Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

La formación para enfrentar las consecuencias de los terremotos debe continuar

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Han pasado tres años del sismo que afectó la costa norte de Ecuador en 2016. La zona del desastre aún se reconstruye, muchas familias recuerdan sus perdidas y la comunidad procura mejorar sus prácticas de convivencia para menguar impactos en el futuro.

Los desastres provocados por causas naturales, en su mayoría, son imprevisibles. Pueden identificarse tendencias o anticipar riesgos debido a factores ambientales, pero es imposible pronosticar cuándo y dónde ocurrirá el próximo terremoto. Lo viable es formar a los ciudadanos para mejorar las técnicas de construcción o potenciar las redes de comunicación, también pueden expedirse políticas para asentamientos urbanos en lugares poco vulnerables, así como entrenar a los proveedores de servicios de salud en protocolos de emergencia, es decir, trabajar para disminuir los potenciales daños luego de desastres.

En los últimos meses, varios sitios del Ecuador han sido epicentros de temblores, no mayores y con consecuencias de bajo impacto, que a más de una alarma transitoria no provocan cambios sostenidos en la vida cotidiana, parece que a los ecuatorianos les cuesta asumir que viven en una zona de alta vulnerabilidad a los sismos.

La educación sobre cómo actuar en momentos de crisis es un factor medular para enfrentar las consecuencias de terremotos. Los simulacros y campañas de información son parte de los procesos que realizan las instituciones públicas y la Secretaria Nacional de Gestión de Riesgos para sensibilizar a la población, pero falta promover, de forma constante, cómo actuar y qué hacer durante y después de una catástrofe provocada por causas naturales, para esto se requiere el apoyo de personas e instituciones privadas y comunitarias, ya que un siniestro natural afecta a todos.

Un país que lidera la educación pública en prevención y mitigación de los efectos de los terremotos es Japón. En cada hogar, barrio o centro educativo podrían replicarse las lecciones aprendidas por los japoneses. Un breve test para determinar el nivel de concienciación sobre los terremotos propondría cuestiones como: ¿Su vivienda está reforzada? ¿Los cristales de su vivienda poseen una película o film para que si se rompen no salgan despedidos por el lugar? ¿Los miembros de su familia conocen cómo encontrarse o ponerse en contacto en caso de que ocurra un desastre y saben dónde están los refugios para tales casos? ¿Sabe Ud. qué hacer si ocurre un terremoto mientas está conduciendo un vehículo?

Como éstas, hay otras preguntas que hacen evidente la necesidad de formación y prevención. El mejor momento para conocer es ahora. Las instituciones y políticas públicas ayudarán, pero es imprescindible que cada hogar contribuya con la información y las labores que le competen.

Anuncios

Written by abelsuing

abril 22, 2019 at 6:00 pm

#Loja en camino hacia la comprensión del autismo

leave a comment »

APPAL

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El pasado 2 de abril se conmemoró otro aniversario del “Día mundial de la concienciación sobre el autismo”, fecha declarada por la Asamblea de General de las Naciones Unidas en 2007. Los trastornos del espectro autista, también identificados como TEA por sus siglas, “son una discapacidad del desarrollo que puede provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos”.

Los autistas, al igual que todos, poseen talentos, pero necesitan de ciertas condiciones y entornos familiares para expresarlos. Las dificultades en la comunicación, así como ciertos comportamientos repetitivos hacen que las personas del espectro autista sean catalogadas como extrañas y sufran discriminaciones.

La ignorancia y el temor podrían privar al mundo de la creatividad y la mirada analítica propia de los autistas. Frente a las dificultades de integración se presentan cualidades como la extremada dedicación, la inventiva y la sensibilidad para valorar los ambientes y proponer nuevas ópticas. Entre los autistas famosos están Albert Einstein, Tim Burton, Ludwig Van Beethoven y Michael Phelps, cada uno referente en su campo con récords tal vez hasta hoy imbatibles. Éstas historias sirven de base para sensibilizar y pedir a los individuos “neurotípicos” que abran vías de diálogo y comprensión a la diversidad.

En Ecuador y en Loja se viven los primeros años de comprensión de los trastornos del espectro autista. La implementación de políticas públicas para cuidar a las personas autistas ocurre de forma lenta. La buena voluntad de los gestores y agentes de gobierno avanza a la par de los esfuerzos de padres y familiares. Año a año hay una mayor apertura. Existen centros educativos privados que acogen y, de forma activa, proponen acciones para integrar a niños autistas, pero a ellos no siempre pueden acudir los hijos de familias pobres; mientras tanto, en las escuelas públicas aún debaten las normas a través de las cuales deben actuar frente al autismo.

Además de la educación está el sector productivo, que también recibe pedidos de inserción. Lo que las familias demandan no son leyes ni cupos, quieren condiciones de equidad y tolerancia para que sus hijos puedan expresarse y convivir, es decir, solicitan derechos humanos elementales.

En la evolución social deben ocurrir nuevas emancipaciones. Una tarea pendiente son las garantías mínimas para acoger la diversidad de las personas autistas. Un país sólido será aquel que incluya a todos y que funde su desarrollo sobre la diversidad, aquel que identifique y potencie las virtudes de sus ciudadanos.

En Loja merece especial mención la labor de la Asociación de Padres de Personas con Autismo de Loja (APPAL), quienes bajo la guía del amor provocan la concienciación de educadores, autoridades y través de sus medios, escasos pero efectivos, entregan claves de convivencia en pro de un futuro inclusivo, diverso y humano. Ojalá muchas personas escuchen este mensaje que encierre el significado de un mundo mejor para todos.

Written by abelsuing

abril 9, 2019 at 2:52 pm

Un amanecer sin mesías

leave a comment »

Imagen tomada de https://cubaposible.com

Imagen tomada de https://cubaposible.com

Por: Abel Suing arsuing@utpl.edu.ec

En la República del Ecuador se eligieron autoridades locales. El 24 de marzo de 2019 los ciudadanos optaron por un candidato, decidieron quien los gobernará e implícitamente se comprometieron a apoyar un plan de trabajo.

Pasados los días de campaña electoral, de ofertas concretas y planteamientos populistas, queda la impresión de un concierto de mesías en la política. Las ofertas de bienes y servicios primaron sobre los espacios de diálogo y el diseño de procesos a través de los cuales los habitantes puedan involucrarse en la solución de sus problemas.

La visión de la política como poder, para beneficio particular, no es exclusiva de Latinoamérica, pero es donde provoca mayor pobreza. Países y ciudades ricas en recursos naturales, con poblaciones jóvenes, que además comparten cultura e idioma, repiten ciclos de crisis, de subempleo, de escasez de vivienda, déficit de atención sanitaria y otras limitaciones, además de una deuda externa que compromete a las futuras generaciones.

El escritor Moíses Naím, analista socio económico y pensador influyente, con ocasión de presentar su novela “Dos espías en Caracas”, señaló que, en parte, los gobiernos populistas se explican porque los votantes demandan profetas. Éstos sanadores, facilitadores, dioses prometen soluciones inmediatas, pero en realidad incapacitan a las personas, las vuelven ignorantes para usufructuar del patrimonio que les pertenece.

La atención de las necesidades de cada ciudad vendrá de la mano de sus pobladores, de los acuerdos, de las concesiones y los sacrificios que estén dispuestos hacer. La premisa básica es la honestidad. Los cambios no llegarán desde fuera, iniciarán en cada hogar al revisar las prácticas de convivencia y establecer prioridades, no será posible cubrir las carencias en un solo periodo, pero a consecuencia de disciplina, templanza y ahorro podrá accederse a mejores estados de bienestar.

Probablemente entre los candidatos que perdieron las elecciones estén quienes anticiparon que todos deben aportar para remontar las limitaciones, de ser así el mensaje no gustó, pero no deben desmayar, ellos pueden ayudar compartiendo sus visiones de futuro.

La gestión de los gobiernos locales se realiza con el concurso de los ciudadanos. Ecuador tiene una estructura legal que propone observatorios, veedurías y la figura de la “silla vacía”, entre otras opciones, para que los vecinos en cada parroquia, ciudad y cantón intervengan en la administración pública. Un país no es tal si sus habitantes no contribuyen en su construcción de forma directa.

Written by abelsuing

abril 2, 2019 at 11:29 pm

Oportunidades y desafíos para los jóvenes en las elecciones de los gobiernos locales del Ecuador

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El 24 de marzo de 2019 se elegirán a las autoridades de los gobiernos municipales y provinciales del Ecuador. La jornada proyectará el equilibrio político y mostrará la evaluación de los ciudadanos a las recientes administraciones. Más allá de las respuestas a las necesidades inmediatas queda espacio para escrutar las visiones de largo plazo que coadyuven a superar la corrupción, un mal que acrecienta la inequitativa distribución de la riqueza.

En los últimos 40 años de la vida republicana del Ecuador, periodo de gobiernos democráticos, se postularon y ganaron candidatos que prometieron combatir la deshonestidad, pero no lo lograron y además privaron de oportunidades a los jóvenes.

Los ciclos de vida social, política y económica se repiten, parece que los ecuatorianos reeditan los acontecimientos de los años ´80 del pasado siglo. Bajo salarios, despidos de empleados públicos, incrementos de los precios de los combustibles, subidas de impuestos, fuga de capitales y un largo etcétera que concluyó con un cambio de moneda, a costa de una generación que migró en busca de mejores oportunidades de vida.

Nuevamente no hay dinero para pagar la salud, la educación o los servicios básicos porque deberán cubrirse cuotas de la deuda externa contratada para superar los déficits fiscales causados por malos administradores, sobreprecios o coimas. En este contexto, qué futuro puede ofrecer la sociedad a los jóvenes que hoy están las escuelas y los colegios.

Llegada la crisis surgen cuestionamientos sobre la disyuntiva entre medidas de austeridad y la atención de las necesidades básicas, se pide de los políticos consciencia para que velen por las personas, pero ¿Acaso no fueron los mismos políticos los que en épocas de bonanza olvidaron a sus compatriotas y dilapidaron los recursos y el futuro de la nación?

En este círculo vicioso sorprende la indiferencia o la poca participación de los líderes jóvenes en las candidaturas seccionales. Existen personas con reconocidas trayectorias que lideran espacios en empresas, universidades, instituciones y organizaciones sociales que no intervienen en política. Ellos tendrán varias razones y probablemente día a día hacen más por su comunidad que en un cargo público. Sin embargo, el sistema de gobierno de democracia representativa requiere que las voces de los ciudadanos se expresen en los parlamentos. No es un mecanismo perfecto, pero es la vía establecida en la Constitución.

Para fortalecer los valores, buscar el mayor bien posible, privilegiar la paz, y alcanzar un desarrollo humano y ambiental sostenible no se requieren de doctos, expertos administradores o viejos políticos, son necesarios los espíritus nobles, las personas con ideales que puedan ver con ilusión juvenil un futuro en armonía. Ojalá se vivan los primeros momentos de nuevos gobiernos, donde los jóvenes sean los protagonistas de mejores días para el país.

Written by abelsuing

marzo 22, 2019 at 12:23 pm

La historia como metodología para aprender

leave a comment »

 

Imagen tomada de https://goo.gl/JCakJd

Imagen tomada de https://goo.gl/JCakJd

Por: Abel Suing arsuing@utpl.edu.ec

El proceso de enseñanza – aprendizaje de algunas asignaturas está apoyado en textos e investigaciones elaborados fuera del país, y por lo tanto aluden a ejemplos y casos de estudio que responden a realidades diferentes a las nuestras. Los conceptos y las teorías son universales, pero con frecuencia deben elaborarse procesos de aproximación a los referentes del entorno. El marco educativo tradicional parte de un conjunto de premisas, materiales y recursos a través de los cuales procura lograr cambios y formar competencias.

Cada día ocurren cambios que demandan nuevas pedagogías para lograr la educación. El modelo de escuela convencional, entendido como institución y organización social no es el único posible ya que desde otras inquietudes y perspectivas pedagógicas han existido patrones y experiencias alternativas que han mostrado una mirada innovadora sobre el sentido de la educación (Ramos & Pericacho, 2015).

Una propuesta alternativa, para la enseñanza de contenidos que no han sido sistematizados son las historias. Existen antecedentes de esta práctica que señalan ventajas en tanto promueve la participación ciudadana y desarrolla el pensamiento histórico y crítico de los estudiantes (Gálvez & Blanch, 2016), para asegurar el éxito deben promoverse actividades que permitan interactuar, debatir, trabajar y analizar documentos y fuentes de información.

Hay distintas formas de emplear la historia en la enseñanza, una es el uso didáctico de narraciones. Los relatos tienen la capacidad de transmitir valores, una referencia próxima está en la Biblia, enseña el mensaje de Jesús a través de parábolas. La historia puede ser una buena técnica para aprender, pero necesita del uso combinado de otros recursos para lograr una integración más amplia, holística y efectiva (Acevedo-Díaz, García-Carmona & Aragón, 2017).

“Las historias cortas son una secuencia narrada de eventos, episodios y emociones conectadas” (Lanuza, Trujillo & Merlo, 2017). Ésta como otras renovaciones requiere armar un andamiaje y enriquecer sus metodologías, para que impulse un amplio abanico de nuevos conocimientos (Ramos & Pericacho, 2015).

El aprendizaje a través de historias demanda que los estudiantes conozcan de la técnica periodística de la entrevista, además el aprendizaje a través de fuentes de información adicionales, como testimonios orales, memorias y autobiografías puede revelar enfoques originales respecto a los motivos y las justificaciones de aquellas personas que han estado involucradas en hechos trascendentes (Watkiss, 2016).

Sobre la base de lo señalado, se estima que hay una oportunidad para aprender a través de “descubrir” la historia local que es pertinente y está al alcance de todos. Cada día hay nuevas perspectivas que ayudan a formar estudiantes críticos que, desde su realidad e identidad, establezcan puentes con otras culturas.

Bibliografía

  • Acevedo-Díaz, J.; García-Carmona, A. & Aragón, M. (2017). Historia de la ciencia para ensenar naturaleza de la ciencia: una estrategia para la formación inicial del profesorado de ciencia. Educación Química, 28, 140-146
  • Gálvez, Villalón & Blanch, Pagès. (2016). La práctica de la enseñanza de la historia con base en los propósitos para enseñar: el caso de mariana. Educação em Revista32(3), 349-371. https://dx.doi.org/10.1590/0102-4698150408
  • Lanuza, G.; Trujillo, E. & Merlo, C. (2017) La efectividad de las historias cortas como estrategia para enseñar comprensión lectora. Artículo de Discusión. FAREM-Estelí, Estelí, Nicaragua.
  • Ramos, S. & Pericacho, F. (2015). Una propuesta de innovación docente para enseñar historia de la renovación pedagógica en la universidad. Educació i Història: Revista d’Història de l’Educació. 26, 65-88
  • Watkiss, R. (2016). “¿Crimen? No, no fue realmente un crimen”: Utilizar historia oral y las memorias para enseñar historia del crimen, Revista Historia y Justicia. 6, 274-294

Written by abelsuing

marzo 18, 2019 at 12:44 am

Autoestima y participación ciudadana

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/Mz5tTQ

Imagen tomada de https://goo.gl/Mz5tTQ

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

La autoestima es la consideración, la visión que tienen de sí mismas las personas y es generalmente positiva, de acuerdo a la Real Academia Española de la Lengua. Tal como sucede a nivel individual también las comunidades deben conocerse, valorar sus fortalezas y comprender las diferencias para interactuar en sociedad; unos pueblos requieren de otros, necesitan dialogar para complementar sus carencias sobre la base de la comprensión y la empatía. Desde esta perspectiva, una subestimación o sobrestimación puede derivar en la ruptura de la comunicación y en relaciones inequitativas.

Todas las personas poseen cualidades que además de hacerlas diferentes provocan la vinculación con otros. No hay más opción que la convivencia. Lamentablemente ocurren interferencias o anteposición de intereses que alejan a las personas y a los pueblos, pero cuando existe una justa apreciación de las capacidades, las dificultades son evitadas.

La autoestima se construye a diario. Así como los ciudadanos deben educarse y cumplir con preceptos para conocer y defender sus identidades, las naciones proponen sistemas y servicios públicos en educación, seguridad y más para cultivar sus identidades y autoestima, fruto de ello hay referentes, buenas prácticas, personajes y fechas de conmemoración. Pero, ¿Qué ocurre cuando hay una mínima autoestima ciudadana?

La desvalorización del patrimonio, la dependencia, las desiguales relaciones comerciales, la ausencia de una cultura política, la corrupción, la imitación e instituciones inestables serían, en parte, consecuencia de una baja autoestima ciudadana. Quienes habitan en países en vías de desarrollo están expuestos a continuos mensajes y conceptos de infravaloración, de dependencia y tal vez mendicantes que llevan a escenarios de inestabilidad o de fatalidad al concluir que no será posible cambiar las condiciones estructurales.

Como en la metáfora de las personas, las naciones pueden y deben partir de su aceptación y de la constante recordación de sus valores y cualidades, no hay naciones buenas y malas por causas naturales, su conformación es consecuencia de los acuerdos y trabajos de sus habitantes, recordar esto es una tarea en la que pueden hacer mucho los medios de comunicación. Por otro lado, la autoestima parte de potenciar los valores que poseen las personas y los pueblos. Hay un aforismo popular aplicable: Hacer la mejor cesta con los mimbres que se tiene.

Sentadas las bases de la autoestima se podrían cuidar los frutos alcanzados a consecuencia de la decidida participación ciudadana en la gestión de los bienes y servicios públicos, de lo contrario ¿Cómo defender lo que no se aprecia? Probablemente la débil participación ciudadana y control social estén explicados en la necesidad de edificar una sólida autoestima nacional. En Ecuador no falta la arquitectura jurídica para la participación ciudadana, pero ocurre que no se ejecuta.

La participación democrática “se sustenta en principios y valores como la responsabilidad, el respeto, la tolerancia y el ejercicio de la libertad e involucra aspectos emocionales de la conducta ciudadana”, es decir, la autoestima y la participación serían las dos caras de una moneda. En paralelo a los sistemas jurídicos y legislativos deberían ir los sistemas educativos porque son los andariveles que permiten a los ciudadanos avanzar hacia mejores niveles de paz y desarrollo.

Written by abelsuing

marzo 5, 2019 at 3:28 pm

Historias para aprender gestión de empresas informativas

leave a comment »

Infografía práctica docente(2)

Written by abelsuing

marzo 5, 2019 at 3:12 pm