Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘educación

Educar para la libertad en la sociedad y el mercado

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Entre las carencias y urgencias que vive la sociedad actual, la educación es una prioridad. La instrucción, el manejo de herramientas, la formación de competencias, las pedagogías participativas y colaborativas, además de los repositorios digitales constituyen excelentes medios para guiar a los ciudadanos del mañana, sin embargo, parecería que los docentes se han quedado en los protocolos de la sociedad del conocimiento y han relegado al sujeto, al destinatario de la formación.

El cultivo de valores, el aprendizaje de virtudes, la búsqueda del bien común, el aprecio por la historia, la cultura y los patrimonios quedan en segundo plano ante el avance inconmensurable de las redes sociales y las tecnologías al servicio del hedonismo.

En Loja (Ecuador) se multiplican, día a día, las tiendas de trajes de alquiler, de comidas rápidas, las academias para preparar exámenes de ingreso a las universidades, el parque automotor, los comercios de fantasías que venden “todo por un dólar”, las ventas ambulantes, es decir el universo de lo efímero, de lo inmediato, lo rápido y barato a cambio de perder identidad, independencia, autonomía, soberanía.

Aislarse en el mundo hiperconectado de hoy es un sinsentido, las relaciones sociales y comerciales demandan apertura e intercambios sobre la base de complementos y ventajas comparativas, ello implica reconocer valores y promoverlos para adquirir lo que no se fabrique. La economía no supone dependencia, promueve beneficios para las partes, pero la necesidad de sobrevivencia aunada a una educación descapitalizada de sentidos lleva a escoger el derroche, el exceso para hoy y el hambre para mañana.

Los gobernantes no se atreven a fijar grandes metas, los ciudadanos exigen nuevas emancipaciones, las empresas no proyectan inversiones, los jóvenes con talento emigran, los funcionarios solapan el modo de gestión clientelar que muestra a la coima como normal, y así un etcétera de temas que tal vez no se discutan en las escuelas, y que padres, educadores y educandos no deciden enfrentar. Todos esperan un salvador.

La respuesta a los desajustes en el desarrollo socioeconómico estaría en una educación que comprenda el entorno en donde viven los jóvenes, que no niegue la realidad, que enseñe derechos y deberes, impactos y compromisos, que sus vidas pueden y deberían estar guiadas por la tolerancia, la solidaridad, el diálogo y la empatía.

Educar para la libertad y la búsqueda de la felicidad es acoger las tesis de los padres fundadores de las naciones modernas, es democracia, es proponer gobiernos justos y progreso para todos. La educación es el cimiento de grandes pueblos. Desde esta perspectiva cambiar la sociedad inicia cambiando la educación.

Cite as

Suing, Abel. (2019, July 23). Educar para la libertad en la sociedad y el mercado. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3355553

Anuncios

Written by abelsuing

julio 30, 2019 at 11:20 am

¿Por qué estudiar un doctorado, PhD?

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Varios motivos llevan a las personas a estudiar un posgrado doctoral. Hay razones de estatus, de carrera y de realización; entre las primeras están el reconocimiento social y los ingresos económicos que permiten el título académico, por ejemplo, los profesores titulares de las universidades del Ecuador perciben salarios mensuales por sobre los US$ 3.000, de acuerdo al “Reglamento de Carrera y Escalafón del profesor e investigador del Sistema de Educación Superior”.

Por otro lado, quienes ya participan de la docencia universitaria necesitan crecer y proyectar sus saberes a través de movilidad, relaciones con pares, publicaciones y gestión de proyectos, que son componentes de los procesos doctorales; entonces formarse como investigadores es consecuencia lógica de una trayectoria dedicada a la educación de los jóvenes, y además es una exigencia señalada en las normas de educación superior.

Pero, quizá la vocación sea el impulso que mueve a quienes dedican tiempo y capacidades a la investigación, el doctorado es parte del camino hacia la cátedra, es la búsqueda de la felicidad a través de una vida equilibrada y de valores. La filosofa Victoria Camps rememora a Aristóteles para mencionar que, a través de una vida de virtudes cada hombre puede alcanzar la felicidad, que se constituye en un derecho fundamental en la vida moderna.

Desde esta perspectiva estudiar un doctorado es un proyecto de vida, es servicio a los demás, es encontrar soluciones, innovaciones, nuevos horizontes para la comunidad, no debe ser un programa impuesto sino una posibilidad para que personas dispuestas y en condiciones participen en constantes exploraciones, reflexiones y ensayos para el bienestar general.

Esto no significa ascetismo porque los investigadores son vecinos, amigos, padres, hermanos, hijos, que se diferencian por la dinámica de su trabajo. La conclusión es que todos los ciudadanos son necesarios para el progreso de los pueblos. Si el título de PhD es sinónimo de excelencia entonces se requieren de personas extraordinarias en cada campo del saber y en cada ambiente laboral.

Confrontar las razones de estatus y de carrera las de autorrealización implica que los candidatos a doctores pueden discriminar si efectivamente alcanzarán su trascendencia personal y profesional en el mundo académico o por el contrario lo harán en otros espacios laborales y productivos de la sociedad.

Cite as

Suing, Abel. (2019, July 17). ¿Por qué estudiar un doctorado, PhD?. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3340210

Written by abelsuing

julio 17, 2019 at 10:43 pm

Trasladar los valores del deporte a la política

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Mayo y junio de 2019 trajeron alegrías a los ecuatorianos, jóvenes deportistas alcanzaron éxitos mundiales que devuelven la esperanza a una población agobiada por la corrupción.

La práctica deportiva encierra un conjunto de significados que sería necesario ensayar en la vida pública. “El deporte ya sea individual o colectivo, se considera como un instrumento eficaz para educar en virtudes humanas tales como la constancia, el espíritu de sacrificio, la lealtad y el compañerismo”. Además, “los deportistas son personas que despiertan admiración y respeto a su alrededor. Y su mentalidad tiene mucho que ver con este hecho. ¿Cuáles son las grandes virtudes que definen la mentalidad de un buen deportista?, [fundamentalmente son seis:] perseverancia, motivación, mentalidad pragmática, esfuerzo, actitud y control del pensamiento”.

El deporte más que ejercicio físico es una forma de vida, es valorar capacidades y superar límites, es diálogo íntimo y una constancia compensada con realizaciones personales. El galardonado Haruki Murakami en su libro “De qué hablo cuando hablo de correr” comparte cómo su literatura emergió y maduró entre jornadas de atletismo, la práctica diaria le permitió espacios de creatividad.

El deporte es un camino hacia los grandes propósitos de vida, es democrático, está al alcance de todos, pero no es una divisa para fugarse de la realidad, enseña que el cultivo diario de valores acerca a las metas. Las disciplinas deportivas muestran que en el ensayo están las claves del éxito, no ganan los rápidos o veloces de las primeras millas, triunfan los constantes, aquellos que mantiene su mirada en el fin y se entregan con compromiso, aquellos que día a día se forjan para la grandeza.

El cronista Carlos Andrés Verá en un relato publicado en la Revista Soho – Ecuador, hace cerca de una década, recordaba como en su infancia Édison Méndez sin los zapatos apropiados practicaba fútbol y lograba goles, porque pese a su pobreza económica tenía “hambre de gloria”, solo así se explica que el deporte haya sido el camino de superación para quien luego regaló a los ecuatorianos muchos momentos de felicidad.

El deporte también es sinónimo de generosidad, los casos de Murakami y Méndez, en orillas opuestas de la actividad profesional, dejan ver que el deporte es la vía para compartir lo mejor del espíritu humano, entregar el fruto del talento a los demás.

Ojalá las historias de valentía de los deportistas sean imitadas por muchos políticos porque así se contarán con sólidos representantes, personas que proyectan sus servicios sobre la transparencia y no sobre las fantasías que el marketing vende. Bien por los jóvenes deportistas, por favor que sigan haciendo pedagogía para un país necesitado de virtudes.

Cite as

Abel Suing. (2019, June 27). Trasladar los valores del deporte a la política. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3266476

Written by abelsuing

junio 27, 2019 at 9:22 pm

Presentación en la Mesa redonda “A 50 años de la creación de la Comunidad Andina”

leave a comment »

Estimados amigos: Comparto la presentación que realicé, en nombre de FELAFACS, en la Mesa redonda “50 años de creación de la Comunidad Andina”, efectuado en la Universidad Andina Simón Bolívar, sede Ecuador. Las diapositivas de la exposición aquí: PresentaciónUASB(2)

Portada

 

 

Written by abelsuing

mayo 16, 2019 at 2:46 am

La @utpl, 48 años de fidelidad

leave a comment »

Katherine Neira Mejía junto al Rector de la UTPL, Dr. José Barbosa. Imagen tomada de https://www.webstagram.one/media/BxGXtjpAHkQ

Katherine Neira Mejía junto al Rector de la UTPL, Dr. José Barbosa. Imagen tomada de https://www.webstagram.one/media/BxGXtjpAHkQ

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El 3 de mayo se recuerda la fundación de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), institución que surgió para la educación integral de los jóvenes y para aportar al desarrollo del país desde el sur. La fundación de la UTPL, en 1971, le correspondió a la Comunidad Marista Ecuatoriana que sentó sólidas bases para la formación humanística, la investigación y gestión social del conocimiento.

Desde 1997, la Comunidad de Misioneras y Misioneros Identes es la responsable de proyectar la educación a distancia, formar investigadores, crear centros de transferencia de tecnología e internacionalizar a la UTPL a través de la promoción de su modelo, y de la pertinencia que posee para atender a los objetivos universales de desarrollo sostenible.

Los ideales de las comunidades religiosas católicas de Misioneros Identes y de Hermanos Maristas, que en un arriesgado resumen serían la educación en el éxtasis, la búsqueda de la santidad, la formación de “buenos cristianos y horados ciudadanos”, se cumplen en las oportunidades y posibilidades que brindan a miles de estudiantes que han cursado las aulas de la UTPL. Son muchas las personas que transitan la llamada movilidad social, hijos de familias obreras que acceden a la educación superior y luego ejercen de multiplicadores de sus experiencias, al final ocurre un cambio cualitativo en la sociedad.

Las cifras del progreso de la UTPL y los beneficios para Loja, la región y el país son varios, desde indicadores de producción científica hasta efectos en el PIB, tal vez hay consecuencias superiores a las proyectadas, pero la mayor evidencia es la creación de un polo científico y destino académico en Loja. La arriesgada apuesta por crear una universidad al sur de Ecuador, en una ciudad con pocas y deficitarias vías de comunicación que además apostó por un modelo de educación a distancia, poco conocido y no aceptado por todos, fue una tarea de fe que hoy continua, igualmente audaz fue, hace más de 15 años, procurar la formación de doctores e investigadores en las mejores universidades del mundo, que sin desvincularse hagan ciencia desde Loja.

La fidelidad a Cristo a través de cumplir los compromisos de sus comunidades religiosas, la apasionada búsqueda de la verdad, la humildad, el mejoramiento continuo, el diálogo con intelectuales son parte de las claves que permiten opinar y proponer, desde Loja, experiencias académicas y científicas, además muestran que hay cambios posibles, que el progreso no es una quimera, que todos pueden, y tienen derecho a, vivir mejor.

Felicidades a Loja y a la UTPL, gracias por seguir un modelo de crecimiento humanístico y decidir ser más.

Los títulos universitarios y el desarrollo científico del Ecuador

leave a comment »

registro-oficial-loes

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El reciente retiro de la propuesta de reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), de parte de la presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, que entre otros cambios consideraba la posibilidad de que un profesional que no cuente con doctorado (PhD) sí pueda ejercer como profesor titular o autoridad en una institución de educación superior, hace evidente la incomprensión de un sector de la ciudadanía sobre los procesos de mejoramiento de la educación y los posibilidades que ello supone.

Es cierto que la posesión de un título académico no es garantía de eficacia o de cambio radical de las condiciones de una institución, pero si allana el camino hacia la creación de un “ecosistema” de investigación e innovación. Pruebas de ello existen hoy en todas las universidades del Ecuador.

Una de las criticas frecuentes al inestable sistema político del país es la ausencia de políticas de largo plazo sobre la base de desconocer las acciones precedentes, parece que en cada inicio de gobierno se deben inaugurar políticas públicas. En el caso de la educación superior la ley vigente (LOES) propuso la instauración de una carrera y escalafón universitarios que demandan la formación de investigadores, trayectoria académica, movilidad, relación con pares y la generación de conocimientos acordes a tendencias y modelos internacionalmente aceptados.

Las universidades y los docentes han invertido ingentes cantidades de recursos para cumplir con la ley. En muchos casos debieron sistematizarse bancos de información, enriquecerse bibliotecas físicas y virtuales e iniciar procesos de competencias informacionales en simultáneo al desarrollo cotidiano de la docencia. No todos los maestros universitarios alcanzaron los títulos en los tiempos propuestos, pero se han sentado sólidas bases para una educación de calidad a la par, y en varios casos mejor, que el promedio regional.

Desde los primeros debates de la LOES se mencionó que los propósitos eran buenos pero que los plazos y niveles de cumplimientos resultaban impetuosos, pese a ello se avanzó. Hoy se piden revisiones y actualizaciones de parte de docentes y universidades para que existan ambientes cercanos a las nuevas realidades sociales y tecnológicas, pero no la eliminación de la norma porque implicaría una desinversión y condenar al Ecuador al rezago científico.

La presidenta de la Asamblea aleja su propuesta de reforma, pero ¿Cuándo vendrá otro político a sugerir cambios que erosionen la formación superior? La educación es una inversión a largo plazo. El éxito de las universidades es el triunfo del país. La garantía de un norte prospero para la universidad ecuatoriana vendrá del consenso y acción coordinada entre académicos y políticos visionarios.

Written by abelsuing

mayo 2, 2019 at 9:36 pm

La formación para enfrentar las consecuencias de los terremotos debe continuar

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Han pasado tres años del sismo que afectó la costa norte de Ecuador en 2016. La zona del desastre aún se reconstruye, muchas familias recuerdan sus perdidas y la comunidad procura mejorar sus prácticas de convivencia para menguar impactos en el futuro.

Los desastres provocados por causas naturales, en su mayoría, son imprevisibles. Pueden identificarse tendencias o anticipar riesgos debido a factores ambientales, pero es imposible pronosticar cuándo y dónde ocurrirá el próximo terremoto. Lo viable es formar a los ciudadanos para mejorar las técnicas de construcción o potenciar las redes de comunicación, también pueden expedirse políticas para asentamientos urbanos en lugares poco vulnerables, así como entrenar a los proveedores de servicios de salud en protocolos de emergencia, es decir, trabajar para disminuir los potenciales daños luego de desastres.

En los últimos meses, varios sitios del Ecuador han sido epicentros de temblores, no mayores y con consecuencias de bajo impacto, que a más de una alarma transitoria no provocan cambios sostenidos en la vida cotidiana, parece que a los ecuatorianos les cuesta asumir que viven en una zona de alta vulnerabilidad a los sismos.

La educación sobre cómo actuar en momentos de crisis es un factor medular para enfrentar las consecuencias de terremotos. Los simulacros y campañas de información son parte de los procesos que realizan las instituciones públicas y la Secretaria Nacional de Gestión de Riesgos para sensibilizar a la población, pero falta promover, de forma constante, cómo actuar y qué hacer durante y después de una catástrofe provocada por causas naturales, para esto se requiere el apoyo de personas e instituciones privadas y comunitarias, ya que un siniestro natural afecta a todos.

Un país que lidera la educación pública en prevención y mitigación de los efectos de los terremotos es Japón. En cada hogar, barrio o centro educativo podrían replicarse las lecciones aprendidas por los japoneses. Un breve test para determinar el nivel de concienciación sobre los terremotos propondría cuestiones como: ¿Su vivienda está reforzada? ¿Los cristales de su vivienda poseen una película o film para que si se rompen no salgan despedidos por el lugar? ¿Los miembros de su familia conocen cómo encontrarse o ponerse en contacto en caso de que ocurra un desastre y saben dónde están los refugios para tales casos? ¿Sabe Ud. qué hacer si ocurre un terremoto mientas está conduciendo un vehículo?

Como éstas, hay otras preguntas que hacen evidente la necesidad de formación y prevención. El mejor momento para conocer es ahora. Las instituciones y políticas públicas ayudarán, pero es imprescindible que cada hogar contribuya con la información y las labores que le competen.

Written by abelsuing

abril 22, 2019 at 6:00 pm