Investigación, extensión y servicios en comunicación

Diario de campo

Los derechos humanos son el punto de convergencia de las ideologías

leave a comment »

Imagen tomada de https://goo.gl/srjAAk

Imagen tomada de https://goo.gl/srjAAk

Por: Abel Suing arsuing@utpl.edu.ec

Las ópticas para solucionar problemas son diferentes, como diferentes son las personas. En ocasiones, deben transcurrir varios periodos de gobiernos hasta encontrar acuerdos que permitan implementar políticas o regulaciones para atender a las comunidades. La capacidad humana para el disenso predomina sobre la cesión de posiciones y el logro de compromisos, así encontrar soluciones puede durar años, tiempo que implica costos y malestar para las partes.

La administración de los Estados está impregnada de ideologías, que desde la Revolución Francesa se dividen en propuestas conservadoras o de derecha, y progresistas o de izquierda. Estas visiones derivaron en enfrentamientos a escala global y en años de distanciamiento entre bloques de países, con el consecuente retraso y perjuicio para los ciudadanos.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos como un instrumento que propugna las condiciones mínimas de libertad y justicia que son inherentes a cada hombre y mujer. Los derechos humanos son “el reconocimiento de la dignidad inalienable de los seres humanos”. Este documento magistral, que marca la vida de las naciones desde 1948, es fruto del beneplácito de todos los pueblos del mundo, es la demostración de que las ideologías si tienen un punto de encuentro.

Vale recordar este antecedente para señalar a los líderes que la mejor gestión u oferta que hagan debe estar acorde a la Declaración de los Derechos Humanos. El político español Julio Anguita, identificado con el Partido Comunista, manifiesta que no será posible conciliar decisiones de mercado o protección a los trabajadores si priman las ideologías, porque unas irán a la protección del capital y otras buscarán la redistribución de la riqueza, pero si es posible involucrar los Derechos Humanos en los programas de los partidos, con lo cual se parte de un acuerdo que derivará a alcanzar objetivos de desarrollo humano, desde diferentes veredas.

Reconocer que hay puntos de encuentro es lo que falta en la política latinoamericana, en la política ecuatoriana y local. La continua refundación de iniciativas, la constate desinstitucionalización de los órganos de gobierno lleva a mínimos niveles de progreso.

Debería volverse la mirada a la mayor carta de navegación de la política y de desarrollo humano sustentable que fue escrita hace 70 años. Los políticos que logren traducir los mandatos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos a planes operativos para la gestión pública de sus ciudades y países tienen garantizado un sitio importante en la vida de sus conciudadanos, se les agradecerá hacer realidad la convergencia de las ideologías.

Written by abelsuing

2018-10-02 a 16:55

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: