Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Educar para la libertad en la sociedad y el mercado

leave a comment »

Por: Abel SUING arsuing@utpl.edu.ec

Entre las carencias y urgencias que vive la sociedad actual, la educación es una prioridad. La instrucción, el manejo de herramientas, la formación de competencias, las pedagogías participativas y colaborativas, además de los repositorios digitales constituyen excelentes medios para guiar a los ciudadanos del mañana, sin embargo, parecería que los docentes se han quedado en los protocolos de la sociedad del conocimiento y han relegado al sujeto, al destinatario de la formación.

El cultivo de valores, el aprendizaje de virtudes, la búsqueda del bien común, el aprecio por la historia, la cultura y los patrimonios quedan en segundo plano ante el avance inconmensurable de las redes sociales y las tecnologías al servicio del hedonismo.

En Loja (Ecuador) se multiplican, día a día, las tiendas de trajes de alquiler, de comidas rápidas, las academias para preparar exámenes de ingreso a las universidades, el parque automotor, los comercios de fantasías que venden “todo por un dólar”, las ventas ambulantes, es decir el universo de lo efímero, de lo inmediato, lo rápido y barato a cambio de perder identidad, independencia, autonomía, soberanía.

Aislarse en el mundo hiperconectado de hoy es un sinsentido, las relaciones sociales y comerciales demandan apertura e intercambios sobre la base de complementos y ventajas comparativas, ello implica reconocer valores y promoverlos para adquirir lo que no se fabrique. La economía no supone dependencia, promueve beneficios para las partes, pero la necesidad de sobrevivencia aunada a una educación descapitalizada de sentidos lleva a escoger el derroche, el exceso para hoy y el hambre para mañana.

Los gobernantes no se atreven a fijar grandes metas, los ciudadanos exigen nuevas emancipaciones, las empresas no proyectan inversiones, los jóvenes con talento emigran, los funcionarios solapan el modo de gestión clientelar que muestra a la coima como normal, y así un etcétera de temas que tal vez no se discutan en las escuelas, y que padres, educadores y educandos no deciden enfrentar. Todos esperan un salvador.

La respuesta a los desajustes en el desarrollo socioeconómico estaría en una educación que comprenda el entorno en donde viven los jóvenes, que no niegue la realidad, que enseñe derechos y deberes, impactos y compromisos, que sus vidas pueden y deberían estar guiadas por la tolerancia, la solidaridad, el diálogo y la empatía.

Educar para la libertad y la búsqueda de la felicidad es acoger las tesis de los padres fundadores de las naciones modernas, es democracia, es proponer gobiernos justos y progreso para todos. La educación es el cimiento de grandes pueblos. Desde esta perspectiva cambiar la sociedad inicia cambiando la educación.

Cite as

Suing, Abel. (2019, July 23). Educar para la libertad en la sociedad y el mercado. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3355553

Anuncios

Written by abelsuing

julio 30, 2019 a 11:20 am

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: