Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘relación

¿Tenemos medios independientes?

leave a comment »

El sociólogo Pierre Bourdieu mencionó que la autonomía de un medio se mide por los ingresos provenientes de la publicidad del Estado y por la concentración de los anunciantes (2007: 103). Otras dependencias son ideológicas y técnicas.

En Ecuador el trabajo de medios y comunicadores es cuestionado desde la política para, entre otros motivos, hacer evidentes sus dependencias. La motivación gubernamental parece estar en mostrar las amarras ocultas e inconscientes de los medios como mecanismo para construir mejores relaciones sociales.

La aspiración de contar con medios objetivos e imparciales es un postulado universal. El sistema de mercado impone evaluaciones de rating y lectoría para decidir pautas e ingresos. Las audiencias no siempre van tras la calidad, son manipulables, así caen en un circulo pernicioso. Mantener un medio de comunicación dependerá de unos contenidos que agraden a lectores y televidentes. Lo más sencillo será proponer elementos ligeros de fácil asimilación como deportes y sucesos (crónica rosa).

Resulta entones contradictoria la aspiración de independencia. Proponer contenidos de mayor valor informativo o cultural harán perder audiencias e ingresos. La relación es mayores ingreso a menor calidad informativa. También es posible identificar públicos con anunciantes y así crear programas a la carta que serán auspiciados específicamente. En este contexto pedir independencia parece un suicidio.

Cambiar programaciones será el resultado de cambios en las preferencias de los ciudadanos y para ello probablemente  el camino debe iniciarse desde la educación pública.

La experiencia de los medios de comunicación de Ecuador debe ser evaluada para conocer los contenidos y características de la programación que está menos influida por los círculos perniciosos de dependencia económica.

En la construcción de independencia están los peligros de las imposiciones políticas. En algunos países europeos de mayor tradición en medios públicos el péndulo partidista influye en los contenidos.

La defesa de las libertades e implementación de mecanismos que eviten las imposiciones de interés privados y públicos es permanente. Quedan la búsqueda de calidad como herramienta para construir verdaderos medios independientes.

Bibliografía:

Bourdieu, P. (2007). Sobre la televisión. Barcelona: Anagrama.

Anuncios

Written by abelsuing

noviembre 17, 2012 at 1:35 pm

Para conocer ¿qué es comunicación?

leave a comment »

Comunicación.  El acto de comunicar sucede en la relación entre personas, por ello la comunicación asume un carácter específico de las relaciones humanas en cuanto son o pueden ser, relaciones de participación recíproca o de comprensión.  Es una forma de coexistencia humana en cuanto modos de participación o de compresión La comunicación aproxima a las personas porque individualmente son distintos y únicos.(Pantoja & Zúñiga, 2006).

La comunicación es una categoría básica de relación y, por lo tanto, es un concepto que define uno de los modos universales de “estar con otro”, esencialmente a nivel antropológico (López, 2003).

El término está tomado del derivado latino communicatio “puesta  en común, intercambio de palabras, acción de participar” y se introdujo en lenguas romances como la francesa en el sentido general de “manera de estar juntos”.  Estos diferentes rasgos definitorios (puesta en común, intercambio, palabras, participar, estar juntos, relaciones sociales) serán conservados finalmente en el transcurso del tiempo en las diferentes definiciones que se sucederán, y que cada una especificará de un modo singular  (Charaudeau & Maingueneau, 2005).

La comunicación permitiría a los hombres establecer entre ellos relaciones que les permiten apreciar lo que los diferencia y los reúne, creando así lazos psicológicos y sociales.  Sus relacione no serían solamente de conflicto, lucha y destrucción sino también de inter-comprensión, enriquecimiento mutuo, construcción de saber y de valor… en los dominios de la filosofía, la antropología y la sociología, la comunicación fue tratada en términos generales de proceso de construcción de las relaciones sociales.

El surgimiento de la teoría de la información, que opero una distinción  entre la forma y el contenido, incidió en la definición de la comunicación humana, entendiéndola como un proceso de transmisión entre una fuente (emisor) y una persona blanco de mensaje (receptor), conforme un esquema simétrico alrededor de las nociones de código, canal, emisor, receptor; codificación y decodificación, lo cual supone que el emisor y el receptor disponen del mismo código. Esta distinción entre forma y sentido permitió al mismo tiempo tomar conciencia de que la comunicación humana no se establecía solamente con la ayuda de signos verbales orales o escritos, sino también de gestos, mímicas, íconos y símbolos que pueden sustituir a estos; este esquema reducía el conjunto de los hechos de comunicación humana a la simple transmisión de información, que  es una parte importante de ella pero no la única (Charaudeau & Maingueneau, 2005)

Hay otra definición del término comunicación, se entiende como una negociación y un intercambio de sentido, donde mensajes, gente perteneciente a una cultura y “realidad” interactúan para que se produzca un sentido o un entendimiento.  Es una definición estructuralista porque pone el acento en los nexos entre elementos constitutivos necesarios para que se produzca un sentido.  Estos elementos entran en tres grupos principales  a) el texto, sus signos y sus códigos; b) la gente que “interpreta” el texto; y, c) la consciencia de una “realidad externa” a la que se refiere tanto el texto como el que lo recibe (O´Sullivan, Hartley, Saunders, Montgomery, & Fiske, 1997)

Sin embargo compartimos el criterio de que comunicación es mucho más que información, supone una relación entre personas, surge siempre la cuestión “el otro”, que no deja de ser complicada, por ello la comunicación remite a la idea de relación, de compartir y negociar. La comunicación es inherente a la condición humana, las personas se comunican, en general, por tres razones: compartir, convencer y seducir pero no siempre se logra establecer la comunicación, emerge una incomunicación motivada porque “el otro” no está en línea o no está de acuerdo, entonces se abre una fase de negociación en la que los protagonistas, de manera más o menos libre o igualitaria, negocian para encontrar un punto de acuerdo, el resultado, cuando es positivo, se llama convivencia, con sus fortalezas y debilidades. De ahí la necesidad de sustituir la idea de compartir por la de negociación y convivencia, lo cual hace más visible el vínculo entre comunicación y democracia (Wolton, 2010).

La comunicación resulta, en su forma contemporánea, de la triple revolución de las libertades humanas, de los modelos democráticos y de los progresos técnicos. Hoy día, tiene mucho menos el sentido clásico de compartir valores comunes que el de una idea de convivencia, ligada a la necesidad de hacer que se mantengan unidas lógicas dispares.  Antes, comunicar era mucho más compartir y reunir, o unir.  Ahora es mucho más convivir y gestionar las discontinuidades (Wolton, 2010).

Nunca se ha hablado tanto de la comunicación como en una sociedad que no sabe comunicarse con ella misma, cuya cohesión está cuestionada, cuyos valores se descomponen, cuyos símbolos demasiado usados ya no logran unificar (Sfez, 2007)

La comunicación es el aprendizaje de la convivencia en un mundo de informaciones donde la cuestión de la alteridad se convierte en central. La comunicación nunca es, pues, una practica natural, sino el resultado de un proceso frágil de negociación, comunicarse es convivir, supone una invitación a la experiencia y a la tolerancia (Wolton, 2010). Lee el resto de esta entrada »