Investigación, extensión y servicios en comunicación

Diario de campo

Autoridades cívicas para el Ecuador

leave a comment »

Imagen tomada de Agencia EFE

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Parece necesario buscar, convocar a personas notables, auténticos ciudadanos para que guíen el servicio público. El modelo democrático de organización formal se muestra poco adecuado para responder a los hechos recientes de violencia en las cárceles. Las premisas que motivan la Constitución son coherentes con los derechos humanos, pero en la práctica los operadores de las funciones del Estado no cumplen ni hacen cumplir las leyes.

Las excepciones a las normas, las salvedades, las “astucias criollas” y otras vías para lograr beneficios son frecuentes. Hay muchos ganadores y millones de perjudicados fruto de una injusta relación social. Así, a las penitenciarías llegan aquellos que no tuvieron para defenderse o los que han delinquido demasiado y ya no pueden ocultarse.

La impunidad no asombra, tampoco el uso de recursos públicos para fines particulares. El creciente tráfico de drogas, los atentados contra las mujeres o la invisibilización de las minorías son hechos atávicos de una “República Bananera”, como despectivamente se llama a los países sin instituciones, solo sirven de patio trasero para las pasiones de los corruptos.

Sin embargo, como la flor de loto, algo bueno, limpio, claro puede y debe salir de tanta descomposición social. Mientras haya vida hay esperanza, dice un adagio popular.

Desde el inicio de lo que hoy es Ecuador han sucedido tramas políticas, los ecuatorianos pocas veces han podido elegir a autoridades cívicas, la mayoría de ocasiones se dio la potestad de gobernar a poco trascendentes burócratas. Como ejemplo valdría peguntar a los jóvenes de cuántos presidentes conocen o han escuchado, seguramente habría más respuestas si se consulta de líderes religiosos, trovadores o inventores.

La comunidad, el hombre llano sabe y valora a genuinas autoridades, personas que ofrendas sus vidas por causas justas, aquellos que caminan como lumbreras, son hombres y mujeres que no deben ganar una elección porque cada día construyen un mundo mejor a través de virtudes.

El Ecuador, el planeta post Covid-19 debería estar gobernado por juntas de ciudadanos con hojas de vida dignas, no por políticos que se promocionan en campañas breves. ¿Dónde están éstos líderes? En cada barrio, ciudad, región, a ellos hay que llegar para solicitar guía, para escuchar, comprender y actuar con madurez. El Ecuador de 2021 será aquel que todos logren edificar, si han quedado pocos cimientos luego de las crisis que éstos sean puntales de un nuevo país, lo contrario sería suscribir la defunción de la nación andina.

Cite como:

Suing, Abel. (2021, February 24). Autoridades cívicas para el Ecuador. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.4569238

Written by abelsuing

2021-02-24 a 22:45

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: