Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Archive for enero 2020

La seguridad social ecuatoriana en momentos difíciles

leave a comment »

111

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Una semana más ha sido noticia, en la prensa de Ecuador, la ausencia de insumos para atender a los afiliados del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. Hay varias alertas. Los hospitales no tienen medicamentos ni material para cirugías. El Estado no aporta a las pensiones. El modelo previsional presenta desbalance. Se prevé, a mediano plazo, un límite para continuar operando por ausencia de fondos económicos.

Habría un listado de consecuencias fruto de malas gestiones, pero mayor sería el número de personas defraudadas por un modelo de atención que en lugar de responder a los afiliados ha cedido al protagonismo de malos políticos.

Hay historias de apoyo, muchas personas beneficiadas en la atención de los hospitales, cientos de créditos otorgados para vivienda, pensionistas que pueden cubrir sus necesidades, centros de terapia para personas mayores y varios otros ejemplos, que en contrapartida a los casos de abusos muestran otra cara de la seguridad social, enseñan que bien atendida, por personas honestas el modelo funciona y cumple fines de bienestar.

En la opinión pública no está en debate la existencia del modelo de seguridad social sino la forma de administración. Las capacidades y recursos para responder nos son suficientes y se aplaza una potencial crisis que terminaría afectado a los actuales jubilados. Hay propuestas de pasar a la administración privada, sin embargo, también se muestran resultados de descapitalización de los aportes.

Mención aparte merecen los casos de administraciones de la seguridad social de la policía ecuatoriana, del ejército o de los maestros, que de lejos muestran equilibrios y calidad en los servicios. En estos ejemplos hay proximidad de los aportantes, sus opiniones son escuchadas, las rendiciones de cuentas son frecuentes y abiertas, y fundamentalmente hay gestores técnicos.

En la búsqueda de soluciones para el saneamiento del Instituto de Seguridad Social del Ecuador se deberían considerar las buenas prácticas y modelos de gestión positiva que, si existen en el mismo país, así como informar públicamente de los recursos que cada afiliado deba entregar para tomar una alternativa, cubrir las pérdidas o sentar bases de un modelo técnico, humano y realmente gestado por sus propietarios.

La seguridad social debería ser lo que como se describe a sí misma, una instancia de previsión, de cuidado y garantía para una vida digna.

Cite as

Suing, Abel. (2020, January 31). La seguridad social ecuatoriana en momentos difíciles. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3633480

 

Written by abelsuing

enero 31, 2020 at 11:35 pm

Los ciudadanos y el uso de las tecnologías de información

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Hace poco se conmemoró en Ecuador el día del periodista. En varias dependencias, medios y centros educativos ocurrieron homenajes a través de los cuales se expresó la importancia de la profesión para la vida democrática.

Ante la multiplicación de herramientas y tecnologías de la información que brindan, a cada ciudadano, la oportunidad de comunicarse y convertirse en un reportero, han surgido voces de alarma por la difusión de noticias falsas que derivan en malestar, pero sobre todo restan valor a la palabra de las personas. Ocurre que no se confía en el dato, la cifra o la fotografía que algún usuario publica en los medios sociales. Las tecnologías pueden emplearse para edificar, pero también para derribar. Las posibilidades son infinitas.

Así como las empresas de bienes masivos, las redes sociales digitales tratan de enganchar a los consumidores a través de espacios, aparentemente gratuitos, para convertirlos en proveedores de una materia prima de alto valor en la sociedad del conocimiento: los datos.

En un segundo nivel, los ciudadanos han permitido, gracias a la exageración, al abuso, a su egoísmo, que se multipliquen las mentiras, se construyan bulos, en definitiva, que se pierdan posibilidades en la búsqueda de la verdad.

Entonces es necesario rescatar a la institución encargada de validar la información, es decir al medio de comunicación social, pero para su funcionamiento son necesarios recursos y debe recordarse que en una economía de mercado la información se convierte en mercancía, para llegar a ella hay que pagar, y aquellos que no puedan hacerlo quedarán excluidos, serán info pobres.

En definitiva, el estatus quo no habrá cambiado. Hoy la concentración mediática habría crecido. Menos empresas y personas tendrían acceso o poseen medios para comunicarse, y mayores volúmenes de ciudadanos navegan en datos no verificados a través de los cuales construyen fantasías que los condenan a la ignorancia.

La respuesta o parte de ella está en potenciar las competencias mediáticas e informacionales para que las personas puedan discriminar lo verdadero de las falacias y así aportar a mayores conocimientos y oportunidades. En el fondo se vuelve la mirada a los valores, a la honestidad. El progreso no es una lotería, es consecuencia de buenas prácticas.

Un afectuoso saludo a los comunicadores y periodistas en su celebración. Que en el año 2020 la comunidad crezca a través de la luz que los periodistas encienden.

Cite as

Suing, Abel. (2020, January 10). Los ciudadanos y el uso de las tecnologías de información. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3605799

Written by abelsuing

enero 13, 2020 at 2:35 am

Miradas jóvenes y renovadas

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Tal vez el hecho de mayor impacto ocurrido en América Latina en 2019 fue la protesta social. En octubre, diferentes motivos desataron manifestaciones en Ecuador, Bolivia y Chile. Un mes después vendría el denominado “paro nacional” en Colombia.

Personas de todas las edades tomaron las calles, auto convocadas a través de Internet, expresaron insatisfacción por un modelo de gestión política que ahonda diferencias y no responde a la evolución social, tecnológica ni de sustentabilidad ecológica.

Los jóvenes tuvieron participación relevante, recuperaron un protagonismo que se creía perdido ante las tecnologías y las dinámicas formales de relación social en las cuales tienen poca intervención. Las demandas de cambio, de renovación, propias de su edad volvieron con fuerza para señalar que son necesarias nuevas miradas hacia y desde las instituciones. Las nuevas generaciones, que en apariencia eran apáticas, mostraron insatisfacción y compromiso.

Los fraudes políticos, la carestía, la deficiente calidad de la educación, las mínimas pensiones de jubilación son síntomas de crisis institucional. Sanar a los países exige medidas radicales. Como una enfermedad que amenaza metástasis exige cirugía, la sociedad espera que los órganos malsanos sean cambiados. No habría otra opción que el reemplazo y la terapia intensiva.

Se ha insistido en las purgas en los aparatos de justicia, en nuevas leyes, en sanciones, en modificaciones parciales de los poderes públicos, pero el estatus quo no cambia. Hay pocos favorecidos y muchos marginados.

Los ideales son los mismos de hace 200 años: Libertad, igualdad, fraternidad. El problema no sería la ausencia de leyes, mucho menos en Ecuador que posee una de las Constituciones políticas de vanguardia, que procura garantías. La raíz de las protestas vuelve la mirada hacia compromisos que ubiquen condiciones para hacer efectivos los postulados que acordaron las naciones en la Declaración Universal de Derechos Humanos, que luego han sido recogidos en las normas nacionales.

¿A qué se comprometieron los países en 1948? A una vida digna. A empleo, salud, educación, comunicación decorosos para todos los seres humanos. Los jóvenes recordaron en 2019 que todos, particularmente los gobernantes, deben cumplir y hacer cumplir deberes y derechos para lograr mejores instituciones, devolvieron una mirada comprometida hacia mejores días. El 2020 se anticipa como un año de acrecentar los derechos de los ciudadanos.

Cite as

Suing, Abel. (2020, January 3). Miradas jóvenes y renovadas. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3597033

Written by abelsuing

enero 2, 2020 at 11:12 pm