Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘comunicación

¿Quién defiende a los periodistas?

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

A propósito del reclamo, de la madre de un funcionario público ecuatoriano recientemente fallecido, a un medio de comunicación y sus periodistas por supuestamente ser responsables del quebranto de salud y muerte de su hijo, surgen cuestionamientos sobre la función pública, el trabajo de los medios de comunicación social y la protección de los periodistas.

En medio de las crisis sanitaria y económica se descubren en secuencia hechos de corrupción. Las articulaciones entre malos políticos, inconscientes administradores de salud y delincuentes de “cuello blanco” despojan a médicos y enfermeras de los instrumentos para servir a los demás.

De a poco se identifican las deplorables condiciones materiales y humanas en un trance sin precedentes en la historia de Ecuador, y probablemente del mundo. En la incertidumbre la población busca la verdad, las claves que permitan sobreponerse. Frente a las noticias falsas y las discusiones estériles en redes sociales, los medios de comunicación tradicionales, particularmente la radio y la TV, tal vez por su inmediatez, capitalizan aceptación y credibilidad, pero además cuentan con profesionales que indagan y ubican evidencias sólidas.

Frente a la vorágine de datos que parecen incongruentes, los periodistas y portales informativos han abierto vías para que las autoridades tomen cartas en identificar delitos.

El periodista no es juez, busca historias, da voz a los ciudadanos, explica los hechos, los contextualiza; le motiva servir, ayudar a una mejor convivencia. Debe ser riguroso en verificar las informaciones, cotejar fuentes y proteger la integridad de las personas. En esencia, no pretende edificar o destruir personajes, quien lo haga no es periodista.

Sin embargo, no hay condiciones estables para hacer periodismo de investigación. En torno a “modus operandis” bien articulados, conciencias compradas, economías condicionadas y una aparente indolencia de los ciudadanos, aquel que haga periodismo de calidad será un Quijote, un soñador, pero un hombre o mujer necesario para una sociedad diferente. Se tendrá a sí mismo y a los pocos amigos que lo apoyen.

Desde el inicio de Covid-19 se han escuchado pocas voces que llamen la atención sobre la seguridad de los periodistas. Hay alertas de organizaciones internacionales o ONG´s, pero las asociaciones nacionales, los colectivos o las autoridades locales se pronuncian poco al respecto.

Cada diciembre o enero se repiten los homenajes y cenas, las tertulias entre políticos y los máximos representantes de círculos, colegios y uniones de periodistas. Las imágenes sonrientes de ilustres glorias y expertos “opinadores” se repiten, pero hoy, en junio de 2020, ante amenazas, conatos de atentados o despidos de periodistas éstos líderes de la comunicación no aparecen.

¿Quién defiende a los periodistas? A los periodistas de verdad los defiende su ética, sus compromisos, su amor por la verdad. Esto lo aprenden temprano los jóvenes en las aulas. Bien por ellos y sus maestros. Dios quiera que cada año egresen más profesionales comprometidos, que arrimen hombros para construir historias de virtud y de verdad en los medios de comunicación social del Ecuador y el mundo.

Cite as

Suing, Abel. (2020, June 24). ¿Quién defiende a los periodistas?. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3914565

Written by abelsuing

junio 28, 2020 at 9:24 pm

Palabras, imágenes y regulación en COVID-19

leave a comment »

Anotación 2020-06-01 004844

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El investigador Jorge Carrión (2020), hace pocas semanas, reflexionó sobre la estética de la comunicación en la pandemia: las personas se ven a través de pequeños casilleros; en el mismo contexto el Prof. Jerónimo Rivera señaló que hay una transición desde escenarios complejos a mínimas locaciones, de privilegiar lo material hacia los mensajes.

La narrativa audiovisual en COVID-19 permite más ángulos, menos enfoques o quizá desenfoques, tomas lejanas y enlaces, ya no sería necesario ir a los sitios para filmar sino recibir los aportes de varios autores para montar las historias.

En poco tiempo los íconos, memes, infografías, conexiones, video llamadas y más medios de expresión constituyen las herramientas para diálogos inmediatos que lamentablemente no siempre implican certezas. Éstos instrumentos parece que siguen el camino de los medios de comunicación en cuanto a posibilidades y limitaciones.

La comodidad para ubicar formas, gráficos o videos colisiona con la verdad, la ética y la estética que deberían rescatarse en la “nueva normalidad” de las comunicaciones.

Las redes sociales antes fueron cuestionadas porque en lugar de democratizar la comunicación dieron paso a mayores concentraciones de emisores. Hoy estaría ocurriendo algo similar. Los ciudadanos descapitalizan sus palabras e imágenes, no les dan sentido y esperan de una “autoridad”, de un tercero, que identifique las publicaciones que tienen validez.

En lugar de ampliar y multiplicar los beneficios de la libertad de expresión, las personas justifican la construcción de nuevos monopolios y de censores que surgen irónicamente para proteger a los débiles.

Al revisar las cifras del tráfico de Internet en Ecuador, durante los primeros meses del confinamiento doméstico los mayores consumos son de entretenimiento, juegos en línea y contenidos eróticos, lejos están los índices de educación, así el derecho a una red libre puede ser restringido debido a la acción de los individuos.

El debate sobre regulación vuele en escenarios digitales ¿Cómo hacer uso responsable de las libertades? En el mundo que surge post – COVID-19 deben existir garantías para la información y comunicación a partir del respeto de los deberes y derechos de las personas y del cuidado de los bienes comunes.

Bibliografía:

Carrión, Jorge (9 de mayo de 2020). “La estética de la pandemia”. New York Times. Recuperado el 27 de mayo de 2020 de :  https://www.nytimes.com/es/2020/05/09/espanol/opinion/zoom-coronavirus.html

Cite as

Suing, Abel. (2020, May 27). Palabras, imágenes y regulación en COVID-19. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3871127

Written by abelsuing

junio 1, 2020 at 12:49 am

Educación, medios y universidad en COVID-19

leave a comment »

Anotación 2020-05-22 103146

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

En varios países el 16 de marzo de 2020 iniciaron las medidas de confinamiento para disminuir los contagios, es también el día que muchos califican como el despertar de un nuevo mundo, por ejemplo, ocurrió un giro en la educación, se masifican los sistemas a distancia y virtuales, educadores y estudiantes desarrollan competencias comunicacionales para relacionarse, acuerdan evaluaciones y juntos alcanzan resultados, pero es evidente que hay limitaciones físicas, tecnológicas y de inclusión.

¿Cómo debe llegar la educación a los niños de familias de bajos ingresos económicos, a las familias monoparentales o a las familias que viven en zonas de baja conectividad a Internet? ¿Cómo despertar la curiosidad o motivar la dedicación en los niños cuyos padres no perciben ingresos o los perdieron durante la pandemia? Como éstas hay más inquietudes en un escenario, tal vez, jamás pensado.

La educación es un derecho fundamental que está amparado por el Estado, sin embargo, la crisis exige evaluar la calidad de la inversión en el sentido de privilegiar lo fundamental, evitar lo superfluo y contar con talento para atender a niños y jóvenes.

Es conocido que las crisis generan oportunidades. Probablemente un efecto de COVID-19 y de las repercusiones económicas que desató sea el “sinceramiento” de las administraciones educativas, la revisión de los estándares de eficacia, pasar de los resultados cuantitativos, del exceso de requisitos, a valorar la pertinencia, la humanidad, la igualdad y la equidad para que haya más posibilidades de vivir en una sociedad justa.

En dirección de ofrecer alternativas para la educación básica y media se ha vuelo la mirada hacia la radio y la televisión de señales abiertas, han cobrado vigencia las experiencias de educación radiofónica y telesecundaria.

América Latina, particularmente los países andinos poseen rica trayectoria en ocupar las ondas radioeléctricas para que los maestros impartan clases. El impulso de los medios de comunicación, tradicionales y digitales, a la educación es una necesidad.

De las experiencias de finales del s. XX al presente hay entornos diferentes, las variables sociales, demográficas y económicas muestran mejoramientos, queda por determinar cómo deben modificarse los recursos y las pedagogías, en este contexto se demanda del aporte de investigadores y expertos.

La vinculación de la universidad con la sociedad tiene en la educación a través de los medios una línea urgente de relación y de mutua ayuda para el bienestar de la población, es momento para que varias iniciativas se ejecuten, es apremiante avanzar en favor de la sociedad del mañana.

Cite as

Suing, Abel. (2020, May 18). Educación, medios y universidad en COVID-19. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3839982

Written by abelsuing

mayo 22, 2020 at 10:32 am

Edificar la “normalidad”

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

La transición hacia la “nueva normalidad”, como se califican a las relaciones sociales y productivas post COVID-19, es una oportunidad para sentar bases sólidas de sistemas eficientes que privilegien el bienestar y la equidad.

Se anticipan cambios en el trabajo, la comunicación, la educación y más, que exigirán inversiones para establecer redes de contactos entre oferentes y demandantes, pero también mayores vinculaciones con los ciudadanos, para que sean vistos como personas y no como simples clientes, es decir poseedores de derechos y obligaciones.

Las premisas del volumen, lo masivo y homogéneo que buscaba un “estándar” para el público avanzan hacia lo particular. La personalización del consumo se logró a través de modelos matemáticos que sobre la base de perfiles de compras anticipaban o creaban nuevas necesidades. Durante el COVID-19 se ha puesto en debate la importancia de proteger los datos y que solo bajo circunstancias extraordinarias se permita el monitoreo de los habitantes. Queda en evidencia la urgencia de condiciones éticas y de políticas públicas para que la atención de los particulares ocurra a partir del consenso.

De regreso a empresas, aulas, fábricas y a otros sitios deberá acatarse el distanciamiento social porque de lo contrario el rebrote de contagios, de acuerdo a los expertos, puede ser severo. Aún con la esperada vacuna habrá que mantener los nuevos protocolos y, de a poco, descubrir cómo cohabitar de manera respetuosa entre personas y con la naturaleza.

No es ficción lo que ocurre, está en juego la vida humana. Cuesta mucho asimilar que la historia dio un giro. El “nuevo mundo” trae oportunidades para celebrar la existencia desde la comprensión. El pasado reciente se caracterizó por las polaridades, las antípodas de desarrollo y subdesarrollo, de ganadores y perdedores que derivó en pánico planetario donde el único bando que tiene sentido es el de la existencia.

En los albores de un previsible cambio de época en la historia universal las claves del futuro están, sin lugar a dudas, en la colaboración, el entendimiento, en la paz. El modelo de vida en familia puede encerrar las claves que la sociedad debería asumir desde ahora.

Cite as

Suing, Abel. (2020, May 4). Edificar la “normalidad”. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3825965

Written by abelsuing

mayo 13, 2020 at 10:12 pm

Políticas para más y mejor comunicación en COVID-19

leave a comment »

20-04

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

A la par de los bulos informativos que circulan en medios sociales se generan valiosos estudios en centros académicos, instituciones públicas y organizaciones sociales sobre los impactos y las formas de mitigar la pandemia en las comunidades.

Parecería que, así como la sociedad enfrenta volúmenes insospechados de datos falsos también cuenta con el aporte valioso de expertos que proponen análisis sustentados en evidencias científicas, hoy se han liberado importantes cantidades de artículos académicos, es decir, ante el riesgo de pérdidas de vidas humanas las empresas editoriales han puesto al servicio de todos sus acervos informativos.

Más allá de la voluntad de las empresas mediáticas sería necesario repasar las orientaciones de políticas públicas, para que la excepción se convierta en una constante que derive en mejores prácticas de los derechos de las personas, uno de ellos el derecho a la comunicación.

La competencia de orientar las políticas de comunicación está en manos de autoridades de regulación, en algunos países conocidas como Consejos del Audiovisual, en el caso del Ecuador es el Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información y Comunicación.

Frente a una crisis sanitaria inesperada que exige crear nuevos saberes y que supone reconfigurar los comportamientos sociales surgen iniciativas para evaluar cómo deben integrarse los diferentes sectores productivos, mientras dure y después de contralada la pandemia. Las respuestas se buscan inicialmente en las universidades, que hoy están conminadas a responder de inmediato pese a limitaciones circunstanciales.

Desde esta relación resulta alentador que el Consejo de Comunicación de Ecuador haya realizado comunicados, guías y un foro sobre desinformación en situaciones de emergencia sanitaria, acciones en las que participaron profesionales e instituciones especializadas. Hacia el futuro, como el mismo Consejo lo señala, deberán desarrollarse investigaciones en el sentido de “procurar informes interdisciplinarios y profundos que aborden las temáticas epidemiológicas más allá de la emergencia”.

Además de aquello y sobre la base de las atribuciones del Consejo de Comunicación, establecidas en el artículo 49, literal g) de la Ley Orgánica de Comunicación, que dispone la coordinación de “investigaciones y estudios técnicos sobre la comunicación de manera preferente y articulada con instituciones de educación superior del país”, convendría juntar voluntades para que académicos y autoridades avancen en discusiones sobre la protección, el acceso y la libre circulación de la información, la libertad de expresión y un estricto enfoque de derechos humanos en las políticas dirigidas a enfrentar la pandemia del COVID-19 y sus consecuencias, de acuerdo a lo solicitado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Queda el compromiso para que los Grupos de Investigación en Comunicación de las universidades ecuatoriana continúen evaluando el derecho a la comunicación en asociación con la autoridad nacional de regulación.

Cite as

Suing, Abel. (2020, April 20). Políticas para más y mejor comunicación en COVID-19. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3762761

Written by abelsuing

abril 22, 2020 at 7:35 pm

Periodistas entrevistados. Un ejercicio para evaluar la profesión

leave a comment »

redes-presentacion-libro-dialogos (1)

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

En la UTPL el 18 de febrero de 2020 se desarrolló un espacio de reflexión entre docentes y periodistas con ocasión de la presentación en Loja del libro “Diálogos encontrados: Academia & Periodismo” escrito por Mauro Cerbino.

El texto editado por el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL) en alianza con la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede Ecuador, como primer título de una serie conmemorativa de los 60 años de CIESPAL, convoca un conjunto de entrevistas realizadas en el programa radial “FLACSO dialoga con el periodismo”.

El cambio, de entrevistadores a entrevistados, permite conocer a las personas, sus motivaciones y trayectorias matizadas por anécdotas, se componen perfiles, pero sobre el lector aborda la historia reciente desde la mirada de quienes abonan a la construcción de la opinión pública.

En más de una ocasión se ha valorado a la libertad de expresión como condición primaria de la democracia y elemento imprescindible para otras libertades, también se han expresado preocupaciones por las restricciones de los medios de comunicación durante la primera etapa de la Ley Orgánica de la Comunicación, sin embargo, han existido pocos espacios para escuchar a los periodistas: ¿qué riesgos viven? ¿perciben presiones políticas o comerciales en su labor? ¿hay censura? ¿qué necesidades educativas tienen? Éstas y otras cuestiones emergen al ingresar en su mundo.

En la amplia oferta de contenidos de los medios de comunicación social de Ecuador son pocos los programas sobre los periodistas, han existido, pero no perduran.

Gissela Dávila, Directora General de CIESPAL en el preámbulo de la obra menciona que

“reflexionar y analizar el periodismo, desde las aristas de quienes ejercen la profesión y desde la academia, es una propuesta que bien vale la pena estudiar y discutir entre comunicadores (…). La obra “Diálogos encontrados: Academia & Periodismo” “es una herramienta que permite un abordaje sociológico, comunicacional y pedagógico al ejercicio del periodismo, horadando las capas de conocimiento y exponiendo las dinámicas que conjugan las visiones propias, formas teóricas, aprendizajes empíricos, con sus principios y máximas ideológicas”.

Por su parte, Hernán Reyes dice que “Diálogos encontrados: Academia & Periodismo” “es una propuesta de plática amistosa sobre la misión y el oficio del periodismo. Dialogar con los periodistas, interactuar con el quehacer y problemas de quienes reportan y cubren noticias, de quienes las interpretan y comentan” es una tarea pendiente en el país y en Loja.

Concluye Reyes manifestando que

“al asumir la academia el provocador e innovativo ejercicio de un periodismo que busca “de-velar” lo opaco del propio periodismo, conduce a un conjunto de reflexiones de innegable valor pedagógico, que emergen no desde la fría teoría sino desde la práctica misma del oficio, mostrando en especial lo que no dice de sí-mismo: sus resquicios, vacilaciones y oscuridades”.

Felicitaciones por la obra que el Prof. Cerbino deja al país, a la vez una invitación a los periodistas de Loja para construir espacios de pensamiento y reivindicación de su trabajo.

Cite as

Suing, Abel. (2020, February 21). Periodistas entrevistados. Un ejercicio para evaluar la profesión. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3686364

Más sobre la presentación de “Diálogos encontrados: Academia & Periodismo”  en Loja

https://lahora.com.ec/loja/noticia/1102306943/comunicadores-dialogan-sobre-academia-y-periodismo-en-la-utpl

https://noticias.utpl.edu.ec/academia-promueve-reflexiones-entorno-a-la-comunicacion

https://www.cronica.com.ec/informacion/item/26262-presentaron-libro-que-critica-al-periodismo

Written by abelsuing

febrero 24, 2020 at 10:46 pm

Los ciudadanos y el uso de las tecnologías de información

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Hace poco se conmemoró en Ecuador el día del periodista. En varias dependencias, medios y centros educativos ocurrieron homenajes a través de los cuales se expresó la importancia de la profesión para la vida democrática.

Ante la multiplicación de herramientas y tecnologías de la información que brindan, a cada ciudadano, la oportunidad de comunicarse y convertirse en un reportero, han surgido voces de alarma por la difusión de noticias falsas que derivan en malestar, pero sobre todo restan valor a la palabra de las personas. Ocurre que no se confía en el dato, la cifra o la fotografía que algún usuario publica en los medios sociales. Las tecnologías pueden emplearse para edificar, pero también para derribar. Las posibilidades son infinitas.

Así como las empresas de bienes masivos, las redes sociales digitales tratan de enganchar a los consumidores a través de espacios, aparentemente gratuitos, para convertirlos en proveedores de una materia prima de alto valor en la sociedad del conocimiento: los datos.

En un segundo nivel, los ciudadanos han permitido, gracias a la exageración, al abuso, a su egoísmo, que se multipliquen las mentiras, se construyan bulos, en definitiva, que se pierdan posibilidades en la búsqueda de la verdad.

Entonces es necesario rescatar a la institución encargada de validar la información, es decir al medio de comunicación social, pero para su funcionamiento son necesarios recursos y debe recordarse que en una economía de mercado la información se convierte en mercancía, para llegar a ella hay que pagar, y aquellos que no puedan hacerlo quedarán excluidos, serán info pobres.

En definitiva, el estatus quo no habrá cambiado. Hoy la concentración mediática habría crecido. Menos empresas y personas tendrían acceso o poseen medios para comunicarse, y mayores volúmenes de ciudadanos navegan en datos no verificados a través de los cuales construyen fantasías que los condenan a la ignorancia.

La respuesta o parte de ella está en potenciar las competencias mediáticas e informacionales para que las personas puedan discriminar lo verdadero de las falacias y así aportar a mayores conocimientos y oportunidades. En el fondo se vuelve la mirada a los valores, a la honestidad. El progreso no es una lotería, es consecuencia de buenas prácticas.

Un afectuoso saludo a los comunicadores y periodistas en su celebración. Que en el año 2020 la comunidad crezca a través de la luz que los periodistas encienden.

Cite as

Suing, Abel. (2020, January 10). Los ciudadanos y el uso de las tecnologías de información. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3605799

Written by abelsuing

enero 13, 2020 at 2:35 am

Miradas jóvenes y renovadas

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Tal vez el hecho de mayor impacto ocurrido en América Latina en 2019 fue la protesta social. En octubre, diferentes motivos desataron manifestaciones en Ecuador, Bolivia y Chile. Un mes después vendría el denominado “paro nacional” en Colombia.

Personas de todas las edades tomaron las calles, auto convocadas a través de Internet, expresaron insatisfacción por un modelo de gestión política que ahonda diferencias y no responde a la evolución social, tecnológica ni de sustentabilidad ecológica.

Los jóvenes tuvieron participación relevante, recuperaron un protagonismo que se creía perdido ante las tecnologías y las dinámicas formales de relación social en las cuales tienen poca intervención. Las demandas de cambio, de renovación, propias de su edad volvieron con fuerza para señalar que son necesarias nuevas miradas hacia y desde las instituciones. Las nuevas generaciones, que en apariencia eran apáticas, mostraron insatisfacción y compromiso.

Los fraudes políticos, la carestía, la deficiente calidad de la educación, las mínimas pensiones de jubilación son síntomas de crisis institucional. Sanar a los países exige medidas radicales. Como una enfermedad que amenaza metástasis exige cirugía, la sociedad espera que los órganos malsanos sean cambiados. No habría otra opción que el reemplazo y la terapia intensiva.

Se ha insistido en las purgas en los aparatos de justicia, en nuevas leyes, en sanciones, en modificaciones parciales de los poderes públicos, pero el estatus quo no cambia. Hay pocos favorecidos y muchos marginados.

Los ideales son los mismos de hace 200 años: Libertad, igualdad, fraternidad. El problema no sería la ausencia de leyes, mucho menos en Ecuador que posee una de las Constituciones políticas de vanguardia, que procura garantías. La raíz de las protestas vuelve la mirada hacia compromisos que ubiquen condiciones para hacer efectivos los postulados que acordaron las naciones en la Declaración Universal de Derechos Humanos, que luego han sido recogidos en las normas nacionales.

¿A qué se comprometieron los países en 1948? A una vida digna. A empleo, salud, educación, comunicación decorosos para todos los seres humanos. Los jóvenes recordaron en 2019 que todos, particularmente los gobernantes, deben cumplir y hacer cumplir deberes y derechos para lograr mejores instituciones, devolvieron una mirada comprometida hacia mejores días. El 2020 se anticipa como un año de acrecentar los derechos de los ciudadanos.

Cite as

Suing, Abel. (2020, January 3). Miradas jóvenes y renovadas. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3597033

Written by abelsuing

enero 2, 2020 at 11:12 pm

Los jóvenes universitarios de Loja. En homenaje a Jimmy Veintimilla Mora

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Cada periodo lectivo los maestros acogen a jóvenes ilusionados, expectantes, ambiciosos, llenos de ideales y de voluntad para cambiar al mundo, pretenden irradiar virtudes a la comunidad. Es, por lo tanto, compromiso de los docentes conocer y ayudar para que sus proyectos personales de vida alcancen realización.

Los cuatro años de carrera universitaria son únicos, colmados de experiencias y significados. Se enseñan y aprenden teorías, metodologías y modelos, pero también ejemplos de vida. Los jóvenes cuestionan, demandan, indagan, proponen y gestionan innovaciones. En éstos entornos juveniles cobran absoluta vigencia las palabras del P. Fernando Rielo: “El joven es más ilusión que pensamiento, por eso necesita, más que amigos un maestro”, de ello se colige que la labor de los educadores es una vocación de servicio, una dimensión de amor.

Loja, gracias a Dios, es cuna de líderes, de profesionales, de personas que buscan el bien a través del servicio a la sociedad. Tal vez los titulados de las universidades locales fallen en procesos, pero no erraran en visión de futuro, en la capacidad de vencer adversidades y en aptitudes para crear porque frente a las circunstancias, ambientales y políticas, que rodean a esta ciudad andina cada lojano y lojana han progresado sobre la base de ingenio y honestidad.

A partir de este preámbulo séame permitido evocar a Jimmy Veintimilla Mora, joven estudiante de la Carrera de Comunicación de la Universidad Técnica Particular de Loja, asesinado hace una semana. Jimmy cobijó con su carisma. Enfrentó desafíos. Enseñó que siempre hay un camino.

Para los maestros cada joven es una esperanza, un misionero de paz, un líder transformador que ubicará soluciones a los problemas del desarrollo. Los estudiantes llevan una impresión de sus maestros y multiplicarán las oportunidades que reciban de ellos. Como en el hogar, los profesores piensan que partirán luego de sus estudiantes, nunca antes. Pero, en el caso de Jimmy Veintimilla, hoy los vecinos se convocan a despedirlo.

La ausencia Jimmy comunica que son necesarias mejores prácticas de seguridad. A su manera, y siempre fiel a su profesión, mueve voluntades para atender a los menos favorecidos. Paz para los jóvenes lojanos con la ilusión que nunca abandonen el sueño de construir un mundo mejor.

Cite as

Suing, Abel. (2019, December 6). Los jóvenes universitarios de Loja. En homenaje a Jimmy Veintimilla Mora. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3567258

Written by abelsuing

diciembre 9, 2019 at 1:25 am

Educación e investigación en comunicación en Loja, Ecuador

leave a comment »

Anotación 2019-11-12 000750

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

En 2019 las carreras de comunicación social, de las universidades Técnica Particular y Nacional de Loja, celebran 20 y 30 años de fundación, respectivamente. En sus orígenes, entre otros, están los postulados de búsqueda de la verdad, formación de competencias profesionales y contribución a la opinión pública.

Cientos de titulados en las escuelas de comunicación lojanas prestan servicios en empresas y organizaciones de todo el país, hacia ellos llegaron las universidades locales a través de las modalidades de estudios a distancia. Hay experiencias, eventos, encuentros y producciones, en diferentes formatos, que certifican las realizaciones alcanzadas. Muchos de los egresados marcan época en el periodismo nacional y motivan a continuar la tarea educativa. Entre las claves de estas celebraciones mutuas, de la UTPL y la UNL, está el diálogo. Las dificultades se han superado sobre la base de transparencia y el ánimo de avanzar.

Gracias a un trabajo colaborativo, hoy Loja congrega la mayor proporción de investigadores cualificados en ciencias de la comunicación del país. Los docentes comparten sus reflexiones y descubrimientos en artículos científicos, observatorios, congresos, libros y nuevas ofertas académicas. Más de 100 publicaciones en revista internacionales indexadas de alto impacto muestran el potencial de los docentes de las carreras de comunicación lojanas. También hay proyectos científicos generados en equipo.

Una de las primeras maestrías de investigación en comunicación del Ecuador surgió en Loja. Treinta y seis investigadores en formación, guiados por los profesores locales, participan en diálogos con sus pares académicos de Iberoamérica.

De a poco, se gesta un destino de referencia mundial en las ciencias de la comunicación. Loja es el domicilio, la ciudad de adscripción de científicos con importantes cuotas de producción intelectual, que así mismo, paso a paso, son citados e invitados a exponen los resultados de sus trabajos en foros especializados.

En 1989 y en 1999, los líderes de las universidades locales propusieron visiones humanísticas para la educación en comunicación, y convocaron a jóvenes profesores para avanzar en proyectos, que tal vez criticados en sus inicios, han mostrado solidez. Ahora se suma otra generación de docentes para atender las expectativas de estudiantes nacidos en el s. XXI que aspiran a construir y alcanzar otros horizontes para Loja y el Ecuador. Felicidades a las carreras de comunicación lojanas y éxitos en las próximas décadas.

Cite as

Suing, Abel. (2019, November 8). Educación e investigación en comunicación en Loja, Ecuador. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3538583

Written by abelsuing

noviembre 12, 2019 at 12:11 am