. En el caso de la educación superior la ley vigente (LOES) propuso la instauración de una carrera y escalafón universitarios que demandan la formación de investigadores, trayectoria académica, movilidad, relación con pares y la generación de conocimientos acordes a tendencias y modelos internacionalmente aceptados.

Las universidades y los docentes han invertido ingentes cantidades de recursos para cumplir con la ley. En muchos casos debieron sistematizarse bancos de información, enriquecerse bibliotecas físicas y virtuales e iniciar procesos de competencias informacionales en simultáneo al desarrollo cotidiano de la docencia. No todos los maestros universitarios alcanzaron los títulos en los tiempos propuestos, pero se han sentado sólidas bases para una educación de calidad a la par, y en varios casos mejor, que el promedio regional.

Desde los primeros debates de la LOES se mencionó que los propósitos eran buenos pero que los plazos y niveles de cumplimientos resultaban impetuosos, pese a ello se avanzó. Hoy se piden revisiones y actualizaciones de parte de docentes y universidades para que existan ambientes cercanos a las nuevas realidades sociales y tecnológicas, pero no la eliminación de la norma porque implicaría una desinversión y condenar al Ecuador al rezago científico.

La presidenta de la Asamblea aleja su propuesta de reforma, pero ¿Cuándo vendrá otro político a sugerir cambios que erosionen la formación superior? La educación es una inversión a largo plazo. El éxito de las universidades es el triunfo del país. La garantía de un norte prospero para la universidad ecuatoriana vendrá del consenso y acción coordinada entre académicos y políticos visionarios.

Written by abelsuing

mayo 2, 2019 at 9:36 pm

20 años de la Carrera de Comunicación de la #UTPL, desde Loja al mundo

leave a comment »

1

Por Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Gracias a la visión de los Misioneros y Misioneras Identes, a los ideales de un grupo de profesores jóvenes y a las propuestas creativas de los profesionales del CITTES VIA Comunicaciones, la formación de comunicadores sociales, con la visión del humanismo cristiano, arrancó, en las modalidades presencial y a distancia de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) en 1999.

Las raíces del proyecto están, por lo menos, en dos ámbitos. Por un lado, los valores que inspira el P. Fernando Rielo, fundador del Instituto Id de Cristo Redentor, en la educación de profesionales comprometidos con la búsqueda de la verdad, ideal necesario en todos los campos, pero imprescindible en la comunicación de masas. Y, por otro lado, un conjunto de experiencias locales: La mínima oferta académica en periodismo o comunicación en el sur del Ecuador, los talleres de periodismo juvenil, el crecimiento de los medios de comunicación local y los cursos itinerantes de CIESPAL.

Los planes de estudio de la Carrera de Comunicación acogen lo mejor de las prácticas internacionales y el pensamiento comunicacional de Latinoamérica. Los ejes de formación son la educomunicación y la comunicación para el desarrollo.

Un elemento destacado, en la trayectoria de la Escuela de Comunicación de la UTPL, es la acreditación internacional que posee, desde hace nueve años. La calidad de los estudios es similar a la de otras instituciones del continente. El Consejo Latinoamericano de Acreditación en la Educación Superior en Comunicación CLAEP certifica que la malla de estudios, el cuerpo docente, el modelo de prácticas pre profesionales denominado gestión productiva, la infraestructura y las investigaciones de tesis responden a criterios de calidad, y garantizan una educación de alto nivel, pertinente para responder a los retos de la región.

Loja, cuenta con un equipo consolidado de docentes investigadores en ciencias de la comunicación, son 17 doctores en comunicación y periodismo cuyos trabajos son altamente referidos. Anualmente, cerca de 25 estudiantes obtienen su licenciatura. La taza de empleabilidad es alta. Destacadas personas han pasado por las aulas de la UTPL, muchos continuaron con éxito sus estudios de posgrado, dentro y fuera del país, y todos están contribuyendo a una mejor compresión entre ecuatorianos.

Hoy el equipo de docentes y directivos de la UTPL vuelven a atreverse a proyectar el futuro. ¿Cuál es el rol que los profesionales en comunicación deben cumplir en 2040? La respuesta está en construcción, pero en ella estarán algunas claves que ya se ensayan, por ejemplo, la articulación innovación, creatividad y comunidad a través del MediaLab, y la investigación académica de alto nivel desde la Maestría en Comunicación con mención en Investigación y Cultura Digital.

El factor común, en los primeros 20 años de la Carrera de Comunicación, es el talento creativo de personas que se atrevieron a soñar en grande, que decidieron ser más. Hay nuevos retos, su consecución será el éxito de Loja y del Ecuador.

Written by abelsuing

enero 23, 2019 at 9:11 am

Aulas abiertas a la movilidad académica

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/E8kZoi

Imagen tomada de https://goo.gl/E8kZoi

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Abrir las aulas implica que la comunidad educativa esté presta a recibir aportes, atender invitados y entregar sus talentos para multiplicar los aprendizajes. El concepto que subyace a estas acciones es el de movilidad académica, un factor clave en la formación de competencias docentes y de investigación.

Aprender y enseñar en el siglo XXI es fruto de la aplicación de tecnologías, la creación de nuevos ambientes, el intercambio de la mirada local por la cosmopolita, la empatía, la innovación y los descubrimientos, entre otras características. La universidad, es el nivel educativo que, estaría en mejores condiciones para provocar la movilidad de maestros y estudiantes, ellos podrían viajar y compartir con otras culturas. Para los expertos en educación, la movilidad es necesaria, desarrolla destrezas, crea relaciones personales imposibles de lograr en el aula.

Lamentablemente, América Latina no posee amplias experiencias en programas de intercambio como ocurre en Europa, donde el Proceso de Bolonia favorece la movilidad del profesorado y alumnado, y la internacionalización de la universidad. En nuestra región se intenta ubicar, en la agenda universitaria, la movilidad académica como elemento necesario para alcanzar la calidad.

Los convenios entre universidades han permitido avanzar en la movilidad académica, otro mecanismo es la figura del profesor visitante, éstas son estrategias que aportan mejores resultados que ciertas asociaciones o federaciones “institucionalizadas”.

Faltan establecer políticas que surjan del consenso, revisar los acuerdos y fijar hojas de ruta. Lo ideal es que los actores del sistema educativo nacional, docentes, investigadores y estudiantes muevan las voluntades y muestren la forma de hacer efectivos los mandatos que abren las puertas al intercambio. La principal limitante no es la ausencia de protocolos por parte de la autoridad de educación superior, hay otros factores como las mínimas propuestas de armonización de la gestión social del conocimiento.

Pensar hoy en una educación autárquica, que se abastece sola, es imposible. El comercio, las comunicaciones, la salud y muchos otros campos del desarrollo integral son frutos del trabajo internacional, del dialogo y de las visitas de estudiantes y profesores a otros centros educativos. Queda una sola vía, la internacionalización de la educación superior. Es urgente aprovechar ésta, relativamente nueva, faceta del aprendizaje.

Written by abelsuing

diciembre 4, 2018 at 11:55 pm

Nuestra internacionalización como clave de futuro

leave a comment »

La relación con pares académicos y profesionales de otros países ya no es una opción, que podrían cumplir las instituciones para alcanzar ciertos criterios de calidad, es una práctica diaria que dinamiza y proyecta el desarrollo. La relación entre personas de diferentes países se ha visto favorecida por las tecnologías de información y comunicación, hoy es rápido y económico identificar personas con intereses comunes e intercambiar mensajes.

Este entorno de apertura puede ser el preludio de amplias vinculaciones que lleguen más allá de un primer contacto y un reconocimiento de aspiraciones comunes. Los países latinoamericanos a más de compartir un idioma y una cultura tienen retos similares como la reducción de la pobreza, el incremento del empleo o la necesidad de mejorar las coberturas de salud y educación, entre otros. Una de las claves, en la búsqueda de soluciones, está en la internacionalización.

La movilidad física, los intercambios, las estancias en otras ciudades, de a poco, dejan de ser una excepción, orientada a “privilegiados” en las universidades y en las administraciones públicas, para convertirse en una realidad.

Las buenas prácticas de un municipio en temas como el transporte público, la atención a grupos vulnerables o la preservación arquitectónica son temas de interés en todos los países, que requieren ser enseñados y aprendidos, por lo cual es importante la movilidad de las personas y la internacionalización de las instituciones.

El entorno señalado implica un cambio de perspectiva para asumir una visión global de las prácticas locales; dejar un rol pasivo, en el sentido de esperar las influencias de otros, para generar tendencias. La internacionalización es un camino de dos vías, recibir, acoger lo foráneo, pero también mostrar los valores locales. Todos tienen elementos naturales, culturales, educativos y comerciales que mostrar y que conocer.

En el camino hacia la internacionalización los medios de comunicación son grandes aliados, así como la industria turística, pero no solo deben dar paso al consumo de viajes y gastronomía sino procurar una amplia comunidad latinoamericana que en su diversidad identifique claves de vida sustentable y que implícitamente proponga mayores razones para el libre tránsito de las personas. Una de las críticas frecuentes en los procesos de integración es que para visitar otros países deben cumplirse procesos de visado y seguros médicos, que probablemente frenan el interés de intercambios académicos. Pese a estos protocolos es de esperar que la internacionalización sea cada vez más frecuente, porque es una manera de pasar de ser hermosos paraísos tropicales a ser opciones seguras y confiables en las rutas culturales, educativas y de desarrollo del mundo.

Written by abelsuing

agosto 7, 2018 at 5:24 pm

Presencia de Facultades y Escuelas de comunicación en la Ley Orgánica de Comunicación de #Ecuador

leave a comment »

 

La Comisión Especializada Permanente de los Derechos Colectivos, Comunitarios y la Interculturalidad, de la Asamblea Nacional, está a cargo de estudiar los Proyectos de Ley Orgánica Reformatoria a la Ley Orgánica de Comunicación, para ello recibe aportes de ciudadanos y organizaciones. En este marco me permito sugerir, desde la experiencia en la gestión y la docencia universitarias, cuatro aportes a la Comisión que preside el asambleísta Jorge Corozo.

La primera sugerencia es modificar el numeral siete, del artículo 49 de la Ley Orgánica de Comunicación, para que el Consejo de Regulación de la Comunicación, desarrolle investigaciones y elabore estudios técnicos sobre la comunicación, de manera preferente y articulada con los Departamentos, Grupos de Investigación y las Redes Académicas, de las Escuelas y Facultades de Comunicación, del país. La razón es que la experiencia y la capacidad instalada para hacer investigación de calidad están en las Universidades. El Consejo de Regulación sería el gran armonizador de la investigación en comunicación para que, por ejemplo, las tesis y los trabajos de titulación sean publicados en la revista Cuadernos del Cordicom.

El segundo aporte, en el mismo artículo 49, referido a las atribuciones del Consejo de Regulación, es agregar un acápite que señale que, para las acciones de formación de los trabajadores de los medios de comunicación, en 3º y 4º nivel en diferentes modalidades de estudio, se convoque en primera instancia a las instituciones educativas nacionales; de no existir la oferta se procurarán opciones conjuntas entre instituciones nacionales y extranjeras. El propósito del órgano de regulación es elevar la cualificación de quienes operan los medios y hacen periodismo; y pese a haberse logrado opciones interesantes de formación con una Institución de Educación Superior española, hay una probable desvalorización del talento nacional, además de cierta inequidad en el acceso a las ofertas de las universidades ecuatorianas autorizadas por la Senescyt para educar en las modalidades a distancia y en línea.

La tercera sugerencia es agregar una acápite al artículo 50 de la Ley Orgánica de Comunicación, referente a los requisitos que deben cumplir los integrantes del Consejo de Comunicación. La propuesta es que sean profesionales, con título de 4º nivel, en disciplinas vinculadas con la comunicación o periodismo, o con el derecho constitucional o de comunicación, y haber ejercido profesionalmente y/o académicamente en el ámbito de la comunicación social, al menos 10 años con probidad notoria. En este punto coinciden expertos internacionales, juristas nacionales y representantes de medios de comunicación. Vale recordar que el tema de la cualificación estuvo presente en los proyectos presentados por los asambleístas Lourdes Tibán, César Montufar y Rolando Panchana para la vigente ley de comunicación. El Prof. Ramón Zallo, de la Universidad del País Vasco, señala que uno de los indicadores para conocer el grado de independencia de un Consejo de Comunicación, nacional o regional, es su composición.

El último aporte es agregar un ítem al artículo 80 de la Ley Orgánica de Comunicación, relacionado los objetivos de los medios públicos, para que éstos permitan el desarrollo de prácticas de Gestión Productiva, a los estudiantes de las Escuelas y Facultades de comunicación del país. El texto sugerido es: Prestar los espacios y condiciones necesarias para que los estudiantes, de grado y posgrado de las Escuelas y Facultades de Comunicación y Periodismo del país, realicen prácticas pre profesionales de Gestión Productiva, de acuerdo a las políticas y estándares de los medios de comunicación. Los medios de comunicación públicos deberían ser los espacios privilegiados para formar a los estudiantes universitarios, permitiendo que los jóvenes a través de dedicación personal y realizaciones concretas (Gestión Productiva) formen sus competencias y luego, sobre la base edificada, accedan al mundo laboral.

Hay otras necesidades que están relacionadas con la academia, como el acceso al Internet de forma equitativa por todos los habitantes del país. Hoy mucha información y medios de comunicación están disponibles en Internet, pero solo tienen acceso las personas que podemos pagar un canon, ¿Qué pasa con quienes no pueden pagar? ¿Qué pasa con los ciudadanos que viven en lugares donde no hay cobertura de Internet? ¿Tienen éstas personas iguales derechos a comunicarse que el restos de ecuatorianos? Hay un debate abierto al que deberemos seguir aportado, desde diferentes experiencias y ópticas.

 

Written by abelsuing

julio 11, 2018 at 9:11 am

“Primero Ecuador” ¿También en educación?

leave a comment »

download-1

La campaña de fomento y consumo de la producción nacional denominada “Primero Ecuador”, cuyos inicios ocurrieron hace una década, ha motivado a valorar la producción nacional y a impulsar a los emprendedores para que propongan alternativas e innovaciones con la confianza de que existirá un publico presto a conocer sus propuestas y a dar el espaldarazo inicial para que los bienes y servicios originados en Ecuador alcancen estándares internacionales. Entre los beneficios esta compaña está la creación de empleo, pero sobre todo el fortalecimiento de las capacidades nacionales.

El objetivo de la marca PRIMERO ECUADOR es:

“identificar a la producción nacional de calidad, fomentar el desarrollo del valor agregado, generar fuentes de empleo formal, mejorar la balanza comercial a través de la sustitución de importaciones y contribuir a la creación de una cultura de valoración de la industria nacional”.

Para concretar esta aspiración es necesario el concurso de particulares, empresarios, ciudadanos y del Estado; deben articularse círculos de generación y de demanda, espacios de negocios e incubación para que luego de un primer contacto sean la propia comunidad la que dinamice y motive una producción en condiciones de competir, ya no solo en mercados nacionales, sino también en el exterior.

La creación de valor agregado en el sector industrial, a través de políticas, programas y proyectos a consecuencia del trabajo armónico entre actores públicos y privados es un modelo a seguir en otros sectores estratégicos del Ecuador, como en la educación, sector prioritario y que probablemente sea el más delicado para el futuro.

Ciertamente, han existido políticas de fomento para la creación de valor agregado y de capital intelectual en la educación, en todos sus niveles. La educación superior recibió ingentes recursos para otorgar becas a los estudiantes y crear infraestructura, incluso hace pocos días fueron aprobadas reformas a Ley Orgánica de Educación Superior con el fin de democratizar el acceso y asegurar la calidad de la oferta educativa.

Sin embargo hay algunos elementos que muestran tareas pendientes en pro de incrementar la creación de conocimiento en Ecuador y de permitir su circulación internacional, sin que ello signifique autarquía o nacionalismos que lleven al rezago en las tendencias mundiales de investigación e innovación educativa. Estos acontecimientos sirven de ejemplo para solicitar apoyo a las autoridades y a los actores del sector para que, luego de evaluar la pertinencia de la oferta nacional, decidan apoyar a las instituciones o deriven a los educandos hacia universidades foráneas que, probablemente, luego se instalarían en Ecuador.

Ejemplo de lo referido es que para atender la demanda de maestrías, en varios campos, y al contar con expertos y doctores formados en las mejores universidades del mundo, las universidades ecuatorianas avanzan con los procesos administrativos y legales para aprobar nuevas opciones y de a poco acercar al país a una “explosión de la oferta educativa”, pero las mismas autoridades de regulación auspician, autorizan y acuerdan el ingreso de ofertas de otros países que presentan la misma calidad que las instituciones nacionales en programas ya instalados y en macha.

Otras críticas, que han ocurrido en las publicaciones y en los grados, han sido superadas en tanto los autores así como los educandos alcanzaron con merito el reconocimiento foráneo. Tal vez esto mismo falta en las ofertas educativas de tercer y cuarto nivel, que sean reconocidas fuera, por organismos de acreditación de la calidad internacionales para que los autoridades del país vuelvan sus ojos hacia las universidades locales y confíen que lo “hecho en Ecuador” es de calidad, porque además de cumplir con normas internacionales responden con pertinencia a resolver los problemas de su entorno inmediato.

Written by abelsuing

mayo 21, 2018 at 4:04 pm

Publicado en Opinión

Tagged with , ,