Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘ideología

Los derechos humanos son el punto de convergencia de las ideologías

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/srjAAk

Imagen tomada de https://goo.gl/srjAAk

Por: Abel Suing arsuing@utpl.edu.ec

Las ópticas para solucionar problemas son diferentes, como diferentes son las personas. En ocasiones, deben transcurrir varios periodos de gobiernos hasta encontrar acuerdos que permitan implementar políticas o regulaciones para atender a las comunidades. La capacidad humana para el disenso predomina sobre la cesión de posiciones y el logro de compromisos, así encontrar soluciones puede durar años, tiempo que implica costos y malestar para las partes.

La administración de los Estados está impregnada de ideologías, que desde la Revolución Francesa se dividen en propuestas conservadoras o de derecha, y progresistas o de izquierda. Estas visiones derivaron en enfrentamientos a escala global y en años de distanciamiento entre bloques de países, con el consecuente retraso y perjuicio para los ciudadanos.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos como un instrumento que propugna las condiciones mínimas de libertad y justicia que son inherentes a cada hombre y mujer. Los derechos humanos son “el reconocimiento de la dignidad inalienable de los seres humanos”. Este documento magistral, que marca la vida de las naciones desde 1948, es fruto del beneplácito de todos los pueblos del mundo, es la demostración de que las ideologías si tienen un punto de encuentro.

Vale recordar este antecedente para señalar a los líderes que la mejor gestión u oferta que hagan debe estar acorde a la Declaración de los Derechos Humanos. El político español Julio Anguita, identificado con el Partido Comunista, manifiesta que no será posible conciliar decisiones de mercado o protección a los trabajadores si priman las ideologías, porque unas irán a la protección del capital y otras buscarán la redistribución de la riqueza, pero si es posible involucrar los Derechos Humanos en los programas de los partidos, con lo cual se parte de un acuerdo que derivará a alcanzar objetivos de desarrollo humano, desde diferentes veredas.

Reconocer que hay puntos de encuentro es lo que falta en la política latinoamericana, en la política ecuatoriana y local. La continua refundación de iniciativas, la constate desinstitucionalización de los órganos de gobierno lleva a mínimos niveles de progreso.

Debería volverse la mirada a la mayor carta de navegación de la política y de desarrollo humano sustentable que fue escrita hace 70 años. Los políticos que logren traducir los mandatos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos a planes operativos para la gestión pública de sus ciudades y países tienen garantizado un sitio importante en la vida de sus conciudadanos, se les agradecerá hacer realidad la convergencia de las ideologías.

Anuncios

Written by abelsuing

octubre 2, 2018 at 4:55 pm

Cuba y las oportunidades

leave a comment »

(i - d) Alain Chaviano Aldonza y Abel Suing

(i – d) Alain Chaviano Aldonza y Abel Suing en VIA Comunicaciones de UTPL

El 17 de diciembre de 2014 mientras revisaba las tareas para la tarde me llamó la atención el largo reporte internacional con el que abrió el programa de noticias de medio día de Radio Sonorama, sabía que era internacional por el acento de los locutores, me acerqué al receptor y entre comentarios y reacciones de entrevistados no acertaba a entender si era el inicio del fin del bloqueo americano a la isla, pero luego verifiqué que se restablecían las relaciones políticas entre Cuba y USA luego de 54 años.

Mi primer pensamiento fue para mi colega y amigo Alain Chaviano Aldonza, por las posibilidades de acercamiento y apoyo que tendrá con su familia, me alegré porque entiendo que esta medida puede significar mejores oportunidades para los ciudadanos de Cuba.

No se si es un triunfo de Cuba o de USA, de los hermanos Castro o de Obama. No manejo el detalle del fenómeno ideológico, político y militar de la relación de Cuba con el resto del mundo. Estimo que las posiciones de todas las personas son respetables y merecen ser valoradas con tolerancia. He aprendido, gracias a la cátedra del Dr. José Barbosa, a ver lo bueno de cada persona y potenciar sus virtudes, desde este ángulo hay un largo camino por recorrer para procurar una convivencia pacífica en donde caben todas las ideologías.

Tal vez la mayor enseñanza de estas últimas cinco décadas es la necesidad de vivir diariamente la tolerancia, evitar los absolutismos y valorar las ideas ajenas.

Lo que conozco de Cuba lo aprendí desde la escuela, o mejor dicho desde los medios alternativos cuando relataban las luchas de reivindicación del pueblo, el ideal socialista, la lucha apasionada, la figura del Che Guevara, los hombres justos y revolucionarios. Más adelante escuché los testimonios de los Hermanos Maristas que debieron abandonar la isla dejando trunca su obra con los jóvenes, es entonces cuando algo no encajaba en mi pensamiento ¿Cómo unos religiosos que predican la Doctrina Social de la Iglesia Católica no enlazaban en los ideales de humanidad de una revolución popular? ¿Eran compatibles las tesis de una teología de la liberación con una revolución proletaria? ¿Es la revolución un hecho que trasciende la historia? ¿Está consciente la revolución de nuestra finitud de hombres?

No me creo en condiciones de juzgar, mas toda alternativa de gobierno debería procurar igualdad de oportunidades, promoción social, cultivo de la educación y capacidad de emprendimiento, de promoción de las cualidades humanas. No sé si esto armonice con los idearios políticos de centro, izquierda o derecha pero estimo que si está en línea con las personas con las que compartí mi adolescencia y juventud.

Mucho le debo a los servicios públicos, la salud, la educación, la cultura, vengo de un hogar modesto en donde dependíamos de las políticas públicas para acceder a mejores oportunidades. Me hubiese gustado que hayan excelente servicios y que no nos priven de ellos a pretexto de ajustes fiscales. Si todo fuesen prestaciones a cambio de dinero tal vez no muchos de mi generación hubiésemos terminado nuestros estudios. Pero del otro lado el exceso prestaciones públicas y el espíritu mendicante pueden coartar la iniciativa individual, llevarnos a ser conformistas, fatalistas, sin animo para cambiar la realidad o buscar un destino mejor, el subjetivismo, la burocracia, la planificación impuesta desde escritorio es como una espada de Damocles que tienta nuestro futuro. Esto me lleva a entender lo imparte de los equilibrios.

Mi más reciente aproximación a Cuba se dio en 2009 en el Encuentro de la Federación de Facultades de Comunicación Social, caminar por La Habana, escuchar a su gente, me perdió ante lo urgente de contar con recursos, con acceso a la información y al conocimiento a través de las tecnologías para promover oportunidades; conocí a personas maravillosas que no han perdido la alegría pero que necesitan ayuda, solidaridad, oportunidades y recursos.

Written by abelsuing

diciembre 30, 2014 at 2:56 am

¿Tenemos medios independientes?

leave a comment »

El sociólogo Pierre Bourdieu mencionó que la autonomía de un medio se mide por los ingresos provenientes de la publicidad del Estado y por la concentración de los anunciantes (2007: 103). Otras dependencias son ideológicas y técnicas.

En Ecuador el trabajo de medios y comunicadores es cuestionado desde la política para, entre otros motivos, hacer evidentes sus dependencias. La motivación gubernamental parece estar en mostrar las amarras ocultas e inconscientes de los medios como mecanismo para construir mejores relaciones sociales.

La aspiración de contar con medios objetivos e imparciales es un postulado universal. El sistema de mercado impone evaluaciones de rating y lectoría para decidir pautas e ingresos. Las audiencias no siempre van tras la calidad, son manipulables, así caen en un circulo pernicioso. Mantener un medio de comunicación dependerá de unos contenidos que agraden a lectores y televidentes. Lo más sencillo será proponer elementos ligeros de fácil asimilación como deportes y sucesos (crónica rosa).

Resulta entones contradictoria la aspiración de independencia. Proponer contenidos de mayor valor informativo o cultural harán perder audiencias e ingresos. La relación es mayores ingreso a menor calidad informativa. También es posible identificar públicos con anunciantes y así crear programas a la carta que serán auspiciados específicamente. En este contexto pedir independencia parece un suicidio.

Cambiar programaciones será el resultado de cambios en las preferencias de los ciudadanos y para ello probablemente  el camino debe iniciarse desde la educación pública.

La experiencia de los medios de comunicación de Ecuador debe ser evaluada para conocer los contenidos y características de la programación que está menos influida por los círculos perniciosos de dependencia económica.

En la construcción de independencia están los peligros de las imposiciones políticas. En algunos países europeos de mayor tradición en medios públicos el péndulo partidista influye en los contenidos.

La defesa de las libertades e implementación de mecanismos que eviten las imposiciones de interés privados y públicos es permanente. Quedan la búsqueda de calidad como herramienta para construir verdaderos medios independientes.

Bibliografía:

Bourdieu, P. (2007). Sobre la televisión. Barcelona: Anagrama.

Written by abelsuing

noviembre 17, 2012 at 1:35 pm