Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Cultura de calidad en la educación superior de Ecuador

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Con ocasión de la evaluación externa de las universidades ecuatorianas (IES) vale recordar que el fin del proceso es lograr una cultura de excelencia, que está por sobre los rankings coyunturales.

El Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (CACES), en las directrices del modelo de evaluación, menciona que la calidad es un proceso continuo que involucra a estudiantes, docentes, autoridades y a la comunidad en general. La calidad es resultado de ciclos de mejoramiento, acoge prácticas y políticas a través de las cuales se cumplen las funciones sustantivas de la universidad: docencia, investigación e innovación y vinculación con la sociedad,

El modelo propuesto por el CACES se hará visible en 20 estándares relacionados con las funciones sustantivas y los contextos institucionales. Pero, por sobre las variables y los entornos está el compromiso de atender las aspiraciones de los jóvenes y responder a las demandas de los maestros que, entre otras, son mejorar el ingreso a las IES y potenciar la carrera docente.

La Universidad debería ser la ruta para que muchos jóvenes cumplan con sus proyectos de vida, y para que los docentes propongan prototipos, patentes y mayores relaciones con pares internacionales. El desarrollo de la sociedad será la mejor evidencia del trabajo de las universidades.

En los últimos 10 años hay cambios importantes en las IES como la cantidad de investigadores, las publicaciones, los programas académicos de cuarto nivel, las relaciones con organismos públicos y la movilidad internacional, que animan a continuar. Entre las claves de éstos logros están la visión de futuro, la colaboración y el liderazgo de los directivos de los centros universitarios, pero también hay riesgos como la burocratización, la inflación, la mercantilización de las carreras y la dependencia de fondos y agendas de investigación internacionales que pueden pervertir la cultura de la universidad nacional.

Los resultados de la evaluación y el cambio de concepto, de categorización hacia acreditación, anima al sistema de educación superior, pero como se mencionó habría que evitar perder el norte de una educación humanista en el s. XXI y así finalmente ubicar las claves de desarrollo que el Ecuador necesita.

Cite as

Suing, Abel. (2019, November 15). Cultura de calidad en la educación superior de Ecuador. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3557004

Written by abelsuing

noviembre 28, 2019 at 10:59 pm

Educación e investigación en comunicación en Loja, Ecuador

leave a comment »

Anotación 2019-11-12 000750

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

En 2019 las carreras de comunicación social, de las universidades Técnica Particular y Nacional de Loja, celebran 20 y 30 años de fundación, respectivamente. En sus orígenes, entre otros, están los postulados de búsqueda de la verdad, formación de competencias profesionales y contribución a la opinión pública.

Cientos de titulados en las escuelas de comunicación lojanas prestan servicios en empresas y organizaciones de todo el país, hacia ellos llegaron las universidades locales a través de las modalidades de estudios a distancia. Hay experiencias, eventos, encuentros y producciones, en diferentes formatos, que certifican las realizaciones alcanzadas. Muchos de los egresados marcan época en el periodismo nacional y motivan a continuar la tarea educativa. Entre las claves de estas celebraciones mutuas, de la UTPL y la UNL, está el diálogo. Las dificultades se han superado sobre la base de transparencia y el ánimo de avanzar.

Gracias a un trabajo colaborativo, hoy Loja congrega la mayor proporción de investigadores cualificados en ciencias de la comunicación del país. Los docentes comparten sus reflexiones y descubrimientos en artículos científicos, observatorios, congresos, libros y nuevas ofertas académicas. Más de 100 publicaciones en revista internacionales indexadas de alto impacto muestran el potencial de los docentes de las carreras de comunicación lojanas. También hay proyectos científicos generados en equipo.

Una de las primeras maestrías de investigación en comunicación del Ecuador surgió en Loja. Treinta y seis investigadores en formación, guiados por los profesores locales, participan en diálogos con sus pares académicos de Iberoamérica.

De a poco, se gesta un destino de referencia mundial en las ciencias de la comunicación. Loja es el domicilio, la ciudad de adscripción de científicos con importantes cuotas de producción intelectual, que así mismo, paso a paso, son citados e invitados a exponen los resultados de sus trabajos en foros especializados.

En 1989 y en 1999, los líderes de las universidades locales propusieron visiones humanísticas para la educación en comunicación, y convocaron a jóvenes profesores para avanzar en proyectos, que tal vez criticados en sus inicios, han mostrado solidez. Ahora se suma otra generación de docentes para atender las expectativas de estudiantes nacidos en el s. XXI que aspiran a construir y alcanzar otros horizontes para Loja y el Ecuador. Felicidades a las carreras de comunicación lojanas y éxitos en las próximas décadas.

Cite as

Suing, Abel. (2019, November 8). Educación e investigación en comunicación en Loja, Ecuador. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3538583

Written by abelsuing

noviembre 12, 2019 at 12:11 am

Búsqueda de la verdad, luego del levantamiento indígena de octubre de 2019

leave a comment »

Imagen tomada de https://www.flacso.edu.ec

Imagen tomada de https://www.flacso.edu.ec

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

En Ecuador se vive una tensa calma. La protesta social dejó heridas. Las interpretaciones de lo ocurrido son varias. El inventario de pérdidas incluye fallecidos y el deterioro de las relaciones entre ciudadanos, en este lamentable marco las atávicas posiciones regionalistas y racistas volvieron a emerger.

Los problemas de desarrollo deberán ser atendidos por las próximas generaciones porque los líderes actuales, que contaron con oportunidades y recursos para progresar en paz, no los solucionaron.

En las demandas del movimiento indígena y de las medidas de política económica del gobierno hay puntos de coincidencia, por ejemplo, la atención a los más necesitados y las compensaciones directas, pero ¿cómo lograrlo y quiénes deben hacerlo?

Como un bumerán, se vuelve a punto de partida: ausencia de líderes en valores, mínimos desempeños en las instituciones, débiles programas de salud y educación, es decir, debilidades que la mayoría de la población pretende que sean compensadas. Si es así, ¿qué falta?

En un entorno de lo superfluo, de apariencias, donde algunos medios de comunicación entregan, en sus franjas de más audiencia, las versiones criollas de realities de imitadores y mundos de hedonismos, probablemente lo primero que deba reponerse sea la verdad.

Es urgente que la sociedad se mire al espejo, se reconozca, se acepte y comprenda que una mejor calidad de vida será consecuencia de comportamientos sobrios, de sacrificios, de prioridades, pero también de alegrías sinceras. A mejores niveles de bienestar no se llega criticando las faltas del vecino sino superado las propias limitaciones.

Las claves del futuro no las tienen los expertos, politólogos o macro economistas. Ellos ayudan, pero no son genios ni tienen la panacea. La administración de un país, en lo esencial, no es distinto de la administración de una casa. Necesidades ilimitadas, recursos escasos e identificación de prioridades son los factores que tanto padres de familia como gobernantes deben manejar.

Los primeros pasos en pro de mejores días deberían estar guiados por la búsqueda constante de la verdad, de lo contrario, la noche del 13 de octubre de 2019 habrá iniciado el siguiente levantamiento indígena, así como una nueva época de pobreza en la República del Ecuador.

Cite as

Suing, Abel. (2019, October 18). Búsqueda de la verdad, luego del levantamiento indígena de octubre de 2019. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3516535

Written by abelsuing

octubre 23, 2019 at 2:06 am

¿Qué vendrá luego de la protesta social en Ecuador?

leave a comment »

Fotografías de Denis Reno https://n9.cl/1mm2

Fotografías de Denis Reno https://n9.cl/1mm2

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

La reacción de los ciudadanos, a las medidas económicas impuestas por el gobierno que preside Lenin Moreno, iniciaron con bloqueos de vías, luego marchas de organizaciones políticas, movilización de indígenas, enfrentamientos con la policía, represiones y, como lamentable colofón, muertes de algunos manifestantes.

En una semana se vivió una espiral de violencia sin precedentes desde el retorno a la democracia, en el país andino, en 1979. Los actores de los enfrentamientos son el poder ejecutivo a través de la policía, los sindicatos, los movimientos sociales, los indígenas y grupos violentos, probablemente “infiltrados” que persiguen protagonismo político para grupos particulares.

Las posiciones no cambian. El propósito de revertir el plan de ajuste, que implica el incremento de los precios de los combustibles, no se logra. Las principales causas del desajuste presupuestario son el exceso de gasto público, las deudas internacionales contraídas en la administración anterior, del Presidente Correa, y la abrumadora corrupción. Los sectores sociales piden que se cobren las deudas y se juzguen a los deshonestos pero que el peso del ajuste no caiga en los menos favorecidos.

Los programas de compensación: focalización del subsidio a los pobres, medidas de desarrollo agrícola, tarifas diferenciadas del transporte público, entre otras, no son aceptados. Predomina la negativa. El extremo es “caen las medidas o cae el gobierno”. Las perspectivas opuestas no permiten avanzar. El país se acerca, de a poco, a un conflicto de insospechadas repercusiones.

Pero, en algún punto se generará el espacio de diálogo ya que es el único camino para conciliar puntos de vista. Ni el gobierno, ni los manifestantes y mucho menos los ciudadanos tienen los recursos para continuar por más tiempo en enfrentamientos. Lamentablemente los costos, los afectados, los perjuicios serán altos, y seguramente se habrían evitado si de por medio existiesen auténticos líderes que guíen hacia el bien común.

Lo que vendrá luego del fin de la protesta social, en un primer momento, será más carestía y la búsqueda de una sanación nacional, el país pasará por una catarsis. Deberán ofrecerse disculpas y ubicar condiciones éticas mínimas para edificar el futuro. En cerca de 10 días de movilizaciones se han perdido patrimonios públicos, la arquitectura de varias ciudades está afectada, los jóvenes han dejado de estudiar, muchas cadenas de abastecimientos de productos básicos están quebradas y se cuentan por decenas los daños a la propiedad privada, en conclusión, los ecuatorianos hoy son más pobres que antes, y no es una pobreza de bienes sino de oportunidades.

El Ecuador de futuro debería edificarse sobre la compresión, sobre los valores que se construyan en los hogares. Ojalá la sociedad de los próximos años refleje la conveniencia pacífica que los niños y jóvenes de hoy vivan en casa junto a padres y hermanos.

Cite as

Suing, Abel. (2019, October 11). ¿Qué vendrá luego de la protesta social en Ecuador? Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3482960

Written by abelsuing

octubre 11, 2019 at 10:37 am

TIC´s, educación y familia

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Es frecuente conocer de aplicaciones de software para smartphones que sirven para un sinnúmero de necesidades, de entretenimiento a salud. Las Apps sumadas a las redes sociales, las transacciones electrónicas y los entornos virtuales, entre otros, configuran un ecosistema digital donde gran parte de la población se desenvuelve.

Los primeros años de la sociedad digital, la edad de la electrónica y de las telecomunicaciones, encierran incertidumbres y oportunidades. Aún hay carencias en seguridad, neutralidad y en las libertades de expresión e información, pero también se viven incrementos de productividad, disminución de costos, mayor penetración de la telefonía móvil y mejor escolaridad.

Parecería que las herramientas computacionales son grandes aliadas para el desarrollo, sin embargo, no se evidencian integraciones definitivas en los salones de clases, por ejemplo, en la educación básica.

Internet, como la imprenta, es una herramienta que permite llevar el conocimiento. Con el alfabeto y los bits las personas pueden escribir poesía o declaraciones de guerra. Lo importante es el fin de las TIC´s. ¿Para la paz o la explotación? La diferencia estará en valorar al ser humano como el centro de todas las innovaciones.

Desde esta óptica, existen dos elementos a cuidar, por un lado, integrar la informática en la educación tradicional, y por otro, la urgencia de identificar los fines sociales y humanos de los progresos digitales ¿En qué medida las tecnologías de la información y la comunicación permiten a las personas acercarse y dialogar?

Uno de los primeros escenarios en donde debería “humanizarse” la ciencia de los datos es el hogar, si los dispositivos y la Internet ocupan un lugar secundario en torno los momentos de encuentro es un síntoma de que aún hay espacio para la familia, de lo contrario deberían examinarse las prácticas cotidianas respecto al uso de las TIC´s.

 Cite as

Suing, Abel. (2019, September 17). TIC´s, educación y familia. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3461439

Written by abelsuing

septiembre 26, 2019 at 12:15 am

Publicado en Opinión

Tagged with , , , , ,

¿Dónde están los expertos que enseñen a mitigar los efectos del cambio climático?

leave a comment »

Imagen tomada de https://www.milenio.com

Imagen tomada de https://www.milenio.com

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Cada ciudad debería contar con estrategias y personal cualificado para enseñar cómo menguar los impactos del cambio climático, además de políticas para regular los comportamientos de las industrias contaminantes.

Han pasado décadas desde la suscripción del “Protocolo de Kioto” sin que hayan disminuido las emisiones de gases de efecto invernadero. Año a año los medios de comunicación informan de nuevos límites de altas temperaturas, y es frecuente conocer de “insospechadas” consecuencias del cambio ambiental.

Hoy, las portadas de muchos diarios en el mundo reportan que Greta Thunberg y 15 activistas interpusieron una demanda “histórica” ante la Organización de la Naciones Unidas. Ella, una adolescente sueca, golpea la consciencia de los líderes políticos del mundo para que efectivamente protejan los derechos de los niños frente al cambio del clima. Ayer, otro grupo de activistas islandeses realizó el funeral del glacial “OK”, un acto simbólico para llamar la atención sobre el calentamiento global.

Esta urgente demanda para proteger y conservar la tierra, la casa común de todas las especies, es uno de los fines del desarrollo sostenible de la ONU, el “Objetivo 13. Acción por el clima” señala que:

“El cambio climático afecta a todos los países en todos los continentes, produciendo un impacto negativo en su economía, la vida de las personas y las comunidades. En un futuro se prevé que las consecuencias serán peores. Los patrones climáticos están cambiando, los niveles del mar están aumentando, los eventos climáticos son cada vez más extremos y las emisiones del gas de efecto invernadero están ahora en los niveles más altos de la historia. Si no actuamos, la temperatura media de la superficie del mundo podría aumentar unos 3 grados centígrados este siglo. Las personas más pobres y vulnerables serán los más perjudicados”.

En este contexto, y si hay una toma de consciencia colectiva, ¿por dónde empezar? ¿cómo explicar a las personas que sobre una racionalidad economicista debe prevalecer un espíritu de equidad y conservación?

Probablemente la respuesta esté en la “alfabetización ambiental”, en desaprender para volver a aprender, en adquirir nuevos esquemas de lectura del entorno para catalogar los recursos desde valoraciones sociales y ambientales que permitan una cohabitación armónica.

Los primeros pasos se han dado. Es necesario ubicar a los expertos, a los pedagogos de nuevos modelos de enseñanza en un mundo que debe acercarse a un modo de vida humano y equitativo en el aprovechamiento de la naturaleza.

Las administraciones públicas, los centros de investigación, las compañías podrían fomentar la educación de los expertos que la sociedad demanda con premura. El tiempo se agota.

Cite as

Suing, Abel. (2019, September 24). ¿Dónde están los expertos que enseñen a mitigar los efectos del cambio climático? Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3459839

Written by abelsuing

septiembre 24, 2019 at 3:13 pm