Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Posts Tagged ‘acuerdo

Los valores cívicos edifican una sociedad justa

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/zpMdvm

Imagen tomada de https://goo.gl/zpMdvm

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Adela Cortina, Catedrática de Filosofía Moral de la Universidad de Valencia, desde hace más de tres décadas fomenta los valores cívicos como un camino hacia la justicia, la convivencia pacífica y la democracia.

Los valores cívicos, muy cercanos y en ocasiones equivalentes a los valores democráticos, son la libertad (entendida como participación, independencia, autonomía), la igualdad, el respeto activo (es decir la tolerancia), la solidaridad; y, el diálogo. Este conjunto constituye, para la Prof. Cortina, una ética de mínimos que todos los seres humanos están convocados a otorgar y condiciones de cumplir, es lo básico que cada pueblo y cultura debería edificar.

La última gran crisis económica mundial, que inicio en 2008 y deriva en conflictos sociales, migratorios y políticos, tiene su génesis, entre otros motivos, en la ausencia de valores. Muchos gobiernos y sus líderes han olvidado vivir sobre la base de condiciones mínimas de respeto y bienestar. El egoísmo, el consumismo, la apatía, la mentira y un extenso listado de antivalores parecen ser el lenguaje de la vida contemporánea que coloca el placer, el hedonismo, las formas por sobre la humanidad.

Ahora es más importante el continente que el contenido, interesan más las apariencias que las tesis, al punto que los ciudadanos pierden su capacidad de argumentar, de entender que el fin de un debate, de un conflicto, de una posición, es encontrar consenso y llegar a una solución.

Basta un vistazo rápido de los principales titulares de los medios de comunicación para descubrir que hay poca información sobre valores cívicos, tal vez porque son pocos los hechos que muestran contribuciones positivas, pero también porque, sin pretenderlo, los medios caen en un funcionalismo que los separa de la responsabilidad social y del periodismo democrático.

La prensa de Ecuador, el último mes, ha copado sus ediciones informado de procesos sancionatorios a los políticos que malversaron fondos, del cobro de diezmos a varios trabajadores de la función legislativa, de la intolerancia a los reclamos de género, entre otras notas. Esto evidencia que la agenda periodística va en dirección contraria a los valores cívicos.

Es urgente avanzar hacia una ética cívica para la vida en sociedad, y en la cual los medios de comunicación deben trabajar sin descanso.

Anuncios

Written by abelsuing

noviembre 2, 2018 at 10:34 pm

Publicado en Opinión

Tagged with , , , , ,

Para conocer ¿qué es comunicación?

leave a comment »

Comunicación.  El acto de comunicar sucede en la relación entre personas, por ello la comunicación asume un carácter específico de las relaciones humanas en cuanto son o pueden ser, relaciones de participación recíproca o de comprensión.  Es una forma de coexistencia humana en cuanto modos de participación o de compresión La comunicación aproxima a las personas porque individualmente son distintos y únicos.(Pantoja & Zúñiga, 2006).

La comunicación es una categoría básica de relación y, por lo tanto, es un concepto que define uno de los modos universales de “estar con otro”, esencialmente a nivel antropológico (López, 2003).

El término está tomado del derivado latino communicatio “puesta  en común, intercambio de palabras, acción de participar” y se introdujo en lenguas romances como la francesa en el sentido general de “manera de estar juntos”.  Estos diferentes rasgos definitorios (puesta en común, intercambio, palabras, participar, estar juntos, relaciones sociales) serán conservados finalmente en el transcurso del tiempo en las diferentes definiciones que se sucederán, y que cada una especificará de un modo singular  (Charaudeau & Maingueneau, 2005).

La comunicación permitiría a los hombres establecer entre ellos relaciones que les permiten apreciar lo que los diferencia y los reúne, creando así lazos psicológicos y sociales.  Sus relacione no serían solamente de conflicto, lucha y destrucción sino también de inter-comprensión, enriquecimiento mutuo, construcción de saber y de valor… en los dominios de la filosofía, la antropología y la sociología, la comunicación fue tratada en términos generales de proceso de construcción de las relaciones sociales.

El surgimiento de la teoría de la información, que opero una distinción  entre la forma y el contenido, incidió en la definición de la comunicación humana, entendiéndola como un proceso de transmisión entre una fuente (emisor) y una persona blanco de mensaje (receptor), conforme un esquema simétrico alrededor de las nociones de código, canal, emisor, receptor; codificación y decodificación, lo cual supone que el emisor y el receptor disponen del mismo código. Esta distinción entre forma y sentido permitió al mismo tiempo tomar conciencia de que la comunicación humana no se establecía solamente con la ayuda de signos verbales orales o escritos, sino también de gestos, mímicas, íconos y símbolos que pueden sustituir a estos; este esquema reducía el conjunto de los hechos de comunicación humana a la simple transmisión de información, que  es una parte importante de ella pero no la única (Charaudeau & Maingueneau, 2005)

Hay otra definición del término comunicación, se entiende como una negociación y un intercambio de sentido, donde mensajes, gente perteneciente a una cultura y “realidad” interactúan para que se produzca un sentido o un entendimiento.  Es una definición estructuralista porque pone el acento en los nexos entre elementos constitutivos necesarios para que se produzca un sentido.  Estos elementos entran en tres grupos principales  a) el texto, sus signos y sus códigos; b) la gente que “interpreta” el texto; y, c) la consciencia de una “realidad externa” a la que se refiere tanto el texto como el que lo recibe (O´Sullivan, Hartley, Saunders, Montgomery, & Fiske, 1997)

Sin embargo compartimos el criterio de que comunicación es mucho más que información, supone una relación entre personas, surge siempre la cuestión “el otro”, que no deja de ser complicada, por ello la comunicación remite a la idea de relación, de compartir y negociar. La comunicación es inherente a la condición humana, las personas se comunican, en general, por tres razones: compartir, convencer y seducir pero no siempre se logra establecer la comunicación, emerge una incomunicación motivada porque “el otro” no está en línea o no está de acuerdo, entonces se abre una fase de negociación en la que los protagonistas, de manera más o menos libre o igualitaria, negocian para encontrar un punto de acuerdo, el resultado, cuando es positivo, se llama convivencia, con sus fortalezas y debilidades. De ahí la necesidad de sustituir la idea de compartir por la de negociación y convivencia, lo cual hace más visible el vínculo entre comunicación y democracia (Wolton, 2010).

La comunicación resulta, en su forma contemporánea, de la triple revolución de las libertades humanas, de los modelos democráticos y de los progresos técnicos. Hoy día, tiene mucho menos el sentido clásico de compartir valores comunes que el de una idea de convivencia, ligada a la necesidad de hacer que se mantengan unidas lógicas dispares.  Antes, comunicar era mucho más compartir y reunir, o unir.  Ahora es mucho más convivir y gestionar las discontinuidades (Wolton, 2010).

Nunca se ha hablado tanto de la comunicación como en una sociedad que no sabe comunicarse con ella misma, cuya cohesión está cuestionada, cuyos valores se descomponen, cuyos símbolos demasiado usados ya no logran unificar (Sfez, 2007)

La comunicación es el aprendizaje de la convivencia en un mundo de informaciones donde la cuestión de la alteridad se convierte en central. La comunicación nunca es, pues, una practica natural, sino el resultado de un proceso frágil de negociación, comunicarse es convivir, supone una invitación a la experiencia y a la tolerancia (Wolton, 2010). Lee el resto de esta entrada »

Algo más sobre los orígenes de la TV-Local

leave a comment »

La TV-Local … tiene… dos orígenes bien distintos.

a)     Basado en la tradición europea de servicio público y como medio alternativo para facilitar la comunicación ciudadana.

b)     Basado en el modelo comercial estadounidense que utiliza la programación local como una opción más para rentabilizar el paquete de programas que se introducen en la red de cable (López; 2005: 21).

Bibliografía:

  • López, F. (2005). La situación de la televisión local en España. Valencia. Universidad de Valencia.

¿Por qué del escaso desarrollo de investigación en TV-Local?

with one comment

Revisando el libro “La situación de la televisión local en España”, en su parte introductoria me he encontrado con tres argumentos, que los refiero:

  1. “Rechazo inicial por parte de la institución académica a considerar la televisión apta para su inclusión en los circuitos del conocimiento.
  2. La TV-local es un fenómeno relativamente reciente –comenzó en España en 1981, TV de Cardedeu–
  3. Falta de atención de la industria cultural, y la falta de asunción de responsabilidades por los poderes públicos para su regulación por motivos políticos y económicos” (López; 2005: 9)

Bibliografía:

  • López, F. (2005). La situación de la televisión local en España. Valencia. Universidad de Valencia.

Marco legal sobre la TV-Local y comunitaria, en Sudamérica.

leave a comment »

Me permito compartir la legislación que aborda el tema en 4 países:

ECUADOR.

La Constitución Política del Estado Ecuatoriano señala en su Art. 16, acápite 3, que todas las personas, en forma individual o colectiva, tienen derecho a “la creación de medios de comunicación social, y al acceso en igualdad de condiciones al uso de las frecuencias del espectro radioeléctrico para la gestión de estaciones de radio y televisión públicas, privadas y comunitarias”, luego en el Art. 17 garantiza “la asignación, a través de métodos transparentes y en igualdad de condiciones, de las frecuencias del espectro radioeléctrico, para la gestión de estaciones de radio y televisión públicas, privadas y comunitarias”, en el mismo artículo dice que “facilitará la creación y el fortalecimiento de medios de comunicación públicos, privados y comunitarios”. Más adelante en El Art. 19.-  se señala el fomento en “la creación de espacios para la difusión de la producción nacional independiente”.  Si consideramos lo comunitario como una forma de expresión de lo local podemos asumir que hay respaldo para el desarrollo de la televisión local dentro del marco legal fundamental del Estado Ecuatoriano.

La Ley de Radiodifusión y Televisión vigente en la sección de calidad de programas, Art. 46.- menciona que  “Las estaciones de radiodifusión y televisión propenderán al fomento y desarrollo de los valores culturales de la nación ecuatoriana y procurarán la formación de una conciencia cívica”, independientemente del concesionario de una frecuencia y del área de cobertura se intenta el desarrollo del conocimiento local.

En el reglamento de la misma ley y en referencia a las concesiones de radiodifusión local el Art. 6.- establece que “La concesión de frecuencias para estaciones de radiodifusión de servicio comunal serán otorgadas a las Comunas legalmente constituidas, de acuerdo con la Ley de Organización y Régimen de las Comunas. Estas estaciones son de radiodifusión de servicio público, contempladas en el Art. 5 literal a) del presente Reglamento las que no podrán cursar publicidad de ninguna naturaleza y se dedicarán exclusivamente a fines sociales, educativos y culturales. Los fines sociales se refieren únicamente a actividades relacionadas con ayuda a la comunidad. En ningún caso las estaciones de radiodifusión de servicio comunal podrán realizar actividades de proselitismo político o religioso”.  Este instrumento permite la organización de una variante de iniciativas de televisión local pero limita una lógica de financiamiento de mercado para sus operaciones, deja en manos del trabajo cooperativo la organización y operación de las mismas.

COLOMBIA.

El Acuerdo 24 DE 1997, de la Comisión Nacional de Televisión, en que se reglamenta la prestación del servicio de televisión en las dos modalidades del nivel local, con y sin ánimo de lucro, en su artículo 2º TELEVISIÓN LOCAL  señala que “el servicio público de televisión en el nivel de cubrimiento local es aquel prestado en un área geográfica continua, siempre y cuando ésta no supere el ámbito de un mismo municipio o distrito, área metropolitana o asociación de municipios”, en cuanto a los objetivos y contenido de la programación a nivel local, el artículo 16º indica que “las estaciones locales harán énfasis en una programación de contenido social y comunitario; las comunidades organizadas tendrán el propósito de alcanzar fines cívicos, cooperativos, solidarios, académicos, ecológicos, educativos, recreativos, culturales e institucionales”, luego en el artículo 17º se dice que “el concesionario de la televisión local será el único responsable ante la Comisión Nacional de Televisión por la calidad de la señal, lo mismo que por el contenido de la programación, la cual debe reflejar la cultura, los temas y las necesidades de la comunidad a la que se dirigen”.  En el resto del cuerpo legal se abordan: artículo 20º franjas de audiencia, artículo 21º temática de la programación, artículo 23º origen de la programación; capítulo V publicidad y anuncios comerciales a nivel local. Entre otros muchos aspectos más. Lee el resto de esta entrada »