Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘desarrollo

Búsqueda de la verdad, luego del levantamiento indígena de octubre de 2019

leave a comment »

Imagen tomada de https://www.flacso.edu.ec

Imagen tomada de https://www.flacso.edu.ec

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

En Ecuador se vive una tensa calma. La protesta social dejó heridas. Las interpretaciones de lo ocurrido son varias. El inventario de pérdidas incluye fallecidos y el deterioro de las relaciones entre ciudadanos, en este lamentable marco las atávicas posiciones regionalistas y racistas volvieron a emerger.

Los problemas de desarrollo deberán ser atendidos por las próximas generaciones porque los líderes actuales, que contaron con oportunidades y recursos para progresar en paz, no los solucionaron.

En las demandas del movimiento indígena y de las medidas de política económica del gobierno hay puntos de coincidencia, por ejemplo, la atención a los más necesitados y las compensaciones directas, pero ¿cómo lograrlo y quiénes deben hacerlo?

Como un bumerán, se vuelve a punto de partida: ausencia de líderes en valores, mínimos desempeños en las instituciones, débiles programas de salud y educación, es decir, debilidades que la mayoría de la población pretende que sean compensadas. Si es así, ¿qué falta?

En un entorno de lo superfluo, de apariencias, donde algunos medios de comunicación entregan, en sus franjas de más audiencia, las versiones criollas de realities de imitadores y mundos de hedonismos, probablemente lo primero que deba reponerse sea la verdad.

Es urgente que la sociedad se mire al espejo, se reconozca, se acepte y comprenda que una mejor calidad de vida será consecuencia de comportamientos sobrios, de sacrificios, de prioridades, pero también de alegrías sinceras. A mejores niveles de bienestar no se llega criticando las faltas del vecino sino superado las propias limitaciones.

Las claves del futuro no las tienen los expertos, politólogos o macro economistas. Ellos ayudan, pero no son genios ni tienen la panacea. La administración de un país, en lo esencial, no es distinto de la administración de una casa. Necesidades ilimitadas, recursos escasos e identificación de prioridades son los factores que tanto padres de familia como gobernantes deben manejar.

Los primeros pasos en pro de mejores días deberían estar guiados por la búsqueda constante de la verdad, de lo contrario, la noche del 13 de octubre de 2019 habrá iniciado el siguiente levantamiento indígena, así como una nueva época de pobreza en la República del Ecuador.

Cite as

Suing, Abel. (2019, October 18). Búsqueda de la verdad, luego del levantamiento indígena de octubre de 2019. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3516535

Written by abelsuing

octubre 23, 2019 at 2:06 am

De la aporofobia a la aporofilia en América Latina

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

La filosofa española Adela Cortina concibió la palabra “aporofobia” para denominar al rechazo hacia los extranjeros pobres, la negación, el alejamiento de las personas precarias de sustento material. La fobia es el miedo, en este caso un sufijo para adjetivar al pobre que deriva en hostilidad. En contraposición están las filias, grupos de aficiones o atracciones. Ambos términos describen comportamientos atípicos en psicología.

Por un lado, se debería aceptar al extranjero pobre, y por otro, practicar la solidaridad, la tolerancia a los marginados, sin caer en el fomento de la mendicidad.

La profesora Cortina contrapone la fascinación por los turistas ante la exclusión de los inmigrantes pobres, los primeros traen dinero y los otros, necesidades. Hay políticas para crear infraestructuras y servicios orientados a la hospedería, pero no se disponen sitios para cubrir las necesidades básicas de los extranjeros indigentes, se olvida que son seres humanos, personas con derechos y libertades.

En sociedades de gran circulación de ciudadanos y mercancías, como las actuales, ocurren distorsiones entre incentivos y barreras al tránsito de ricos y pobres. Los discursos de exclusión, de odio a los diferentes se escuchan de norte a sur. Los norteamericanos rechazan a los mejicanos sin trabajo, los argentinos a los bolivianos indígenas, y así en cada país, pero en realidad se estaría iniciando un proceso de marginalidad en todo el continente.

Si los obreros, las personas de bajos ingresos no pueden participar en actividades productivas implicará que no habrán señales que motiven la creación de bienes y servicios, al final se quedarían los ricos, rodeados de cosas, sin personas con quienes cohabitar.

La aporofobia tal vez sirva para visibilizar la génesis de los grupos terroristas, del coyoterismo, del tráfico de personas y otras lacras sociales del siglo XXI que los políticos no han sabido, o no han querido solucionar; en general el origen de estos males estaría en el abrumador egoísmo de unos pocos que se han servido de las instituciones para acumular riquezas y fuerza, pero han dejado a la mayoría con carencias sin fin.

En el centro de la aporofobia y la aporofilia están comunidades, como la ecuatoriana, que se muestran lejanas, indiferentes a la pobreza, la ven como parte de su “realidad”, pero no se percatan que en el futuro podrían se ellas las que deban emigrar.

Hoy es un buen momento para evaluar cómo, desde cada hogar, se pueden crear condiciones para acoger y ayudar a los forasteros pobres, es probable que ellos no hayan tenido opción. Ojalá que se practique la aporofilia como un primer paso hacia una mejor compresión de los fenómenos sociales y políticos de la región.

Cite as

Suing, Abel. (2019, July 30). De la aporofobia a la aporofilia en América Latina. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3362634

Written by abelsuing

agosto 7, 2019 at 11:34 pm

Cooperación y creación de capacidades locales

leave a comment »

1234

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

La gestión de los nuevos gobiernos locales en Ecuador inicia con diagnósticos para, sobre la base de necesidades prioritarias, elaborar las planificaciones correspondientes. La economía, tanto de las administraciones públicas como privadas, debe atender necesidades ilimitadas con recursos escasos, procura los mejores logros con los medios disponibles.

El cumplimiento de los compromisos expresados en las campañas electorales dependerá de la capacidad negociadora de los gobernantes y de los recursos disponibles. No será extraño encontrar déficits, espacios por cubrir entre las aspiraciones y la realidad, generados por la naturaleza misma de los procesos, entonces deberá recurrirse a alternativas que permitan ofrecer obras y servicios, entre las opciones están los apoyos foráneos, la contratación de deuda y la formación de capacidades locales para, en el mediano plazo, contar con desarrollos sustentables.

Conocedores de la demanda capacidades locales, varios alcaldes proponen convenios de colaboración con universidades, fundaciones, iglesias, gobiernos zonales y otros organismos para suplir sus necesidades, éstas articulaciones son convenientes y de beneficio mutuo desde la perspectiva del desarrollo zonal y regional, pero que no deben relegar los procesos de formación de talentos para que el know how sea concebido por los mismos habitantes, de lo contrario se avanzará a nuevas dimensiones de dependencia.

De entre las muchas causas del subdesarrollo la débil formación de los recursos humanos está vinculada a la poca valoración de los profesionales del entorno. No es extraño encontrar, entre los vecinos de una comunidad, a aquellos que piensan que lo mejor está fuera, que hay que viajar a otras ciudades en busca de especialistas. Cientos de personas transitan por largos tramos en búsqueda de médicos, arquitectos, comunicadores e ingenieros de otras ciudades, igual ocurre con las familias que viven en las ciudades capitales quienes viajan al exterior ¿Será que hay incapacidad real o es un tema cultural?

Más allá de los anecdotarios, el inicio de la gestión de los gobiernos locales del Ecuador es un buen momento para fomentar la cooperación de la mano de la inversión en las personas, en el capital humano, porque es una vía para disminuir la dependencia y apreciar la identidad.

Written by abelsuing

junio 10, 2019 at 3:41 pm

La @utpl, 48 años de fidelidad

leave a comment »

Katherine Neira Mejía junto al Rector de la UTPL, Dr. José Barbosa. Imagen tomada de https://www.webstagram.one/media/BxGXtjpAHkQ

Katherine Neira Mejía junto al Rector de la UTPL, Dr. José Barbosa. Imagen tomada de https://www.webstagram.one/media/BxGXtjpAHkQ

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El 3 de mayo se recuerda la fundación de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), institución que surgió para la educación integral de los jóvenes y para aportar al desarrollo del país desde el sur. La fundación de la UTPL, en 1971, le correspondió a la Comunidad Marista Ecuatoriana que sentó sólidas bases para la formación humanística, la investigación y gestión social del conocimiento.

Desde 1997, la Comunidad de Misioneras y Misioneros Identes es la responsable de proyectar la educación a distancia, formar investigadores, crear centros de transferencia de tecnología e internacionalizar a la UTPL a través de la promoción de su modelo, y de la pertinencia que posee para atender a los objetivos universales de desarrollo sostenible.

Los ideales de las comunidades religiosas católicas de Misioneros Identes y de Hermanos Maristas, que en un arriesgado resumen serían la educación en el éxtasis, la búsqueda de la santidad, la formación de “buenos cristianos y horados ciudadanos”, se cumplen en las oportunidades y posibilidades que brindan a miles de estudiantes que han cursado las aulas de la UTPL. Son muchas las personas que transitan la llamada movilidad social, hijos de familias obreras que acceden a la educación superior y luego ejercen de multiplicadores de sus experiencias, al final ocurre un cambio cualitativo en la sociedad.

Las cifras del progreso de la UTPL y los beneficios para Loja, la región y el país son varios, desde indicadores de producción científica hasta efectos en el PIB, tal vez hay consecuencias superiores a las proyectadas, pero la mayor evidencia es la creación de un polo científico y destino académico en Loja. La arriesgada apuesta por crear una universidad al sur de Ecuador, en una ciudad con pocas y deficitarias vías de comunicación que además apostó por un modelo de educación a distancia, poco conocido y no aceptado por todos, fue una tarea de fe que hoy continua, igualmente audaz fue, hace más de 15 años, procurar la formación de doctores e investigadores en las mejores universidades del mundo, que sin desvincularse hagan ciencia desde Loja.

La fidelidad a Cristo a través de cumplir los compromisos de sus comunidades religiosas, la apasionada búsqueda de la verdad, la humildad, el mejoramiento continuo, el diálogo con intelectuales son parte de las claves que permiten opinar y proponer, desde Loja, experiencias académicas y científicas, además muestran que hay cambios posibles, que el progreso no es una quimera, que todos pueden, y tienen derecho a, vivir mejor.

Felicidades a Loja y a la UTPL, gracias por seguir un modelo de crecimiento humanístico y decidir ser más.

Los títulos universitarios y el desarrollo científico del Ecuador

leave a comment »

registro-oficial-loes

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El reciente retiro de la propuesta de reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), de parte de la presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, que entre otros cambios consideraba la posibilidad de que un profesional que no cuente con doctorado (PhD) sí pueda ejercer como profesor titular o autoridad en una institución de educación superior, hace evidente la incomprensión de un sector de la ciudadanía sobre los procesos de mejoramiento de la educación y los posibilidades que ello supone.

Es cierto que la posesión de un título académico no es garantía de eficacia o de cambio radical de las condiciones de una institución, pero si allana el camino hacia la creación de un “ecosistema” de investigación e innovación. Pruebas de ello existen hoy en todas las universidades del Ecuador.

Una de las criticas frecuentes al inestable sistema político del país es la ausencia de políticas de largo plazo sobre la base de desconocer las acciones precedentes, parece que en cada inicio de gobierno se deben inaugurar políticas públicas. En el caso de la educación superior la ley vigente (LOES) propuso la instauración de una carrera y escalafón universitarios que demandan la formación de investigadores, trayectoria académica, movilidad, relación con pares y la generación de conocimientos acordes a tendencias y modelos internacionalmente aceptados.

Las universidades y los docentes han invertido ingentes cantidades de recursos para cumplir con la ley. En muchos casos debieron sistematizarse bancos de información, enriquecerse bibliotecas físicas y virtuales e iniciar procesos de competencias informacionales en simultáneo al desarrollo cotidiano de la docencia. No todos los maestros universitarios alcanzaron los títulos en los tiempos propuestos, pero se han sentado sólidas bases para una educación de calidad a la par, y en varios casos mejor, que el promedio regional.

Desde los primeros debates de la LOES se mencionó que los propósitos eran buenos pero que los plazos y niveles de cumplimientos resultaban impetuosos, pese a ello se avanzó. Hoy se piden revisiones y actualizaciones de parte de docentes y universidades para que existan ambientes cercanos a las nuevas realidades sociales y tecnológicas, pero no la eliminación de la norma porque implicaría una desinversión y condenar al Ecuador al rezago científico.

La presidenta de la Asamblea aleja su propuesta de reforma, pero ¿Cuándo vendrá otro político a sugerir cambios que erosionen la formación superior? La educación es una inversión a largo plazo. El éxito de las universidades es el triunfo del país. La garantía de un norte prospero para la universidad ecuatoriana vendrá del consenso y acción coordinada entre académicos y políticos visionarios.

Written by abelsuing

mayo 2, 2019 at 9:36 pm

Autoestima y participación ciudadana

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/Mz5tTQ

Imagen tomada de https://goo.gl/Mz5tTQ

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

La autoestima es la consideración, la visión que tienen de sí mismas las personas y es generalmente positiva, de acuerdo a la Real Academia Española de la Lengua. Tal como sucede a nivel individual también las comunidades deben conocerse, valorar sus fortalezas y comprender las diferencias para interactuar en sociedad; unos pueblos requieren de otros, necesitan dialogar para complementar sus carencias sobre la base de la comprensión y la empatía. Desde esta perspectiva, una subestimación o sobrestimación puede derivar en la ruptura de la comunicación y en relaciones inequitativas.

Todas las personas poseen cualidades que además de hacerlas diferentes provocan la vinculación con otros. No hay más opción que la convivencia. Lamentablemente ocurren interferencias o anteposición de intereses que alejan a las personas y a los pueblos, pero cuando existe una justa apreciación de las capacidades, las dificultades son evitadas.

La autoestima se construye a diario. Así como los ciudadanos deben educarse y cumplir con preceptos para conocer y defender sus identidades, las naciones proponen sistemas y servicios públicos en educación, seguridad y más para cultivar sus identidades y autoestima, fruto de ello hay referentes, buenas prácticas, personajes y fechas de conmemoración. Pero, ¿Qué ocurre cuando hay una mínima autoestima ciudadana?

La desvalorización del patrimonio, la dependencia, las desiguales relaciones comerciales, la ausencia de una cultura política, la corrupción, la imitación e instituciones inestables serían, en parte, consecuencia de una baja autoestima ciudadana. Quienes habitan en países en vías de desarrollo están expuestos a continuos mensajes y conceptos de infravaloración, de dependencia y tal vez mendicantes que llevan a escenarios de inestabilidad o de fatalidad al concluir que no será posible cambiar las condiciones estructurales.

Como en la metáfora de las personas, las naciones pueden y deben partir de su aceptación y de la constante recordación de sus valores y cualidades, no hay naciones buenas y malas por causas naturales, su conformación es consecuencia de los acuerdos y trabajos de sus habitantes, recordar esto es una tarea en la que pueden hacer mucho los medios de comunicación. Por otro lado, la autoestima parte de potenciar los valores que poseen las personas y los pueblos. Hay un aforismo popular aplicable: Hacer la mejor cesta con los mimbres que se tiene.

Sentadas las bases de la autoestima se podrían cuidar los frutos alcanzados a consecuencia de la decidida participación ciudadana en la gestión de los bienes y servicios públicos, de lo contrario ¿Cómo defender lo que no se aprecia? Probablemente la débil participación ciudadana y control social estén explicados en la necesidad de edificar una sólida autoestima nacional. En Ecuador no falta la arquitectura jurídica para la participación ciudadana, pero ocurre que no se ejecuta.

La participación democrática “se sustenta en principios y valores como la responsabilidad, el respeto, la tolerancia y el ejercicio de la libertad e involucra aspectos emocionales de la conducta ciudadana”, es decir, la autoestima y la participación serían las dos caras de una moneda. En paralelo a los sistemas jurídicos y legislativos deberían ir los sistemas educativos porque son los andariveles que permiten a los ciudadanos avanzar hacia mejores niveles de paz y desarrollo.

Written by abelsuing

marzo 5, 2019 at 3:28 pm

Visita de Grupo Faro

leave a comment »

El pasado 29 de enero visitaron la UTPL Orazio Belletini y Adriana Arellano, Director Ejecutivo y Directora de Investigación de Grupo Faro con ocasión de la presentación del libro electrónico «Más Saber América Latina: potenciando vínculos entre think tanks y universidades».

El libro que recopila nueve estudios y un estudio regional editado por José Joaquín Brunner, del Centro de Políticas Comparadas de Educación de la Universidad Diego Portales en Chile y Orazio Bellettini y Adriana Arellano de Grupo FARO. El lanzamiento del libro se llevó a cabo a fines del año pasado en Santiago de Chile y también en Manta y Guayaquil.

Luego del acto se mantuvo una charla con los investigadores de los Departamentos de Economía y Comunicación para sugerir posibles acciones de cooperación e investigación en torno a políticas públicas.

(i-d) Juan Pablo Suárez, Santiago Ochoa, Hernán Yaguana, Tanya Tandazo y Orazio Belletini

(i-d) Juan Pablo Suárez, Santiago Ochoa, Hernán Yaguana, Tanya Tandazo y Orazio Belletini

Written by abelsuing

febrero 3, 2015 at 5:14 pm