Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘pobreza

De la aporofobia a la aporofilia en América Latina

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

La filosofa española Adela Cortina concibió la palabra “aporofobia” para denominar al rechazo hacia los extranjeros pobres, la negación, el alejamiento de las personas precarias de sustento material. La fobia es el miedo, en este caso un sufijo para adjetivar al pobre que deriva en hostilidad. En contraposición están las filias, grupos de aficiones o atracciones. Ambos términos describen comportamientos atípicos en psicología.

Por un lado, se debería aceptar al extranjero pobre, y por otro, practicar la solidaridad, la tolerancia a los marginados, sin caer en el fomento de la mendicidad.

La profesora Cortina contrapone la fascinación por los turistas ante la exclusión de los inmigrantes pobres, los primeros traen dinero y los otros, necesidades. Hay políticas para crear infraestructuras y servicios orientados a la hospedería, pero no se disponen sitios para cubrir las necesidades básicas de los extranjeros indigentes, se olvida que son seres humanos, personas con derechos y libertades.

En sociedades de gran circulación de ciudadanos y mercancías, como las actuales, ocurren distorsiones entre incentivos y barreras al tránsito de ricos y pobres. Los discursos de exclusión, de odio a los diferentes se escuchan de norte a sur. Los norteamericanos rechazan a los mejicanos sin trabajo, los argentinos a los bolivianos indígenas, y así en cada país, pero en realidad se estaría iniciando un proceso de marginalidad en todo el continente.

Si los obreros, las personas de bajos ingresos no pueden participar en actividades productivas implicará que no habrán señales que motiven la creación de bienes y servicios, al final se quedarían los ricos, rodeados de cosas, sin personas con quienes cohabitar.

La aporofobia tal vez sirva para visibilizar la génesis de los grupos terroristas, del coyoterismo, del tráfico de personas y otras lacras sociales del siglo XXI que los políticos no han sabido, o no han querido solucionar; en general el origen de estos males estaría en el abrumador egoísmo de unos pocos que se han servido de las instituciones para acumular riquezas y fuerza, pero han dejado a la mayoría con carencias sin fin.

En el centro de la aporofobia y la aporofilia están comunidades, como la ecuatoriana, que se muestran lejanas, indiferentes a la pobreza, la ven como parte de su “realidad”, pero no se percatan que en el futuro podrían se ellas las que deban emigrar.

Hoy es un buen momento para evaluar cómo, desde cada hogar, se pueden crear condiciones para acoger y ayudar a los forasteros pobres, es probable que ellos no hayan tenido opción. Ojalá que se practique la aporofilia como un primer paso hacia una mejor compresión de los fenómenos sociales y políticos de la región.

Cite as

Suing, Abel. (2019, July 30). De la aporofobia a la aporofilia en América Latina. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3362634

Anuncios

Written by abelsuing

agosto 7, 2019 at 11:34 pm

Líderes visionarios para recuperar las instituciones

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Entre las cualidades que debe poseer un líder, la visión, la capacidad de proyectar el futuro, es tal vez la más importante. Las personas competentes para organizar procesos, administrar proyectos e innovar son necesarias para el buen funcionamiento de las instituciones, sin embargo, la visión que lleven los directivos será el factor fundamental para crear escenarios, motivar a sus equipos y alcanzar mayores oportunidades.

La primera misión, la primera tarea de un jefe, director, gerente u otro cargo de responsabilidad es tener visión. La visión construye ideales que comprometen, que aportan significados a las tareas.

La historia muestra que los líderes visionarios cambiaron el mundo, fueron personas comprometidas con grandes ideales, advirtieron el futuro y animaron a seguirlo, con su ejemplo brindaron confianza y fueron, ellos mismos, el cambio que deseaban alcanzar.

Hoy que las crisis suceden con frecuencia, que los escándalos rodean a varios gobiernos latinoamericanos, que nuevamente el peso de los ajustes deben pagarlo los más necesitados es tiempo de pedir visión a quienes dirigen ministerios, alcaldías, prefecturas, empresas, colegios, iglesias, es decir a todos los que guían.

¿Qué va a ocurrir mañana? ¿Cómo debe organizarse una comunidad? ¿Cuáles son las mejores fórmulas para los grandes acuerdos sociales? ¿Qué alternativas evitan la violencia y el narcotráfico?  Como estás, hay muchas preguntas que los teóricos buscan solucionar pero que implican procesos y compromisos. Desde instancias académicas se espera que los actores sociales se comporten de formas “previsibles” pero la realidad es dinámica y los modelos no se ajustan al día a día de las personas.

Faltan timoneles que sienten bases para diálogos amplios, que lleven a los ciudadanos a una mejor convivencia. La idea no es anular las estructuras de los Estados modernos, pero si humanizarlas, acercar las entidades a las personas, para ello son necesarios líderes visionarios, democráticos, humanistas.

Los líderes visionarios no son necesarios ahora, son requeridos siempre, tal vez sus valores los inhiben o están detenidos por un status quo que expolia los patrimonios públicos, entonces ha llegado la hora de solicitar a quienes poseen visión que la transmitan, que multipliquen sus saberes y experiencias. Se necesita, con urgencia, líderes visionarios para vivir en una Latinoamérica diferente, donde la vida digna no sea una declaración política sino una realidad vivida por todos.

Written by abelsuing

mayo 31, 2019 at 7:40 am

Saludo de Navidad. Los santos de cada día

leave a comment »

Vivimos un tiempo de reconciliación, el 24 de diciembre conmemoramos el nacimiento de Jesús. Valoramos la proximidad, las experiencias junto a otras personas. Nos inunda un sentimiento de generosidad que más allá del objeto material procuramos vivirlo en comunidad.

Gracias a quienes ven las virtudes del otro, que desde una óptica proactiva animan a avanzar. En tiempos de crisis cuando los recursos económicos escasean recurrimos a la solidaridad. Las dificultades convocan lo mejor de las personas que luego relegamos en épocas de bonanza.

Las emigraciones se vuelven cotidianas a los dos lados del Atlántico, hay muchas personas afectadas, pero sobre todo niños que deben educarse alejados de sus padres. Hay nuevas costumbres y realidades que debemos aprender para en medio del infortunio crear oportunidades.

La crisis económica parece abonar un terreno de incomprensión familiar que luego deriva en crisis social. La familia, el amor que recibimos en el hogar es la principal educación para la vida.

En las últimas semanas, los medios de comunicación no informaron del asesinato de niños. En otras ocasiones nos recuerdan del terror cotidiano en medio de conflictos bélicos o de la violencia que viven las personas afectadas por la pobreza extrema.

Nos hemos cuestionado también por qué ocurren estas situaciones. Sabemos de personas que actuaron de forma incorrecta, que por buscar beneficios ilícitos para pocos afectaron a la sociedad.

Si el egoísmo ilimitado de unos hombres puede llevar a la destrucción de otros por qué no avanzamos a prisa en la dirección contraria. Hay ejemplos de virtud e infinito amor que han permitido que la sociedad se proyecte. Siguiendo el ejemplo de Jesucristo otros han dejaron su vida por y para los demás. ¿Será acaso que estamos esperando que alguien tome este papel? ¿Por qué no somos todos, cada día, un poco más santos y en conjunto construimos una mejor sociedad?

En cada hogar, los padres ya cumple un papel de santos. Día a día hacen un esfuerzo por construir un mejor futuro para sus hijos. Enseñan y hacen milagros para alcanzar los presupuestos hasta el fin de mes y con el pasar de los años vuelven realidad los sueños de sus hijos, los convierte en excelentes profesionales.

Los medios de comunicación podrían revisar sus agendas informativas para restar espacios a informaciones de política, deportes o crónica roja y ocuparlos en compartir ejemplos de amor. Necesitamos volver nuestras miradas a amigos, compañeros y vecinos para conocer cómo construyen comunidades de amor y juntos van tras un futuro prometedor. Feliz navidad a todos.

Written by abelsuing

diciembre 27, 2012 at 10:21 pm

Fomento de la comunicación aplicada

leave a comment »

La revista académica “Diálogos de la Comunicación” auspiciada por la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social llama a investigadores para que presenten sus trabajos en la edición Nº 85 que es coordinada por  la doctora María Antonieta Rebeil Corella, Directora del Centro de Investigación CICA de la Universidad de Anahuac, y que tiene como temática la comunicación aplicada.

Esta es una oportunidad para que los académicos de la región vuelvan sus ojos a las dimensiones de compromiso.  La comunicación social a través de sus técnicas y herramientas tiene un potencial de poder y de servicio.

La relación cercana con las personas, la proximidad incluso en la raíz latina de las palabras comunicar y comunidad permite pensar y descubrir las posibilidades de la comunicación para aportar con alternativas a situaciones como la emigración, políticas de desarrollo, integración social o equidad de género.

La génesis de la comunicación aplicada se ubica en la segunda mitad del siglo XX cuando los académicos norteamericanos buscaron respuestas a los problemas de su entorno. Desde las estrategias y análisis teóricos existió el afán de llevar los resultados de las investigaciones a aportes prácticos. Específicamente en la década de 1970 se propuso trasladar el conocimiento desde los medios y las aulas a la sociedad a través de acciones concretas que luego retroalimentaron los estudios universitarios.

En los últimos años el desarrollo y consolidación científica de la comunicación aplicada ha recibido mayor atención a través de formar especialistas, crear centros de investigación y publicar revistas académicas.

Los frutos de la comunicación aplicada a más de entregar datos y análisis generales llegan a materializarse propuestas.  Es decir, la comunicación aplicada va más allá de la investigación básica, su fin es proyectar las reflexiones teóricas a los problemas coyunturales y de largo plazo de las colectividades.

Los primeros ejemplos de comunicación aplicada fueron la evaluación de programas, las estrategias de intervención, la comunicación para el aprendizaje en los negocios, la comunicación médico – paciente, la comunicación en familia, la comunicación en la educación, la comunicación intercultural, y otros.

Hoy los temas de comunicación aplicada podrían clasificarse en dos grandes áreas: Comunicación aplicada a la sociedad; y, comunicación aplicada a las organizaciones.  En la primera se ubicarían pobreza, ciudadanía, política, salud, glocalidad, ambiente, ética y cybermedios.  En tanto que en la segunda irían responsabilidad social, innovación, productividad y comunicación interna.

Los retos que deben superar quienes trabajan en este campo estarían en identificar los grupos sociales que reciban los beneficios de sus investigaciones, formular proyectos con la participación de las comunidades con el fin de los resultados sean devueltos y asimilados por los ciudadanos; y, mantener vías expeditas y activas de relación de la academia.

Así, las ciencias de la comunicación contarían con un espacio más de compromiso tras el bienestar de las personas.  El desarrollo integral no tiene un camino específico debe encontrarse en relación a las condiciones de cada lugar.  La comunicación será siempre un punto de encuentro en la búsqueda del desarrollo.