Investigación, extensión y servicios en comunicación

Diario de campo

Los medios de comunicación social tradicionales en COVID-19

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Un aforismo señala que “es mejor lo viejo conocido a lo nuevo por conocer” para referirse a la confianza y seguridad en las prácticas habituales frente a distintos productos o protocolos. Puede ocurrir que ciertos cambios generen resistencias y que pase tiempo hasta adaptar las innovaciones.

La historia reciente muestra que las maquinas, edificaciones y la tecnología incidieron en las relaciones de las personas permitiendo más tiempo para la creatividad, aunque hay críticas severas respecto a la obsolescencia programada y la precarización laboral.

Este entorno parecía vivirse en la transición hacia los medios de comunicación digitales. Las tradicionales estaciones de radio, televisión y los periódicos sentían un desplazamiento de sus audiencias frente a las opciones en la Red caracterizadas por la inmediatez y multimedialidad.

Pero en COVID-19 se ve un resurgimiento de los medios de comunicación convencionales por la confianza que generan en el público las experiencias periodísticas de verificación, contrastación y equilibrio de fuentes. Éstos medios incluso han llegado a ser apreciados como refugio y reserva de valor ante el maleable mundo de los bulos en Internet.

Es arriesgado señalar que los medios de comunicación tradicionales volverán a liderar los consumos informativos, lo que se demostró es que la evolución a la sociedad digital implica la complementariedad entre la deontología del periodismo y las tecnologías de la información.

Las empresas que estudian los consumos mediáticos informan que durante la pandemia se incrementaron los visionados de televisión, así mismo y ante las restricciones de movilidad los lectores accedieron a los portales Web de los medios clásicos.

La directora del diario El País de España refería hace pocas semanas que el periódico abrió sus secciones a todos los cibernautas, lo hizo en razón de la función de servicio público, sin embargo, requiere que la confianza de los lectores permita a la empresa continuar laborando, por ello ensayan modelos de financiación.

Lo que ocurre en la Península Ibérica también sucede en América Latina. Se vive un momento interesante en búsqueda de nuevas formas de sostener a las empresas informativas.

Queda claro que el buen periodismo, aquel que lleve una visión humanística, de servicio y que sea riguroso en su trabajo sobrevivirá y no dejará de contar con el aprecio del público, así se cumple el adagio, mejor lo viejo conocido que aquello que no terminar de nacer.

Cite as

Suing, Abel. (2020, July 29). Los medios de comunicación social tradicionales en COVID-19. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3965885

Written by abelsuing

2020-07-29 a 09:12

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: