Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘ciudadanía

Asumamos la participación ciudadana

leave a comment »

La forma clásica de involucramiento en la vida democrática es el voto, pero es una manera pasiva ya que delega a otros la gestión de las políticas públicas. Para aproximar los gobiernos a sus ciudadanos y controlar cooperativamente la ejecución de planes y presupuestos públicos han sido creados, desde el siglo XX, los espacios de participación ciudadana.

En Colombia, México y en otros países están institucionalizados varios mecanismos, físicos y virtuales, de intervención en la gestión de los gobiernos locales; allí intentan responder a las necesidades identificadas por los ciudadanos. Sin embargo, la frecuencia y cobertura no depende solo de los mecanismos institucionales, sino del papel activo de las personas.

Al igual que en los procesos electorales, no siempre hay asistencia masiva para la toma de decisiones. El desarrollo y la calidad de los gobiernos será fruto de la edificación de un “ethos” público.

Ante los frecuentes anuncios de corrupción, de pérdida de oportunidades y de futuro hipotecado, las personas se manifiestan abiertamente contra los malos políticos y piden medidas ejemplares para castigar a los administradores que abusaron de su confianza, pero: ¿No fueron ésos mismos ciudadanos los que eligieron a las personas acusadas de corrupción?

Es una especie de circulo vicioso. Desde el origen de la República la corrupción y el abuso del erario público se repiten. Ecuador tiene un historial de atentados a los dineros públicos, lo han hecho administradores de derecha e izquierda, nacionales y locales; no parece un hecho que responda a ideologías pero si termina afectado, por igual, a toda la población.

La solución no estaría en la creación de marcos legales, pues Ecuador ha instituido la participación ciudadana en la Constitución Política, la ubica incluso como parte del sistema de comunicación social para llegar a un Estado de Derechos.

Según una definición jurídica:

“La participación ciudadana es una pieza fundamental del sistema democrático que promueve la construcción de una sociedad activa que ayudará a impulsar cualquier aspecto de la vida social, económica, cultural o política”.

Una de las vías a recorrer en la búsqueda de un mejor Estado es lograr un mayor nivel de compromiso, pero no con los mecanismos formales sino desde la vida diaria, desde las relaciones del barrio, la Escuela, del trabajo. En más de una ocasión los vecinos huyen de los comités porque es “mucha responsabilidad” o porque “los demás están acostumbrados a pedir pero no a aportar”; de seguir por este sendero continuará la emigración hacia destinos de mayor consciencia de la vida común.

Que el próximo gobierno local o nacional sea mejor que el actual no es una cuestión de suerte, será el resultado de la disposición a intervenir en la gestión de los recursos públicos a través de una real y efectiva “participación ciudadana”.

Anuncios

Written by abelsuing

julio 16, 2018 at 10:01 am

¿Loja en camino hacia ciudad violenta e insegura?

leave a comment »

Los residentes en Loja inauguramos el reciente feriado con la noticia de dos personas asesinadas en la vía de ingreso a la ciudad. Hecho alarmante que se suma a los recientes asesinatos de una madre y su tierno hijo, ocurrido hace pocas semanas; el hallazgo de los restos de María del Cisne Conde en abril; el secuestro y asesinato de Emilia Benavides en diciembre pasado, por no mencionar lo acaecido con turistas argentinos en la cercana Vilcabamba, ni los casos de violencia doméstica.

Las preguntas inmediatas son ¿Qué nos está ocurriendo? ¿Por qué? Y las respuestas múltiples. En la búsqueda de patrones que nos guíen a identificar las causas podríamos fijarnos en ciudades como Medellín o Sao Paulo, en ambas, y probablemente en otras, el desarrollo económico y el respeto están en la génesis de la puesta en marcha de alternativas para ir de la violencia a la seguridad.

Los macro problemas de las ciudades violentas estarían en la “urbanización acelerada, inflación de los grupos de juventud, desigualdad en aumento y altos niveles de impunidad. Entre otros, los peligros son tráfico de drogas, una abundancia de armas de fuego ilegales, el aumento de carteles y pandillas cibernéticas, y normas sociales que toleran la violencia”.

Será que: ¿Loja no cumple con los estándares de calidad de vida que la lleve a ser ciudad segura? Los mecanismos para ser ciudades seguras están agrupados en dos niveles. En un primer estrado están las medidas “leves” que involucran la participación activa de los habitantes para construir una “cultura ciudadana” puesta de manifiesto en campañas para recordar valores y buenas prácticas de convivencia, generar espacios públicos, observatorios que recomiendan ordenanzas a los cabildos y, la gestión de “presupuestos participativos” para desarrollo comunal.

En segundo nivel, de acuerdo a los expertos en urbanismo y seguridad, están las políticas públicas que administran los gobiernos locales y nacionales, entre estás “inversiones más sólidas en materia de seguridad y desarrollo (…) programas de transferencia de dinero condicionadas, apoyo para la primera infancia, para hogares con mujeres como jefas de hogar, y actividades extracurriculares”. Sobre la base de experiencias exitosas hay tres recomendaciones “que los gobiernos deben tener a la hora de crear políticas contra la violencia:

Como en todas las relaciones humanas, hay por los menos dos perspectivas de las posibles soluciones, la de autoridades y la de ciudadanos, que en este caso convergen hacia una meta común que es construir una ciudad segura que garantice mínimas condiciones para habitar, producir y mantener vínculos familiares.

¿Qué caracteriza a una ciudad segura? De acuerdo a la Unidad de Inteligencia de la Revista The Economist hay cuatro categorías: seguridad digital, seguridad sanitaria, seguridad de la infraestructura y seguridad personal, a la cuales se suma la innovación.

En este propósito ya existen experiencias que promueven prácticas para lograr ciudades seguras, por ejemplo en Quito están en marcha el modelo de ciudad segura de la ONU Mujeres. “El Programa Ciudades Seguras empezó a implementarse en la ciudad de Quito en 2013, en coordinación directa con varias dependencias municipales, en la actualidad (…) el Programa se ejecuta desde la Fundación Municipal Patronato San José y con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo”.

Las acciones de “política blanda” parecen más efectivas que intervenciones agresivas que a la final construyen “espirales de violencia”. Actualmente Quito participa del 8º lugar, en el nada halagador, ranking de ciudades inseguras del mundo, y por otro lado 42 de las ciudades más violentas del mundo están en América Latina.

Loja no está distante de los centros urbanos que han vivido traumáticas experiencias de violencia. Nos hemos preciado de estar distantes pero esto ya no ocurre. Pensar que las tecnologías de comunicación e información, la presencia de foráneos y el coletazo del narcotráfico mueven a la violencia parece que no es acertado. Sobre la breve base antes mencionada, la solución está en manos de los lojanos, debemos ser más y mejores ciudadanos; dejemos de esperar que otros propongan las soluciones cuando la convivencia pacífica empieza por entendernos con nuestros vecinos y juntos construir espacios de tolerancia.

Written by abelsuing

mayo 28, 2018 at 9:00 am

Publicado en Opinión

Tagged with , , , , ,

Fundar y habitar ciudades en la red

leave a comment »

Así como fueron fundadas las ciudades por descubridores y conquistadores en siglos pasados corresponde hoy fundar espacios en Internet. El gran territorio virtual ofrece posibilidades para crear ciudades digitales que serán habitadas por emigrantes y nativos deseosos de identificarse e interactuar con otras personas de iguales características.

El símil con ciudades físicas sirve para señalar la necesidad de crear sitios de referencia en Internet que permitan encontrar información y que las personas se reúnan para crear y custodiar los patrimonios que edifiquen.

La constante utilización de la red, la cada vez mayor digitalización de procesos y archivos, el empleo de aplicaciones para comunicación escrita y oral, el traslado de los medios de comunicación a Internet y muchas más actividades evidencian la importancia de este medio en nuestra vidas, pero así como hay servicios positivos también suponen riesgos por la falta de identidad, la pérdida de dominio, la utilización indebida de datos y la apropiación por terceros.

Una forma de evitar los riesgos es aproximar Internet a prácticas que hagan realidad el derecho a la comunicación, es decir que permitan “una comunicación libre, intercultural, incluyente, diversa y participativa […] el acceso universal a las tecnologías de información y comunicación [y] la creación de medios de comunicación social”, entre otros fines, conforme lo señala el artículo 16 de Constitución de Ecuador, por citar un referente.

Pero no solo la carta Magna de Ecuador menciona el derecho a la comunicación, la Declaración Universal de Derechos Humanos expresa en su artículo 19 que “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. En ente sentido Internet permite prácticas que nos acerquen al efectivo cumplimiento de un derecho universal.

Pero no basta declarar los derechos, hay que crear la condiciones para ejercerlos, por ello la idea de fundar ciudades digitales intenta expresar la oportunidad de crear sitios que desde la cultura local permitan recursos con los cuales las personas se aproximen para multiplicar la información que derive en desarrollo.

Desde estas prácticas no estará lejano el encontrar un Ecuador digital o una “Nueva Loja” digital en la cual habitemos para además de hacer uso de servicios públicos en la red podamos coincidir y derivar en prácticas reales de mayor calidad de vida, es decir emplear la red como un mecanismo de vinculación que dé lugar a mayores y más ricas experiencias de vida.

Written by abelsuing

julio 16, 2015 at 5:16 pm

Ciclo político y nuevas formas de gestión

leave a comment »

Estamos a horas de concluir la campaña política para elección de autoridades seccionales en Ecuador, han sido semanas y en algunos casos meses de expectativas y propuestas sobre cómo atender las necesidades de parroquias, ciudades y provincias.

Las condiciones para difundir las candidaturas han procurado ser similares, sin embargo se ha señalado desproporcionalidad en los medios de comunicación así como infracciones en las formas de hacer publicidad.

La participación en medios de comunicación tradicionales y nuevos resulta determinante para conocer y distinguir propuestas por eso ha sido grato escuchar y ver a políticos en diversos programas y formatos, desde informativos a familiares, además de su continua presencia en redes sociales.

Existe una «desmonopolización» y traslado desde espacios tradicionales a medios pequeños en donde hay más oportunidades de acercarse a las personas y conocer sus argumentos. Sería interesante indagar en la asimilación que la comunidad tiene sobre la oferta política, ahora que las condiciones tienden a ser equitativas deberíamos conocer por igual los planes de trabajo porque de lo contrario los espacios de información y publicidad fueron empleados para otros fines como atacar al contrario o quedarse en formas y no en argumentos de fondo.

También ocurre que las propuestas son tan cercanas que llegan a converger y solo son distintas respecto a quienes las proponen, entonces los electores discriminamos por simpatías, si es así ¿por qué los partidos y movimientos no acuerdan antes un plan común?

Hay muchas necesidades, desde servicios básicos a promoción intelectual, y cada vez hay también mejores profesionales que pueden cubrirlas, falta encontrar el punto en donde podamos edificar el desarrollo de la comunidad, para ello los políticos podrían, desde los espacios de comunicación, tender puentes para que los ciudadanos identifiquemos y juntos construyamos los bienes y servicios que esperamos.

En una sociedad en red con mejores medios de comunicación parece urgente escuchar las voces de la gente para buscar nuevas formas de gestión que no solo nombren sino que hagan evidente el pensamiento y acción de la colectividad.

Written by abelsuing

febrero 19, 2014 at 2:25 pm

«Jornadas ciudadanas por los Derechos de la Comunicación» en la UTPL. Nuevas preguntas sobre el proyecto de Ley Orgánica de Comunicación de Ecuador

leave a comment »

Entre ayer y hoy de desarrolló un ciclo de conferencias para reflexionar sobre el proyecto de Ley Orgánica de Comunicación de Ecuador, los medios púbicos y comunitarios, organizado por RTE Ecuador, la Empresa Pública de Medios y FLACSO, Sede Ecuador.

Contamos con la presencia de la Asambleísta María Augusta Calle, Rodolfo Muñoz y Giovanna Tassi entre otros invitados que compartieron con los estudiantes de comunicación social de la Universidades Nacional y Técnica Particular de Loja. Los diálogos fueron ricos y esclarecedores, incluso podría decir que recibimos la primicia sobre el empleo de la banda de 6 MHz al cambiar las transmisiones de análogas a digitales.

Durante el debate me interrogué sobre que podría consultar cuándo han pasado más de 4 años desde que se expidió la Constitución y 2 desde que se aprobó la última Consulta Popular, pensé que continuábamos discutiendo una propuesta que aborda elementos importantes pero no cubre todos, sin embargó recibí la grata noticia que han avanzado en aspectos que considero de fondo como el «dividendo digital» en lo pertinente al ejercicio de los medios, queda lo técnico para el proyecto de ley de telecomunicaciones como lo precisó la Asambleísta Calle.

Pienso que no tendremos una ley perfecta, pero si con elementos de proyección. Luego vendrá el reglamento de la ley, espero que no pasen otros 2 o 4 años. Sin embargo aún hay elementos por los que debemos bregar desde la ciudadanía, como la  TDT y sus aplicaciones interactivas como mecanismo para democratizar la información y el conocimiento. En este tema ¿Por qué ECTV no emite la señal de TDT junto a aplicaciones interactivas? Si la clave de la TDT es la interactividad.

Sigue presente el riesgo de quedarse en las formas cuando hay nuevos escenarios tecnológicos que se sobreponen y establecen como vías de comunicación a las que se accederá a través de pago, es decir más inforicos e infopobres.

En la jornada de hoy pude compartir con Gissela Dávila, Secretaria Ejecutiva de COPARE, quien compartió un taller sobre los medios comunitarios. Expresé que ojalá no ocurra lo que dice el adagio «hecha la Ley, hecha la trampa» al preguntarme ¿A quien comprarán los medios los contenidos? ¿Los mismos medios harán sus propios contenidos? ¿Qué géneros se incluyen en la cuota de producción nacional? ¿Realities, noticias, ficción, documental, farándula? Queda un largo camino en la construcción del Reglamento de la Ley  Orgánica de Comunicación. El evento de Loja sirvió de inicio de un camino que hay que seguir, están por verse los detalles, los procesos, «la letra menuda de los contratos».

Junto a (i-d) Isabel Ramos de FLACSO, Gissela Dávila de CORAPE; y, Ramiro Pozo de ECTV.

Junto a (i-d) Isabel Ramos de FLACSO, Gissela Dávila de CORAPE; y, Ramiro Pozo de ECTV.

Noticias relacionadas.

Written by abelsuing

junio 7, 2013 at 7:54 pm

Comunicación, ciudad y política en Loja

leave a comment »

El desarrollo de las redes de comunicación digital y móvil así como el fomento de las relaciones productivas en la sociedad del conocimiento han motivado un perfil de ciudadano interconectado e interdependiente que actúa a través de la Web y las redes sociales.

Las personas se comunican, intercambian opiniones y toman posiciones políticas en las redes.  Ya conocemos de varios hechos en los que la presión social originada en twitter llevó a que se revisen procesos o se cambien decisiones.  Recordemos el proceso de escrutinios en la última consulta popular de Ecuador.

A nivel local el colectivo de usuarios de redes sociales reflexiona cada vez más sobre lo que ocurre en la urbe y aunque es incipiente su irrupción en la escena política no son menos importantes los espacios que genera para un auténtico diálogo respecto a la ciudad y la búsqueda de alternativas que mejoren la convivencia.

La aparente despreocupación e impersonalidad de los “nativos digitales” cambia cuando hay canales de comunicación establecidos para el diálogo. La nueva ágora se construye en Internet. El propósito es encontrar espacios de proximidad, ambientes en los cuales puedan identificarse.

Contar con sitios públicos para conectarse a Internet de manera gratuita, como  ocurre en ciertos parques, es un mecanismo que fomenta la comunicación y ayuda a acercarnos a las nuevas modalidades de gestión pública pero parece que necesitamos crear protocolos para que el diálogo ciudadano pasé de las redes sociales a la acción y el compromiso.

Así como el surgimiento de los medios de comunicación de masas en el siglo XX exigió establecer políticas para garantizar el acceso ciudadano, el fenómeno emergente de la comunicación digital necesita de estructuras que viabilicen la participación de grandes volúmenes de personas.

Desde lo técnico a los contenidos conforma el espectro de comunicación que tiene el potencial de dinamizar las relaciones en la ciudades digitales 2.0  Esta oportunidad no solo está presente en las mega urbes, Loja también cuenta una oportunidad para edificar, para estar más conectada y ser participativa.  Podemos dejar de lado ciertas decisiones pero tal vez solo aplacemos crear un espacio que demandarán nuestros hijos.

Written by abelsuing

junio 1, 2012 at 12:42 am

La transparencia informativa

with one comment

Vivimos un conjunto de acontecimientos políticos que exteriorizan los intereses de la ciudadanía.  Temas recurrentes en las manifestaciones públicas son el pedido de garantías para ejercer el derecho a la libertad de expresión y que existan condiciones para que la información y la opinión sean transmitidas con fidelidad.

Existen subjetividades al momento de escribir o editar los hechos. Las personas que laboran en los medios de comunicación pueden provocar desequilibrios informativos cuando no dan iguales espacios a los diferentes puntos de vista, ni agotan las fuentes informativas.

Algunos estudios demuestran que los medios presentan sesgos, discontinuidades, débil aprovechamiento de los géneros periodísticos y varios otros aspectos.  A pesar de esta realidad los medios existen como vías para la expresión ciudadana.

En nuestro país no tenemos identificadas las posiciones editoriales de las empresas de comunicación. Predominan las iniciativas generalistas que intentan ser ecuánimes. Tampoco conocemos los criterios editoriales ni las razones que determinan la selección informativa.

Todas las personas tenemos afinidades a determinadas tendencias sociales o políticas pero aspiramos que no influyan en el trabajo de comunicación aunque inconscientemente nos lleven a decidir en relación de nuestros valores. Si esto ocurre probablemente sea mejor hacer públicas nuestras tendencias para que los ciudadanos contrasten los datos con medios ubicados en orillas distintas.

Esto no es nuevo en países europeos cuya historia habla de modelos informativos democráticos – corporativos y pluralistas –  polarizados en donde están claras la posición política y los valores que defiende cada medio.

Hay estándares universales en los que convergemos todos pero las discrepancias están en la forma de abordar y ejecutar las políticas que tendrán más tintes de ideologías de izquierda o derecha.  Una vez identificadas las preferencias será clara la agenda que promueven los medios y al final la comunidad construirá sus propias prioridades a partir de conocer las motivaciones de fondo de quienes trabajan con la información.

Debería ocurrir que la ideología no marque los aspectos técnicos y profesionales en la redacción, que los textos y las imágenes sean trabajadas para que reflejen de manera fidedigna la realidad, sin embargo hay indicios de que los datos son amplificados según la conveniencia de los editores.

En semanas anteriores recibimos dos versiones respecto a las marchas por defensa del agua y la otra por la democracia. En unos casos se minimizaba la cantidad de concurrentes, en otros se daba más importancia a algunos discursos.  O se hacia grandilocuencia de los detalles y no de los aspectos de fondo.  Otro ejemplo es la visita del Papa Benedicto XVI a México cuando en las transmisiones internacionales de televisión nos hablaban de multitudes y en imágenes solo veíamos esazas decenas de personas.

Parece que es momento de evaluar nuestras prácticas de comunicación. Habría que dejar claros los criterios editoriales porque es una forma de ser transparente y ganar en calidad ante las audiencias.  Pero sobre todo comprometernos en hacer un mejor trabajo de comunicación para la colectividad.

Written by abelsuing

abril 3, 2012 at 10:47 pm