Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

¿Qué vendrá luego de la protesta social en Ecuador?

leave a comment »

Fotografías de Denis Reno https://n9.cl/1mm2

Fotografías de Denis Reno https://n9.cl/1mm2

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

La reacción de los ciudadanos, a las medidas económicas impuestas por el gobierno que preside Lenin Moreno, iniciaron con bloqueos de vías, luego marchas de organizaciones políticas, movilización de indígenas, enfrentamientos con la policía, represiones y, como lamentable colofón, muertes de algunos manifestantes.

En una semana se vivió una espiral de violencia sin precedentes desde el retorno a la democracia, en el país andino, en 1979. Los actores de los enfrentamientos son el poder ejecutivo a través de la policía, los sindicatos, los movimientos sociales, los indígenas y grupos violentos, probablemente “infiltrados” que persiguen protagonismo político para grupos particulares.

Las posiciones no cambian. El propósito de revertir el plan de ajuste, que implica el incremento de los precios de los combustibles, no se logra. Las principales causas del desajuste presupuestario son el exceso de gasto público, las deudas internacionales contraídas en la administración anterior, del Presidente Correa, y la abrumadora corrupción. Los sectores sociales piden que se cobren las deudas y se juzguen a los deshonestos pero que el peso del ajuste no caiga en los menos favorecidos.

Los programas de compensación: focalización del subsidio a los pobres, medidas de desarrollo agrícola, tarifas diferenciadas del transporte público, entre otras, no son aceptados. Predomina la negativa. El extremo es “caen las medidas o cae el gobierno”. Las perspectivas opuestas no permiten avanzar. El país se acerca, de a poco, a un conflicto de insospechadas repercusiones.

Pero, en algún punto se generará el espacio de diálogo ya que es el único camino para conciliar puntos de vista. Ni el gobierno, ni los manifestantes y mucho menos los ciudadanos tienen los recursos para continuar por más tiempo en enfrentamientos. Lamentablemente los costos, los afectados, los perjuicios serán altos, y seguramente se habrían evitado si de por medio existiesen auténticos líderes que guíen hacia el bien común.

Lo que vendrá luego del fin de la protesta social, en un primer momento, será más carestía y la búsqueda de una sanación nacional, el país pasará por una catarsis. Deberán ofrecerse disculpas y ubicar condiciones éticas mínimas para edificar el futuro. En cerca de 10 días de movilizaciones se han perdido patrimonios públicos, la arquitectura de varias ciudades está afectada, los jóvenes han dejado de estudiar, muchas cadenas de abastecimientos de productos básicos están quebradas y se cuentan por decenas los daños a la propiedad privada, en conclusión, los ecuatorianos hoy son más pobres que antes, y no es una pobreza de bienes sino de oportunidades.

El Ecuador de futuro debería edificarse sobre la compresión, sobre los valores que se construyan en los hogares. Ojalá la sociedad de los próximos años refleje la conveniencia pacífica que los niños y jóvenes de hoy vivan en casa junto a padres y hermanos.

Cite as

Suing, Abel. (2019, October 11). ¿Qué vendrá luego de la protesta social en Ecuador? Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3482960

Anuncios

Written by abelsuing

octubre 11, 2019 at 10:37 am

TIC´s, educación y familia

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Es frecuente conocer de aplicaciones de software para smartphones que sirven para un sinnúmero de necesidades, de entretenimiento a salud. Las Apps sumadas a las redes sociales, las transacciones electrónicas y los entornos virtuales, entre otros, configuran un ecosistema digital donde gran parte de la población se desenvuelve.

Los primeros años de la sociedad digital, la edad de la electrónica y de las telecomunicaciones, encierran incertidumbres y oportunidades. Aún hay carencias en seguridad, neutralidad y en las libertades de expresión e información, pero también se viven incrementos de productividad, disminución de costos, mayor penetración de la telefonía móvil y mejor escolaridad.

Parecería que las herramientas computacionales son grandes aliadas para el desarrollo, sin embargo, no se evidencian integraciones definitivas en los salones de clases, por ejemplo, en la educación básica.

Internet, como la imprenta, es una herramienta que permite llevar el conocimiento. Con el alfabeto y los bits las personas pueden escribir poesía o declaraciones de guerra. Lo importante es el fin de las TIC´s. ¿Para la paz o la explotación? La diferencia estará en valorar al ser humano como el centro de todas las innovaciones.

Desde esta óptica, existen dos elementos a cuidar, por un lado, integrar la informática en la educación tradicional, y por otro, la urgencia de identificar los fines sociales y humanos de los progresos digitales ¿En qué medida las tecnologías de la información y la comunicación permiten a las personas acercarse y dialogar?

Uno de los primeros escenarios en donde debería “humanizarse” la ciencia de los datos es el hogar, si los dispositivos y la Internet ocupan un lugar secundario en torno los momentos de encuentro es un síntoma de que aún hay espacio para la familia, de lo contrario deberían examinarse las prácticas cotidianas respecto al uso de las TIC´s.

 Cite as

Suing, Abel. (2019, September 17). TIC´s, educación y familia. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3461439

Written by abelsuing

septiembre 26, 2019 at 12:15 am

Publicado en Opinión

Tagged with , , , , ,

¿Dónde están los expertos que enseñen a mitigar los efectos del cambio climático?

leave a comment »

Imagen tomada de https://www.milenio.com

Imagen tomada de https://www.milenio.com

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Cada ciudad debería contar con estrategias y personal cualificado para enseñar cómo menguar los impactos del cambio climático, además de políticas para regular los comportamientos de las industrias contaminantes.

Han pasado décadas desde la suscripción del “Protocolo de Kioto” sin que hayan disminuido las emisiones de gases de efecto invernadero. Año a año los medios de comunicación informan de nuevos límites de altas temperaturas, y es frecuente conocer de “insospechadas” consecuencias del cambio ambiental.

Hoy, las portadas de muchos diarios en el mundo reportan que Greta Thunberg y 15 activistas interpusieron una demanda “histórica” ante la Organización de la Naciones Unidas. Ella, una adolescente sueca, golpea la consciencia de los líderes políticos del mundo para que efectivamente protejan los derechos de los niños frente al cambio del clima. Ayer, otro grupo de activistas islandeses realizó el funeral del glacial “OK”, un acto simbólico para llamar la atención sobre el calentamiento global.

Esta urgente demanda para proteger y conservar la tierra, la casa común de todas las especies, es uno de los fines del desarrollo sostenible de la ONU, el “Objetivo 13. Acción por el clima” señala que:

“El cambio climático afecta a todos los países en todos los continentes, produciendo un impacto negativo en su economía, la vida de las personas y las comunidades. En un futuro se prevé que las consecuencias serán peores. Los patrones climáticos están cambiando, los niveles del mar están aumentando, los eventos climáticos son cada vez más extremos y las emisiones del gas de efecto invernadero están ahora en los niveles más altos de la historia. Si no actuamos, la temperatura media de la superficie del mundo podría aumentar unos 3 grados centígrados este siglo. Las personas más pobres y vulnerables serán los más perjudicados”.

En este contexto, y si hay una toma de consciencia colectiva, ¿por dónde empezar? ¿cómo explicar a las personas que sobre una racionalidad economicista debe prevalecer un espíritu de equidad y conservación?

Probablemente la respuesta esté en la “alfabetización ambiental”, en desaprender para volver a aprender, en adquirir nuevos esquemas de lectura del entorno para catalogar los recursos desde valoraciones sociales y ambientales que permitan una cohabitación armónica.

Los primeros pasos se han dado. Es necesario ubicar a los expertos, a los pedagogos de nuevos modelos de enseñanza en un mundo que debe acercarse a un modo de vida humano y equitativo en el aprovechamiento de la naturaleza.

Las administraciones públicas, los centros de investigación, las compañías podrían fomentar la educación de los expertos que la sociedad demanda con premura. El tiempo se agota.

Cite as

Suing, Abel. (2019, September 24). ¿Dónde están los expertos que enseñen a mitigar los efectos del cambio climático? Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3459839

Written by abelsuing

septiembre 24, 2019 at 3:13 pm

Una mirada a la transición digital de la TV en Ecuador

leave a comment »

Imagen tomada de https://www.gatesair.com

Imagen tomada de https://www.gatesair.com

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Los tradicionales medios de información, unidireccionales, analógicos y generalistas mantienen cuotas de audiencia que les permiten coexistir con experiencias nativas en Internet, desde esta lógica se comprende que, para muchos sectores de la sociedad, la televisión aún sea la fuente prioritaria de información, aunque las emisiones digitales ganen espacio. En este momento hay dos tipos de emisiones, formatos y perfiles de consumidores, pero ¿esto persistirá? ¿hasta cuándo?

Las plataformas internacionales de streaming proveen ficción y en ciertas ocasiones han trasmitido eventos políticos y deportivos, sin embargo, no existen referencias sólidas sobre cómo se divulgará y dialogará con la audiencia cuando haya concluido la transición digital, cuando finalmente ocurra el apagón analógico.

Tal vez es inoportuno encender una alerta sobre cómo se crearán y ocuparán los espacios en Internet, y seguramente muchas personas estimarán que con las opciones en redes sociales ya se está viviendo la primera etapa de la radio y televisión digital, pero no sería así porque las plataformas de emisión no son propias de los medios de comunicación, pertenecen a grandes empresas transnacionales que, en cualquier momento, pueden suspenderlas, rentabilizarlas o censurar los contenidos; si esto ocurre, ¿dónde quedará la libertad de expresión?

Si las plataformas digitales son el nuevo escenario para el intercambio de opiniones y la formación de la opinión pública debería iniciarse un amplio debate sobre cómo avanzar hacia la edad digital de los medios de información sin que ello signifique desandar los avances en comunicación social, derechos de las audiencias y libertades de expresión y prensa.

Hay voces que señalan que la “televisión e internet se han fusionado para siempre dando como fruto un modelo audiovisual transmedia, interactivo, siempre conectado, personalizable y de oferta amplia, auspiciado por un público joven y ávido de protagonismo” (Guerrero, 2018, p. 1244), esto ocurriría porque existen mecanismos que permiten vislumbrar las formas de relación entre los usuarios, los creadores de contenidos y las empresas intermediarias, el mejor ejemplo sería YouTube.

La aspiración, en orden a que el cambio digital no sea en únicamente de forma, es que los ciudadanos, empresas y gobierno participen en la delimitación de los marcos de relación. No deberían suponerse que existe “neutralidad de la tecnología” (Montero & Sierra, 2017, p. 269), sino más bien procurar intervenciones concretas sobre el espacio audiovisual para otorgaron visibilidad y voz a todos los sectores (Dodaro, 2007). La meta son medios con mayor tecnología sin perder su visión humanística.

Referencias:

Dodaro, Christian (UBA). (2007). Campo y contracampo. Lo político en el audiovisual de los 90. XI Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia. Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Tucumán, San Miguel de Tucumán

Guerrero, E. (2018) La fuga de los millennials de la televisión lineal. Revista Latina de Comunicación Social, 73, pp. 1231 – 1246.

Montero, D., & Sierra, F. (2017). Videoactivismo y apropiación de las tecnologías. El caso de 15m.cc. Chasqui, (134), 263-276.

Cite as

Suing, Abel. (2019, September 10). Una mirada a la transición digital de la TV en Ecuador. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3408513

Written by abelsuing

septiembre 14, 2019 at 10:44 pm

La vivienda como oportunidad social en Ecuador

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Contar con una vivienda digna es un derecho humano, constituye un norte en la gestión de los gobiernos locales y también un argumento para el desarrollo.

Disponer de un espacio para habitar, organizar las relaciones familiares y provocar la educación de los hijos es indispensable para la vida en familia, por ello el interés de las administraciones públicas en ubicar las condiciones para que sea satisfecha ésta necesidad vital de las personas.

La construcción de vivienda es también un eje del progreso económico. Planes y programas habitacionales cuentan con demanda porque al tratarse de inmuebles los valores de los activos permanecen y ganan plusvalía, de allí que la vivienda también ha servido para especular y por sobre la carencia social se han montado grandes burbujas inmobiliarias que derivaron en quiebras y marginalidad.

En momentos de crisis económica la obra pública motiva a la recuperación de los ciclos productivos, los ejemplos son varios y con gran éxito despiertan la creatividad y el interés de los particulares para desarrollar emprendimientos. Desde ésta lógica y en pro de atender el déficit habitacional se recibió con agrado la noticia de créditos hipotecarios, a bajas tasas de interés y amplios plazos, que el Instituto de Seguridad Social del Ecuador oferta. En Loja igualmente inició un plan de vivienda popular que recibió gratas impresiones y cientos de postulaciones.

Contar con una casa, sea por vía pública o privada, es una condición que favorece el logro de otras aspiraciones e indudablemente conlleva una dimensión patrimonial que deriva en identidad y autoestima. Por lo señalado, la vivienda es una oportunidad para alcanzar mejores niveles de vida.

Sobre la base del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) es necesario que se vele porque las regulaciones urbanas, los códigos de la construcción y las políticas de economía solidaria garanticen que el concepto de vivienda digna esté al alcance de cada hogar, y no se vea frustrado por los afanes de lucro desmedido. Ojalá se pueda armonizar ésta necesidad social para que cada sector involucrado alcance su justo reconocimiento.

Cite as

Suing, Abel. (2019, September 3). La vivienda como oportunidad social en Ecuador. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3387459

Written by abelsuing

septiembre 5, 2019 at 10:30 am

¿Los ciudadanos tienen competencias para asumir los efectos del cambio climático?

leave a comment »

1111

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El mundo vive fenómenos ambientales extraños como temperaturas extremas, sequías e inundaciones, quema de bosques tropicales, incremento del nivel del mar frente al deshielo de los glaciales y muchos más; todos se cuentan entre las consecuencias del cambio climático.

Éstos acontecimientos impactan de forma creciente en la producción de bienes, en la salud, en la construcción y otros campos. Las formas de vida de todos los pueblos serán afectadas porque los ciclos de abastecimiento cambian. Probablemente deberán modificarse dietas, técnicas de edificación de viviendas e investigar procesos para curar nuevos virus o enfrentar enfermedades que se estimaban endémicas.

La agenda informativa de las últimas semanas ha puesto su foco en los incendios de la selva del Amazonas y los récords de altas temperaturas del verano europeo que de pronto derivaron e copiosas lluvias, inundaciones y nieve; de fondo se aprecia una tendencia, que parece irreversible, hacia nuevas ecologías y entornos.

Frente a ello ¿qué conocimientos, actitudes y habilidades han desarrollado los ciudadanos para asumir y actuar frente a las consecuencias el cambio climático? Otras preguntas emergentes son ¿qué debe hacer una familia que viven en el trópico para que su vivienda los arrope frente a bajas temperaturas? o ¿cómo prevenir reacciones alérgicas?

El primer paso sería conocer más, recibir y circular información, es decir procesos educativos. Ecuador tiene una “Estrategia Nacional de Cambio Climático” promovida por el Ministerio del Ambiente que reúne diagnósticos y objetivos para garantizar y mejorar la calidad de vida. Uno de sus postulados señala que fomentará “acciones para que los ciudadanos tengan acceso a información comprensible sobre cambio climático, que les permita relacionar el tema con su vida diaria de tal forma que se contribuya al cambio de actitudes”, así mismo procurará el “desarrollo de módulos de educación formal sobre cambio climático para ser insertados en los programas de estudio regular en todas las instituciones educativas”.

El plan del gobierno ecuatoriano, en primera instancia, comprende el periodo 2012 a 2025, pero ante lo frecuente y contundente de los hechos debería acrecentarse con urgencia la estrategia para mitigar los impactos. Muchos hogares ya practican acciones para disminuir los malgastos de energía, hacen del reducir, reutilizar y reciclar una forma de vida, pero es necesario armonizar acciones entre los particulares y el Estado para alcanzar, en menor tiempo y mejores condiciones, las metas nacionales de bienestar en el marco de la mitigación de los efectos negativos del cambio climático.

Hacia este fin seguro se sumarán asociaciones, colectivos, centros educativos, iglesias, es un propósito común en donde se requiere del liderazgo del sector público.

Cite as

Suing, Abel. (2019, August 27). ¿Los ciudadanos tienen competencias para asumir los efectos del cambio climático?. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3381539

Written by abelsuing

agosto 29, 2019 at 12:08 pm

Libertad de expresión para prevenir la obscuridad

leave a comment »

Cbh_ijTWwAIXCbu

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

La garantía para emitir y recibir información, así como para expresar libremente las ideas está plasmada en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, éste derecho incluso motiva el debate sobre leyes de comunicación, es por lo tanto imprescindible para la relación entre personas y para la democracia.

Sin embargo, en la práctica debe bregarse día a día para mantener una comunicación amplia y sin barreras. Se supondría que una condición innata de los seres humanos no admite límites, y que con el apoyo de las tecnologías de información hay más y mejores oportunidades para buscar y publicar datos, noticias y opiniones, pero lamentablemente no es así.

Muchos periodistas, de casi todos los medios, privados y púbicos, han vivido restricciones o censuras, en algunos casos para no contravenir las líneas editoriales y en otros para alinearse a los dogmas de los administradores de las empresas informativas. Además, los bulos difundidos en las redes sociales han provocado alarmantes atentados contra el derecho a la vida.

Frente a este panorama queda recordar y fortalecer los compromisos deontológicos, la búsqueda de la verdad y la protección de las personas.

Parecería una reflexión continuada y un lugar común que por frecuente se vuelve inocua, y es allí donde está la génesis de la atrocidad, probablemente de los crímenes de periodistas, que en el fondo son contra la humanidad.

Hace un poco más de un año Ecuador perdió a un equipo de profesionales del Diario El Comercio, fueron asesinados por un grupo de guerrilleros en la frontera con Colombia, y casi todos los meses se conoce de más comunicadores fallecidos en el desempeño de sus labores. Cuando la violencia toca las puertas de hogares cercanos llama la atención y provoca apresuradas medidas de protección, pero cuando ocurre en lugares, aparentemente, lejanos y de forma tan frecuente se pierde la conciencia y parece ser parte de la agenda informativa.

El peligro de deshumanización está latente. Las mínimas restricciones a la libertad de expresión ocurren para proteger intereses. Los periodistas son los observadores que dan la alerta, los que cuentan historias y permiten los diálogos sociales, por ello hay que cuidar que éstos profesionales gocen de las precauciones necesarias para que anticipen de posibles épocas de obscuridad y deterioro social.

Cite as

Suing, Abel. (2019, August 20). Libertad de expresión para prevenir la obscuridad. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3372859

Written by abelsuing

agosto 20, 2019 at 8:27 pm