Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Archive for febrero 2019

Apuntes sobre la escritura en el periodismo andino

leave a comment »

Anuncios

Written by abelsuing

febrero 18, 2019 at 8:31 pm

La imagen del balompié ecuatoriano

leave a comment »

1223

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Hace unos días, una colega de la Universidad Técnica Particular de Loja me planteó ¿Cómo cambiar la imagen de la Federación Ecuatoriana de Fútbol? ¿Cómo hacer a la Federación un negocio rentable? De inmediato recordé las reflexiones de Eduardo Galeano sobre cultura e industria en torno al fútbol.

Hay varios ambientes en los que se vive el deporte de mayor convocatoria en América Latina. Por un lado, las expresiones cercanas de confraternidad en cada barrio, por otro, el espectáculo que demanda clubes, pases, estadios, transmisiones, patrocinadores, medios de comunicación, comentaristas y un largo etcétera de elementos de un negocio millonario.

De estas dos ópticas, ¿Cuál es la de mayor proyección y sustento para las personas? ¿Cuál opción permite una mejor calidad de vida? Las respuestas están al alcance de todos. Hay casos exitosos, héroes y momentos que han trascendido, pero también personas que han perdido el norte, así como violencia y muerte en los estadios.

Investigadores y periodistas de prestigio, como Fernando Carrión o Esteban Michelena, han estudiado el fútbol ecuatoriano como expresión cultural y social, destacan valores y oportunidades para grupos humanos, ha sido el camino de reivindicaciones y una forma de tolerancia que permite cohesión en la diversidad, ellos han provocado que las disquisiciones de cafés lleguen a la academia para intentar entender a los ciudadanos y mejorar la convivencia desde el deporte.

En contraposición a la iniciativa docente, algunos dirigentes deportivos llevaron al país a lo grotesco, a la corrupción de las prácticas sanas a cambio de comisiones y dineros mal habidos. Los consumidores valoran en alto grado el espacio deportivo, pagan entradas a los estadios e indirectamente aspiran que sus clubes proyecten sus inversiones en más y mejores triunfos. Pero, incluso desde el razonamiento económico, los directivos ecuatorianos actuaron sin lógica.

La imagen del balompié, no solo la de la Federación de Fútbol, será consecuencia del equilibrio entre cultura y negocio. Deberían postular y defenderse alternativas para que la industria deportiva conduzca a los jóvenes, sin explotarlos, hacia un futuro mejor.

Ecuador es un país pequeño que no podría ausentarse de los procesos mundiales, que aún ven al fútbol como un rey Midas, pero quienes representan a los deportistas y los dirigentes de equipos podrían impulsar legislaciones que limiten comisiones o que anclen las ganancias a la educación y a las manifestaciones populares; esto posiblemente animaría para que otras esferas cercanas avancen cualitativamente, como el periodismo deportivo. Restan compromisos para que todos ganen y el fútbol sea un camino para celebrar la salud y la vida en comunidad.

Written by abelsuing

febrero 12, 2019 at 7:53 pm

Hacia la industrialización cultural y creativa en el Ecuador

leave a comment »

345

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Los diagnósticos sobre la diversificación de la economía y el potencial de los sectores secundarios y de servicios, proponen articular iniciativas, entre el Estado y las empresas, que incentiven la creación cultural y creativa porque, además de ser tendencias internacionales, suponen ventajas para, a mediano plazo, cimentar una base sustentable en la etapa post petrolera.

Existen elementos naturales además de patrimonios arquitectónicos que con una adecuada promoción e insertos en agendas culturales pueden derivar en circuitos virtuosos de la economía. Sin embargo, las mayores oportunidades estarían en el conocimiento, la creación artística, las letras y la música que se cultivan en el país, desde hace siglos.

El adagio popular señala que “para muestra un botón”, pero en Ecuador hay más de un ejemplo, así ocurre con los centros educativos, de investigación y de formación artística de Loja, los cascos urbanos de Quito y Cuenca, las islas Galápagos, el Parque Podocarpus, la lengua zápara e incluso el sombrero de paja toquilla.

Las ventajas naturales de Ecuador son la base para que personas e instituciones propongan emprendimientos culturales y creativos, de lo contrario no pasarán de ser bonitos atractivos complementarios, pero no sustantivos en el desarrollo económico. En esta línea resultan importantes dos hechos que, a futuro, pueden ensayarse en otras ciudades: La Ley Orgánica de Institucionalización del Festival Internacional de Artes Vivas, y la elaboración de la propuesta para que la UNESCO declare a Loja como ciudad creativa de la música.

Los representantes políticos de Loja, gobernantes y ciudadanía hicieron causa común de la gestión de la ley de artes vivas, ésta es un norte que une y permite superar diferencias coyunturales, igual ocurre con el proyecto de ciudad creativa de la música.

Los primeros pasos están dados. Ahora vendrá el aporte de los particulares, de las empresas y de las familias. En el arranque de los emprendimientos culturales la formación de bienes y sus respectivos públicos son apoyados por el Estado, pero luego debe existir un auto sostenimiento en función de la calidad, la innovación y el precio. Parecería extraño pensar que a la cultura y al arte se los mida en los mismos términos que los bienes masivos porque no surgen de forma mecánica, sin embargo, debe cuidarse que no ocurra igual que en el proceso de sustitución de importaciones, cuando se pensó que las barreras de protección serían el mejor marco para el nacimiento de industrias nacionales.

Hoy las tecnologías de información, la movilidad y los procesos de integración presentan oportunidades para apreciar la cultura y despertar intereses, sobre todo en los jóvenes para los consumos culturales. El mismo marco de referencia sirve para la creación de ofertas educativas que formen los recursos humanos que las empresas y el Estado necesitarán en los próximos años.

Los ecuatorianos están en camino hacia las industrias de la comunicación, la cultura y la creatividad. Se vive un ambiente de expectativa y buena voluntad que ojalá no sea desaprovechado; es de esperar que los políticos, con auténtico compromiso, contribuyan y proyecten al país hacia una economía verde, fruto del talento de sus ciudadanos.

Written by abelsuing

febrero 7, 2019 at 9:26 pm