Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘lider

Más “auctoritas” y menos “potestas”

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/NinBgz

Imagen tomada de https://goo.gl/NinBgz

Por: Abel Suing arsuing@utpl.edu.ec

En su libro “En busca de respuestas”, el ex Presidente del Gobierno de España, Felipe González menciona la importancia del liderazgo basado en el “auctoritas” más que en el “potestas”. Estás expresiones, presentes en el Derecho Romano y de origen latino, refirieren el origen de la autoridad, fundada en el prestigio ganado u otorgada por un cargo.

“La “auctoritas” era una forma de legitimación social que procedía del saber, de la valía, una capacidad moral para emitir opiniones cualificadas que eran valoradas por la comunidad (…) La “potestas” por el contrario, hacía referencia a la capacidad legal para tomar decisiones; al cargo, al liderazgo formal”.

Desde otra perspectiva, “la “potestas” es la ley, se basa en un poder que no se cuestiona, se tiene y se ejerce, mientras que la “auctoritas” (…) se gana demostrando a los demás, a través de la experiencia, que se es digno de respeto”. La “auctoritas” es “el poder que da[n] las cualidades innatas de una persona, eso que da el respeto y la admiración. Si sólo tienes poder por “potestas”, una vez que termina tu cargo te quedas en nada”.

La reflexión de Felipe González identifica la necesidad de recuperar el espíritu de servicio y un “ethos” de vida común fundada en valores. Hechos como las quiebras financieras de 2008 o las diásporas humanas para evitar la pobreza en América Latina, África y Asia muestran fallas en los liderazgos porque han dejado de lado el bienestar de las mayorías.

Parecería que las acciones de los dirigentes de pequeñas instituciones, municipios o empresas no repercuten en la administración de los Estados, que la autoridad otorgada por una elección o un nombramiento galvaniza y legitima las decisiones que se tomen, pero no es así. Basta ver como los ecuatorianos viven el inicio de un ciclo de ajustes económicos y tal vez una ralentización de las políticas sociales a consecuencia, en primer término, de un mal liderazgo, de una generación de políticos que justificaron sus actos en la “potestas” en lugar que en el “auctoritas”.

Muchos ecuatorianos recordaran frases como “la majestad del poder” o “en una sola vuelta” que fueron utilizadas para señalar autoridad, también vendrá a su memoria las formas o los protocoles oficiales que los gobiernos locales y el nacional impusieron para hacer evidente la presencia de quienes detentaban una autoridad constituida en el poder.

Es el momento de recuperar las prácticas y la filosofía de los creadores de la jurisprudencia, fomentar el “auctoritas” entre docentes, colegas de trabajo, vecinos y en el hogar. La autoridad debe ser consecuencia del saber, de la experiencia, es el ejemplo que guía y convoca, debe procurar el bienestar colectivo. La vida en sociedad demanda de equilibrios, de acuerdos, de mutuas concesiones entre los habitantes de una ciudad, de un país, para ello es necesario que las instituciones y los líderes actúen sobre las bases de la mesura, la tolerancia, la verdad y la belleza.

 

Written by abelsuing

septiembre 3, 2018 at 9:06 am

Invitación a ser líderes

with one comment

Las transiciones provocadas por las innovaciones tecnológicas y las decisiones políticas nos trasladan a escenarios en los que debemos crear relaciones de convivencia en las que se destaquen la pluralidad y el respeto.

La implementación de obras civiles, los cambios en la administración de justicia, la incorporación de procesos informáticos en la gestión privada y pública o la evaluación del sistema educativo en todos sus niveles implican asumir cambios, contar con nuevas estructuras y proponer diferentes relaciones de servicios.

En el ámbito privado, las iniciativas empresariales se abren paso en una economía que procura garantizar condiciones de equilibrio y trabaja en mejorar los indicadores para el desarrollo.

En el campo social, las irrupción de las redes sociales y el sostenido crecimiento de acceso a Internet permiten que los jóvenes asuman con naturalidad su presencia e interacción virtual y que demanden condiciones para estar a tono con otras sociedades.

Este conjunto de cambios puede obnubilar el propósito de los mismos.  Estamos expuestos a olvidar que el fin de las tecnologías, obras y procesos debe ser el hombre.  La visión humanista puede ser reemplaza por otras tecnológica o materialista que dispongan a las personas al servicio de las de la formas.

Parece que es necesario, como en cada edad de la humanidad, contar con referentes del cambio, con líderes o conductores de los ciudadanos.  Sin embargo, ahora que los giros se dan a prisa, que están cuestionadas las capacidades humanas y que las tecnologías permiten indagar en lo privado buscamos personas de sólidos referentes para que nos guíen, necesitamos creer y fijarnos en modelos de comportamiento.

Es cierto que la religión nos provee de bases y modelos, pero lamentablemente los valoramos como lejanos. Sin pretender desconocer lo importante de la fe y la religión en la vida de las personas parece que vivimos un momento de constituir referentes consistentes y visionarios que animen a continuar sin olvidar el propósito de los cambios, que nos recuerden las dimensiones de servicio así como la riqueza de la vida en comunidades reales y no solo virtuales.  Es tiempo de animar a buscar en cada persona lo mejor de si para que la sumatoria de virtudes individuales conduzca a edificar los nuevos líderes en la sociedad.

“Aprender de los mejores”

leave a comment »

Es el título del artículo que Guillermo Arosemena escribe en la edición ecuatoriana de América Economía, Nº. 045 Agosto de 2009.

Se hace un breve recorrido por la prácticas más destacadas de benchmarking en la literatura de lo últimos años.  Luego se enumeran algunas características de la empresas lideres. Factores claves de la cultura que son comunes en las organizaciones que han perdurado, triunfado y abierto caminos a otros.  Del artículo mencionado, me permito destacar los siguientes factores:

  1. Predisposición a la acción.
  2. Acercamiento al cliente.
  3. Autonomía y espíritu empresarial.
  4. Productividad por persona.
  5. Movilización alrededor de un valor clave.
  6. “Zapatero a tus zapatos”
  7. Flexibilidad y vigor simultáneos.
  8. Estructura simple

De: Peters, T. & Waterman, R. (1982). En busca de la excelencia. Lee el resto de esta entrada »

Written by abelsuing

septiembre 13, 2009 at 12:28 am