Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Archive for mayo 2019

Líderes visionarios para recuperar las instituciones

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Entre las cualidades que debe poseer un líder, la visión, la capacidad de proyectar el futuro, es tal vez la más importante. Las personas competentes para organizar procesos, administrar proyectos e innovar son necesarias para el buen funcionamiento de las instituciones, sin embargo, la visión que lleven los directivos será el factor fundamental para crear escenarios, motivar a sus equipos y alcanzar mayores oportunidades.

La primera misión, la primera tarea de un jefe, director, gerente u otro cargo de responsabilidad es tener visión. La visión construye ideales que comprometen, que aportan significados a las tareas.

La historia muestra que los líderes visionarios cambiaron el mundo, fueron personas comprometidas con grandes ideales, advirtieron el futuro y animaron a seguirlo, con su ejemplo brindaron confianza y fueron, ellos mismos, el cambio que deseaban alcanzar.

Hoy que las crisis suceden con frecuencia, que los escándalos rodean a varios gobiernos latinoamericanos, que nuevamente el peso de los ajustes deben pagarlo los más necesitados es tiempo de pedir visión a quienes dirigen ministerios, alcaldías, prefecturas, empresas, colegios, iglesias, es decir a todos los que guían.

¿Qué va a ocurrir mañana? ¿Cómo debe organizarse una comunidad? ¿Cuáles son las mejores fórmulas para los grandes acuerdos sociales? ¿Qué alternativas evitan la violencia y el narcotráfico?  Como estás, hay muchas preguntas que los teóricos buscan solucionar pero que implican procesos y compromisos. Desde instancias académicas se espera que los actores sociales se comporten de formas “previsibles” pero la realidad es dinámica y los modelos no se ajustan al día a día de las personas.

Faltan timoneles que sienten bases para diálogos amplios, que lleven a los ciudadanos a una mejor convivencia. La idea no es anular las estructuras de los Estados modernos, pero si humanizarlas, acercar las entidades a las personas, para ello son necesarios líderes visionarios, democráticos, humanistas.

Los líderes visionarios no son necesarios ahora, son requeridos siempre, tal vez sus valores los inhiben o están detenidos por un status quo que expolia los patrimonios públicos, entonces ha llegado la hora de solicitar a quienes poseen visión que la transmitan, que multipliquen sus saberes y experiencias. Se necesita, con urgencia, líderes visionarios para vivir en una Latinoamérica diferente, donde la vida digna no sea una declaración política sino una realidad vivida por todos.

Written by abelsuing

mayo 31, 2019 at 7:40 am

Una televisión pública de valores cívicos

leave a comment »

NEW

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Hace pocos días volvió al debate en Loja el cuestionamiento sobre la alta inversión económica realizada para implementar una emisora de televisión pública. Probablemente existan procedimientos a mejorar, pero no se escuchan críticas sobre los contenidos ni la misión del medio.

La televisión está para informar, formar y entretener, un medio público, fundamentalmente, educa y permite una línea de comunicación entre los ciudadanos y los administradores de una ciudad, región o país. Las características de servicio y altos estándares de calidad deberían ser consustanciales a la radio y televisión públicas.

Hay experiencias internacionales aleccionadoras sobre creatividad y nuevos formatos audiovisuales que han conquistado a las audiencias, pero también críticas sobre la injerencia política en la administración de los medios públicos, el reto es evitar que se conviertan en voceros de los gobiernos de turno.

Parte de los protocolos que garantizan autonomía son los estatutos de convivencia, la rendición de cuentas y, en lo posible, leyes que definan la gestión, financiamiento y propósitos de los medios públicos.

Una vez definidas las condiciones que permitan “pluralismo, diversidad, independencia editorial, financiación apropiada (..) y transparencia, la radiodifusión de servicio público puede servir como una piedra angular de la democracia”. Sin embargo, el verdadero baremo de calidad serán sus contenidos.

Una ciudad puede disponer de normas innovadoras y equipos de última data, y con ellos elaborar lo mismo que las estaciones privadas, pero también podría generar experiencias de vinculación de los ciudadanos para que cuenten sus historias, propongan contenidos cívicos y fomenten la paz.

¿Qué valores debe trasmitir la televisión? La respuesta es valores cívicos. De acuerdo a la Prof. Adela Cortina los valores cívicos necesarios para la vida en sociedades democráticas son libertad (entendida como participación, independencia y autonomía), igualdad, respeto activo (tolerancia), solidaridad; y, diálogo.

Hay mucho por hacer, muchas historias que contar y personas dispuestas a hacerlo. El alcalde, como el Presidente de la República, pueden animar procesos para que la radio y televisión públicas sean espacios de experimentación, espacios ciudadanos para cultivar valores cívicos.

No hay previsión capaz de imaginar los muchas propuestas, tiempos, formatos o condiciones que los ciudadanos crearán en una nueva televisión pública, pero seguro será mejor correr el riesgo de innovar a continuar con versión actual de medios públicos que no terminan de conectar con los ciudadanos.

Written by abelsuing

mayo 24, 2019 at 11:09 am

Presentación en la Mesa redonda “A 50 años de la creación de la Comunidad Andina”

leave a comment »

Estimados amigos: Comparto la presentación que realicé, en nombre de FELAFACS, en la Mesa redonda “50 años de creación de la Comunidad Andina”, efectuado en la Universidad Andina Simón Bolívar, sede Ecuador. Las diapositivas de la exposición aquí: PresentaciónUASB(2)

Portada

 

 

Written by abelsuing

mayo 16, 2019 at 2:46 am

La @utpl, 48 años de fidelidad

leave a comment »

Katherine Neira Mejía junto al Rector de la UTPL, Dr. José Barbosa. Imagen tomada de https://www.webstagram.one/media/BxGXtjpAHkQ

Katherine Neira Mejía junto al Rector de la UTPL, Dr. José Barbosa. Imagen tomada de https://www.webstagram.one/media/BxGXtjpAHkQ

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El 3 de mayo se recuerda la fundación de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), institución que surgió para la educación integral de los jóvenes y para aportar al desarrollo del país desde el sur. La fundación de la UTPL, en 1971, le correspondió a la Comunidad Marista Ecuatoriana que sentó sólidas bases para la formación humanística, la investigación y gestión social del conocimiento.

Desde 1997, la Comunidad de Misioneras y Misioneros Identes es la responsable de proyectar la educación a distancia, formar investigadores, crear centros de transferencia de tecnología e internacionalizar a la UTPL a través de la promoción de su modelo, y de la pertinencia que posee para atender a los objetivos universales de desarrollo sostenible.

Los ideales de las comunidades religiosas católicas de Misioneros Identes y de Hermanos Maristas, que en un arriesgado resumen serían la educación en el éxtasis, la búsqueda de la santidad, la formación de “buenos cristianos y horados ciudadanos”, se cumplen en las oportunidades y posibilidades que brindan a miles de estudiantes que han cursado las aulas de la UTPL. Son muchas las personas que transitan la llamada movilidad social, hijos de familias obreras que acceden a la educación superior y luego ejercen de multiplicadores de sus experiencias, al final ocurre un cambio cualitativo en la sociedad.

Las cifras del progreso de la UTPL y los beneficios para Loja, la región y el país son varios, desde indicadores de producción científica hasta efectos en el PIB, tal vez hay consecuencias superiores a las proyectadas, pero la mayor evidencia es la creación de un polo científico y destino académico en Loja. La arriesgada apuesta por crear una universidad al sur de Ecuador, en una ciudad con pocas y deficitarias vías de comunicación que además apostó por un modelo de educación a distancia, poco conocido y no aceptado por todos, fue una tarea de fe que hoy continua, igualmente audaz fue, hace más de 15 años, procurar la formación de doctores e investigadores en las mejores universidades del mundo, que sin desvincularse hagan ciencia desde Loja.

La fidelidad a Cristo a través de cumplir los compromisos de sus comunidades religiosas, la apasionada búsqueda de la verdad, la humildad, el mejoramiento continuo, el diálogo con intelectuales son parte de las claves que permiten opinar y proponer, desde Loja, experiencias académicas y científicas, además muestran que hay cambios posibles, que el progreso no es una quimera, que todos pueden, y tienen derecho a, vivir mejor.

Felicidades a Loja y a la UTPL, gracias por seguir un modelo de crecimiento humanístico y decidir ser más.

Los títulos universitarios y el desarrollo científico del Ecuador

leave a comment »

registro-oficial-loes

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El reciente retiro de la propuesta de reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), de parte de la presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, que entre otros cambios consideraba la posibilidad de que un profesional que no cuente con doctorado (PhD) sí pueda ejercer como profesor titular o autoridad en una institución de educación superior, hace evidente la incomprensión de un sector de la ciudadanía sobre los procesos de mejoramiento de la educación y los posibilidades que ello supone.

Es cierto que la posesión de un título académico no es garantía de eficacia o de cambio radical de las condiciones de una institución, pero si allana el camino hacia la creación de un “ecosistema” de investigación e innovación. Pruebas de ello existen hoy en todas las universidades del Ecuador.

Una de las criticas frecuentes al inestable sistema político del país es la ausencia de políticas de largo plazo sobre la base de desconocer las acciones precedentes, parece que en cada inicio de gobierno se deben inaugurar políticas públicas. En el caso de la educación superior la ley vigente (LOES) propuso la instauración de una carrera y escalafón universitarios que demandan la formación de investigadores, trayectoria académica, movilidad, relación con pares y la generación de conocimientos acordes a tendencias y modelos internacionalmente aceptados.

Las universidades y los docentes han invertido ingentes cantidades de recursos para cumplir con la ley. En muchos casos debieron sistematizarse bancos de información, enriquecerse bibliotecas físicas y virtuales e iniciar procesos de competencias informacionales en simultáneo al desarrollo cotidiano de la docencia. No todos los maestros universitarios alcanzaron los títulos en los tiempos propuestos, pero se han sentado sólidas bases para una educación de calidad a la par, y en varios casos mejor, que el promedio regional.

Desde los primeros debates de la LOES se mencionó que los propósitos eran buenos pero que los plazos y niveles de cumplimientos resultaban impetuosos, pese a ello se avanzó. Hoy se piden revisiones y actualizaciones de parte de docentes y universidades para que existan ambientes cercanos a las nuevas realidades sociales y tecnológicas, pero no la eliminación de la norma porque implicaría una desinversión y condenar al Ecuador al rezago científico.

La presidenta de la Asamblea aleja su propuesta de reforma, pero ¿Cuándo vendrá otro político a sugerir cambios que erosionen la formación superior? La educación es una inversión a largo plazo. El éxito de las universidades es el triunfo del país. La garantía de un norte prospero para la universidad ecuatoriana vendrá del consenso y acción coordinada entre académicos y políticos visionarios.

Written by abelsuing

mayo 2, 2019 at 9:36 pm