Investigación, extensión y servicios en comunicación

Diario de campo

¿Quién defiende a los periodistas?

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

A propósito del reclamo, de la madre de un funcionario público ecuatoriano recientemente fallecido, a un medio de comunicación y sus periodistas por supuestamente ser responsables del quebranto de salud y muerte de su hijo, surgen cuestionamientos sobre la función pública, el trabajo de los medios de comunicación social y la protección de los periodistas.

En medio de las crisis sanitaria y económica se descubren en secuencia hechos de corrupción. Las articulaciones entre malos políticos, inconscientes administradores de salud y delincuentes de “cuello blanco” despojan a médicos y enfermeras de los instrumentos para servir a los demás.

De a poco se identifican las deplorables condiciones materiales y humanas en un trance sin precedentes en la historia de Ecuador, y probablemente del mundo. En la incertidumbre la población busca la verdad, las claves que permitan sobreponerse. Frente a las noticias falsas y las discusiones estériles en redes sociales, los medios de comunicación tradicionales, particularmente la radio y la TV, tal vez por su inmediatez, capitalizan aceptación y credibilidad, pero además cuentan con profesionales que indagan y ubican evidencias sólidas.

Frente a la vorágine de datos que parecen incongruentes, los periodistas y portales informativos han abierto vías para que las autoridades tomen cartas en identificar delitos.

El periodista no es juez, busca historias, da voz a los ciudadanos, explica los hechos, los contextualiza; le motiva servir, ayudar a una mejor convivencia. Debe ser riguroso en verificar las informaciones, cotejar fuentes y proteger la integridad de las personas. En esencia, no pretende edificar o destruir personajes, quien lo haga no es periodista.

Sin embargo, no hay condiciones estables para hacer periodismo de investigación. En torno a “modus operandis” bien articulados, conciencias compradas, economías condicionadas y una aparente indolencia de los ciudadanos, aquel que haga periodismo de calidad será un Quijote, un soñador, pero un hombre o mujer necesario para una sociedad diferente. Se tendrá a sí mismo y a los pocos amigos que lo apoyen.

Desde el inicio de Covid-19 se han escuchado pocas voces que llamen la atención sobre la seguridad de los periodistas. Hay alertas de organizaciones internacionales o ONG´s, pero las asociaciones nacionales, los colectivos o las autoridades locales se pronuncian poco al respecto.

Cada diciembre o enero se repiten los homenajes y cenas, las tertulias entre políticos y los máximos representantes de círculos, colegios y uniones de periodistas. Las imágenes sonrientes de ilustres glorias y expertos “opinadores” se repiten, pero hoy, en junio de 2020, ante amenazas, conatos de atentados o despidos de periodistas éstos líderes de la comunicación no aparecen.

¿Quién defiende a los periodistas? A los periodistas de verdad los defiende su ética, sus compromisos, su amor por la verdad. Esto lo aprenden temprano los jóvenes en las aulas. Bien por ellos y sus maestros. Dios quiera que cada año egresen más profesionales comprometidos, que arrimen hombros para construir historias de virtud y de verdad en los medios de comunicación social del Ecuador y el mundo.

Cite as

Suing, Abel. (2020, June 24). ¿Quién defiende a los periodistas?. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3914565

Written by abelsuing

2020-06-28 a 21:24

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: