Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘elecciones

Compromiso ético digital para Ecuador

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El 30 de mayo de 2019 dirigentes políticos, asociaciones de prensa y plataformas tecnológicas de la Argentina firmaron un compromiso para combatir las noticias falsas en los entornos digitales. La motivación es preservar la integridad del proceso electoral cuando la posverdad acrecienta su presencia en los canales informativos que alimentan a los ciudadanos. El acuerdo logrado procura promover la honestidad y “mitigar los efectos negativos de la divulgación de contenido falso y demás tácticas de desinformación en redes sociales”.

La transparencia en los medios de comunicación es una demanda global que en 2011 llevó a constituir la Red de Periodismo Ético, una organización que promueve altos estándares en el periodismo, reúne a periodistaseditores, propietarios de prensa y grupos de apoyo a los medios de comunicación.

La Red de Periodismo Ético postula cinco principios, premisas que marcan el trabajo de los profesionales en comunicación, y pueden orientar a las personas que ejercen sus derechos a la comunicación a través del ciberespacio. Los principios son 1) verdad y exactitud, 2) independencia, 3) equidad e imparcialidad, 4) humanidad; y, 5) responsabilidad. La información, las notas, los comentarios, etc. que se difundan hablan de personas que poseen dignidad, y por lo tanto merecen ser tratadas con respeto, que lo que se diga de ellas tenga el debido sustento.

A la par de la consolidación del concepto de periodismo ético se han fortalecido las instancias de transparencia y rendición de cuentas, incluso constan en leyes. Este conjunto de instrumentos busca equidad y justas relaciones en la sociedad de la información y del conocimiento, donde uno de los mayores patrimonios es la verdad. Si un cúmulo de datos y saberes no están respaldados por hechos contrastables, por sólidas bases y por una dimensión de bienestar no serán útiles, por el contrario, serán una rémora de detiene el progreso de una comunidad.

La suscripción de un compromiso ético digital entre ecuatorianos es una acción que serviría para pasar la página de años de corrupción, donde se comprometieron valiosos recursos para el futuro de los jóvenes, es una medida necesaria para fomentar diálogos a través de las redes social con el propósito de edificar la tolerancia. Un compromiso ético digital reflejaría una tendencia y una línea referencial para fijar buenas prácticas de comunicación, el primer paso el corresponde a los ciudadanos, consiste en la verificación de los datos que publican y en expresarse con respeto y decoro en las conversaciones que lleven en el mundo virtual, así las redes sociales mostrarán nuevas y creativas iniciativas fruto de un “bien estar” en comunidad.

Written by abelsuing

junio 20, 2019 at 11:40 pm

Un amanecer sin mesías

leave a comment »

Imagen tomada de https://cubaposible.com

Imagen tomada de https://cubaposible.com

Por: Abel Suing arsuing@utpl.edu.ec

En la República del Ecuador se eligieron autoridades locales. El 24 de marzo de 2019 los ciudadanos optaron por un candidato, decidieron quien los gobernará e implícitamente se comprometieron a apoyar un plan de trabajo.

Pasados los días de campaña electoral, de ofertas concretas y planteamientos populistas, queda la impresión de un concierto de mesías en la política. Las ofertas de bienes y servicios primaron sobre los espacios de diálogo y el diseño de procesos a través de los cuales los habitantes puedan involucrarse en la solución de sus problemas.

La visión de la política como poder, para beneficio particular, no es exclusiva de Latinoamérica, pero es donde provoca mayor pobreza. Países y ciudades ricas en recursos naturales, con poblaciones jóvenes, que además comparten cultura e idioma, repiten ciclos de crisis, de subempleo, de escasez de vivienda, déficit de atención sanitaria y otras limitaciones, además de una deuda externa que compromete a las futuras generaciones.

El escritor Moíses Naím, analista socio económico y pensador influyente, con ocasión de presentar su novela “Dos espías en Caracas”, señaló que, en parte, los gobiernos populistas se explican porque los votantes demandan profetas. Éstos sanadores, facilitadores, dioses prometen soluciones inmediatas, pero en realidad incapacitan a las personas, las vuelven ignorantes para usufructuar del patrimonio que les pertenece.

La atención de las necesidades de cada ciudad vendrá de la mano de sus pobladores, de los acuerdos, de las concesiones y los sacrificios que estén dispuestos hacer. La premisa básica es la honestidad. Los cambios no llegarán desde fuera, iniciarán en cada hogar al revisar las prácticas de convivencia y establecer prioridades, no será posible cubrir las carencias en un solo periodo, pero a consecuencia de disciplina, templanza y ahorro podrá accederse a mejores estados de bienestar.

Probablemente entre los candidatos que perdieron las elecciones estén quienes anticiparon que todos deben aportar para remontar las limitaciones, de ser así el mensaje no gustó, pero no deben desmayar, ellos pueden ayudar compartiendo sus visiones de futuro.

La gestión de los gobiernos locales se realiza con el concurso de los ciudadanos. Ecuador tiene una estructura legal que propone observatorios, veedurías y la figura de la “silla vacía”, entre otras opciones, para que los vecinos en cada parroquia, ciudad y cantón intervengan en la administración pública. Un país no es tal si sus habitantes no contribuyen en su construcción de forma directa.

Written by abelsuing

abril 2, 2019 at 11:29 pm

Oportunidades y desafíos para los jóvenes en las elecciones de los gobiernos locales del Ecuador

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

El 24 de marzo de 2019 se elegirán a las autoridades de los gobiernos municipales y provinciales del Ecuador. La jornada proyectará el equilibrio político y mostrará la evaluación de los ciudadanos a las recientes administraciones. Más allá de las respuestas a las necesidades inmediatas queda espacio para escrutar las visiones de largo plazo que coadyuven a superar la corrupción, un mal que acrecienta la inequitativa distribución de la riqueza.

En los últimos 40 años de la vida republicana del Ecuador, periodo de gobiernos democráticos, se postularon y ganaron candidatos que prometieron combatir la deshonestidad, pero no lo lograron y además privaron de oportunidades a los jóvenes.

Los ciclos de vida social, política y económica se repiten, parece que los ecuatorianos reeditan los acontecimientos de los años ´80 del pasado siglo. Bajo salarios, despidos de empleados públicos, incrementos de los precios de los combustibles, subidas de impuestos, fuga de capitales y un largo etcétera que concluyó con un cambio de moneda, a costa de una generación que migró en busca de mejores oportunidades de vida.

Nuevamente no hay dinero para pagar la salud, la educación o los servicios básicos porque deberán cubrirse cuotas de la deuda externa contratada para superar los déficits fiscales causados por malos administradores, sobreprecios o coimas. En este contexto, qué futuro puede ofrecer la sociedad a los jóvenes que hoy están las escuelas y los colegios.

Llegada la crisis surgen cuestionamientos sobre la disyuntiva entre medidas de austeridad y la atención de las necesidades básicas, se pide de los políticos consciencia para que velen por las personas, pero ¿Acaso no fueron los mismos políticos los que en épocas de bonanza olvidaron a sus compatriotas y dilapidaron los recursos y el futuro de la nación?

En este círculo vicioso sorprende la indiferencia o la poca participación de los líderes jóvenes en las candidaturas seccionales. Existen personas con reconocidas trayectorias que lideran espacios en empresas, universidades, instituciones y organizaciones sociales que no intervienen en política. Ellos tendrán varias razones y probablemente día a día hacen más por su comunidad que en un cargo público. Sin embargo, el sistema de gobierno de democracia representativa requiere que las voces de los ciudadanos se expresen en los parlamentos. No es un mecanismo perfecto, pero es la vía establecida en la Constitución.

Para fortalecer los valores, buscar el mayor bien posible, privilegiar la paz, y alcanzar un desarrollo humano y ambiental sostenible no se requieren de doctos, expertos administradores o viejos políticos, son necesarios los espíritus nobles, las personas con ideales que puedan ver con ilusión juvenil un futuro en armonía. Ojalá se vivan los primeros momentos de nuevos gobiernos, donde los jóvenes sean los protagonistas de mejores días para el país.

Written by abelsuing

marzo 22, 2019 at 12:23 pm

El fact-checking en Ecuador y la democracia

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/iffNSX

Imagen tomada de https://goo.gl/iffNSX

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Emerge y gana terreno el fact-checking electoral, que consiste en la verificación de datos y propuestas de los candidatos a través de las redes sociales, gracias a la colaboración de los ciudadanos. Frente a noticias falsas que se multiplican de inmediato, la verificación es un contrapeso necesario para orientar de forma acertada a la población.

La calidad de las fuentes y la verificación de la información es una tarea esencial del periodismo, que debería estar presente en su labor cotidiana, pero el arrollador fenómeno de la convergencia digital y el incremento de los consumos en Internet parece que motivaron a ciertos editores, a preferir la inmediatez ante la profundidad en las coberturas.

En Ecuador, la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios, Fundamedios, al igual que otras organizaciones sociales latinoamericanas, vinculadas con el trabajo de los periodistas, ensaya la campaña de fact-checking político, denominada Ecuador Chequea; cuyos resultados están a disposición de la colectividad en su portal Web, esto ayuda a transparentar y elevar el nivel de gestión de los funcionarios públicos.

Las redes sociales, la comunicación electrónica y el trabajo de organizaciones sociales ayudan con contrastar los discursos electorales y ubican hitos de referencia para la rendición de cuentas de las autoridades; sin embargo, significan asignar a la población un control que debe ser ejercido por instancias públicas. Además, evidencian que los ciudadanos confían más en la auditoria social para confirmar datos que en la información de los medios de comunicación.

En las recientes elecciones presidenciales de México, el medio nativo digital Animal Político y AJ+ Español, llevaron el proyecto de periodismo colaborativo “Verificado 2018”, que fue el espacio al cual los ciudadanos enviaron solicitudes de contratación, alertas, inconsistencias y apreciaciones sobre los discursos de los candidatos, antes y después de elecciones, y de forma inmediata recibieron respuestas. En esta experiencia, los medios de comunicación y la forma convencional de hacer política fueron puestos bajo constante observación, para limpiar lo falso de lo real.

Pese al gran apoyo de las tecnologías y de las organizaciones sociales para hacer ejercicios de verificación, el aspecto de fondo es reflexionar sobre la autenticidad, la confianza y la verdad en los diálogos que mantienen candidatos y electores. ¿Por qué es necesario pasar por un filtro las expresiones de los políticos? ¿La población no cree en sus representares? ¿Por qué se mantiene el sistema de gobierno cuando ya no representan a sus ciudadanos? ¿Vivimos el fin de la democracia?

Las respuestas podrían ubicarse al volver las miradas hacia la honestidad, la sencillez y humildad con la cual cada persona y familia esté dispuesta a aportar, para cambiar sus condiciones de vida. Mejores calles, sistemas de salud, fuentes de empleo, seguridad y otros servicios básicos no llegan por generación unilateral de un Estado todopoderoso, son resultados de compromisos y aportes entre comunidades, gobiernos y empresas. Una actitud de mendicidad, pasiva, que espera recibir sin comprometer trabajo da espacio a ilusiones y mentiras de nuevos “mesías” de la política.

Para circular noticias falsas, en redes sociales, se necesitan contrapartes, el candidato que se atreve a especular porque sabe de un público al que puede engañar; y, de personas dispuestas a creerle. Tal vez las soluciones ante las fake-news en tiempo de elecciones se encuentran, por un lado, en un mejor periodismo; y, por otro, en ciudadanos conscientes de que el futuro de sus ciudades y de su país está en función del aporte que puedan dar, en coordinación con líderes honestos, que demuestren capacidad de trabajo en equipo.

Written by abelsuing

enero 31, 2019 at 7:09 pm

Se necesitan líderes humanistas

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/395c6q

Imagen tomada de https://goo.gl/395c6q

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Ecuador, el área andina, el mundo demandan líderes que guíen a la sociedad en la lucha contra los grandes problemas contemporáneos: La pobreza, la exclusión, la intolerancia, las olas migratorias; dificultades surgidas como consecuencias de la irracionalidad y de la falta de ejemplos que muestren que el mejor camino es la equidad y el trabajo en equipo, para alcanzar una mejor convivencia.

Aunque existan personas bienintencionadas y deseosas de cooperar, se requieren de varios talentos, de varios líderes para crear y mantener nuevos hábitos. No existen los “mesías” que en uno o dos periodos de gobierno cambian la realidad.

¿Cuál es el perfil del líder que la sociedad necesita? A más de conocimientos y cualidades técnicas, debe ser una buena persona, con alto sentido común y capaz de identificar y potenciar el talento de su equipo. Tal vez el patrón que sirve para identificar a los líderes es aquel que los muestra en sus vidas cotidianas, la forma en que han crecido, la trayectoria profesional y las relaciones que llevan con sus familias. Las experiencias recientes en América Latina evidencian que no siempre los tecnócratas han acertado en sus decisiones. La corrupción es una sombra que cubrió a doctos y a hombres sencillos.

Desde el retorno a la democracia, en Ecuador, hace ya 40 años, han pasado por las administraciones locales y nacionales muchos políticos, pero ¿Cuántos han sido auténticos líderes, que dejaron huella de humanidad y de grandes objetivos? ¿Cuántos han ofrecido cambiar, para bien, al país, llevarlo al primer mundo, pero han fracasado? Varias generaciones se han sucedido, desde 1978, y no han visto el progreso tan anhelado.

Los líderes humanistas que el país necesita, parece que son los hombres de pueblo, que sin ser economistas administran de forma excelente sus limitados recursos, aquellos que tienen ideales para sus hijos, los padres que educan en valores, que muestran con su ejemplo de vida que la mejor solución a los conflictos es el diálogo, los hombres y mujeres que están dispuestos a dejar sus espacios y sus comodidades para que los jóvenes no pierdan sus ilusiones. Éstos líderes que viven en cada hogar, deberían dar un paso adelante y arriesgarse a liderar las instituciones y al país.

Restan pocos meses para un nuevo proceso electoral. En casi todas las ciudades de Ecuador se habla pre candidatos y se corren encuestas. Hay anticipos de planes de trabajo y de posibles colaboradores. Bien por los políticos dispuestos y en condiciones de servir, todos deberían administrar la cosa pública, en algún momento, pero también estar listos a retirarse cuando la gestión les resulte insuperable, seguramente los electores lo entenderán y los juzgarán por el bien que lograron cumplir.

Es importante ceder las aspiraciones personales, legitimas, por el bien común. La política no es una profesión, es un servicio a los demás. La administración pública no recae en una persona, la llevan equipos de colaboradores. La principal misión de un alcalde, de un ministro, del Presidente de la República debería ser tener visión de futuro, para que cada acción que emprendan esté empeñada con los niños. Ojalá los latinoamericanos hayan aprendido que el futuro es tarea de todos y que un político, por sí mismo, no es garantía de cambio. Son necesarios equipos de líderes humanistas comprometidos con multiplicar en la sociedad sus ejemplos de vida.

Written by abelsuing

noviembre 9, 2018 at 1:26 am

Ciclo político y nuevas formas de gestión

leave a comment »

Estamos a horas de concluir la campaña política para elección de autoridades seccionales en Ecuador, han sido semanas y en algunos casos meses de expectativas y propuestas sobre cómo atender las necesidades de parroquias, ciudades y provincias.

Las condiciones para difundir las candidaturas han procurado ser similares, sin embargo se ha señalado desproporcionalidad en los medios de comunicación así como infracciones en las formas de hacer publicidad.

La participación en medios de comunicación tradicionales y nuevos resulta determinante para conocer y distinguir propuestas por eso ha sido grato escuchar y ver a políticos en diversos programas y formatos, desde informativos a familiares, además de su continua presencia en redes sociales.

Existe una «desmonopolización» y traslado desde espacios tradicionales a medios pequeños en donde hay más oportunidades de acercarse a las personas y conocer sus argumentos. Sería interesante indagar en la asimilación que la comunidad tiene sobre la oferta política, ahora que las condiciones tienden a ser equitativas deberíamos conocer por igual los planes de trabajo porque de lo contrario los espacios de información y publicidad fueron empleados para otros fines como atacar al contrario o quedarse en formas y no en argumentos de fondo.

También ocurre que las propuestas son tan cercanas que llegan a converger y solo son distintas respecto a quienes las proponen, entonces los electores discriminamos por simpatías, si es así ¿por qué los partidos y movimientos no acuerdan antes un plan común?

Hay muchas necesidades, desde servicios básicos a promoción intelectual, y cada vez hay también mejores profesionales que pueden cubrirlas, falta encontrar el punto en donde podamos edificar el desarrollo de la comunidad, para ello los políticos podrían, desde los espacios de comunicación, tender puentes para que los ciudadanos identifiquemos y juntos construyamos los bienes y servicios que esperamos.

En una sociedad en red con mejores medios de comunicación parece urgente escuchar las voces de la gente para buscar nuevas formas de gestión que no solo nombren sino que hagan evidente el pensamiento y acción de la colectividad.

Written by abelsuing

febrero 19, 2014 at 2:25 pm

Las elecciones y la libertad de expresión

leave a comment »

Las dificultades para registrar a los movimientos políticos en el Consejo Nacional Electoral de Ecuador y las próximas elecciones presidenciales han despertado pasiones y controversias personales.

Frente a ello ¿Los medios de comunicación pueden cumplir su función de servicio público?  ¿Cómo construir y entregar elementos positivos si los actores políticos destruyen la comunicación?

Recordemos que comunicación es encuentro, escucha, diálogo y estar con el otro.  En esta línea todas las posibilidades para ejercer la libertad de expresión deben ser puestas al servicio de la comunidad.  Todo derecho tiene una contraparte de responsabilidad para valorar y hacer efectivas las capacidades de las personas. Sin embargo, cuando no tomamos conciencia de nuestra libertad y abusamos de ella damos paso a lo que periodista Rubén Darío Buitrón califica como “libertinaje de expresión”.

Los medios de comunicación son criticados, entre otras cosas, por la falta de calidad en sus contenidos y por no ponderar las manifestaciones de identidad. La sociedad busca que los medios garanticen la pluralidad en la administración de frecuencias y la edición de periódicos.

La libertad de expresión está señalada en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en nuestra Constitución.  Hay posiciones antagónicas frente a su ejercicio como sucede con el proyecto de Ley Orgánica de Comunicación que permiten ilustrar lo valiosa y necesaria que es para la vida democrática del país.

Parece que nos ocurre como en el tránsito de la adolescencia a vida adulta y debemos responder por nuestros actos.  Pedimos libertades pero debemos honrarlas y garantizar su ejercicio futuro.  No estamos exentos de deformar los conceptos y caer en situaciones que justifiquen una distribución inequitativa de frecuencias, condiciones o dividendos digitales a pretexto de no haber valorado la dimensión autentica de la libertad de expresión.

Es cierto que tenemos derecho a expresar libremente, sin restricciones, nuestro pensamiento pero debemos pensar en el otro. ¿Lo que dijo construye?  ¿Ayuda a los demás?  Pese a los rencores políticos ¿Estoy haciendo de los medios de comunicación cajas de resonancia de mis frustraciones o estoy aportando a una mejor sociedad?

Los ciudadanos y particularmente nuestros políticos tienen en este momento la delicada responsabilidad de demostrar el verdadero potencial de educación que tienen los medios, y estos deberían poner las condiciones para que la libertad de expresión sea un instrumento de servicio a los demás.

Las pasiones políticas ya se han despertado, apoyemos para que en los próximos seis meses vivamos un proceso electoral diferente.

Written by abelsuing

agosto 30, 2012 at 12:07 pm