Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

¿Loja en camino hacia ciudad violenta e insegura?

leave a comment »

Los residentes en Loja inauguramos el reciente feriado con la noticia de dos personas asesinadas en la vía de ingreso a la ciudad. Hecho alarmante que se suma a los recientes asesinatos de una madre y su tierno hijo, ocurrido hace pocas semanas; el hallazgo de los restos de María del Cisne Conde en abril; el secuestro y asesinato de Emilia Benavides en diciembre pasado, por no mencionar lo acaecido con turistas argentinos en la cercana Vilcabamba, ni los casos de violencia doméstica.

Las preguntas inmediatas son ¿Qué nos está ocurriendo? ¿Por qué? Y las respuestas múltiples. En la búsqueda de patrones que nos guíen a identificar las causas podríamos fijarnos en ciudades como Medellín o Sao Paulo, en ambas, y probablemente en otras, el desarrollo económico y el respeto están en la génesis de la puesta en marcha de alternativas para ir de la violencia a la seguridad.

Los macro problemas de las ciudades violentas estarían en la “urbanización acelerada, inflación de los grupos de juventud, desigualdad en aumento y altos niveles de impunidad. Entre otros, los peligros son tráfico de drogas, una abundancia de armas de fuego ilegales, el aumento de carteles y pandillas cibernéticas, y normas sociales que toleran la violencia”.

Será que: ¿Loja no cumple con los estándares de calidad de vida que la lleve a ser ciudad segura? Los mecanismos para ser ciudades seguras están agrupados en dos niveles. En un primer estrado están las medidas “leves” que involucran la participación activa de los habitantes para construir una “cultura ciudadana” puesta de manifiesto en campañas para recordar valores y buenas prácticas de convivencia, generar espacios públicos, observatorios que recomiendan ordenanzas a los cabildos y, la gestión de “presupuestos participativos” para desarrollo comunal.

En segundo nivel, de acuerdo a los expertos en urbanismo y seguridad, están las políticas públicas que administran los gobiernos locales y nacionales, entre estás “inversiones más sólidas en materia de seguridad y desarrollo (…) programas de transferencia de dinero condicionadas, apoyo para la primera infancia, para hogares con mujeres como jefas de hogar, y actividades extracurriculares”. Sobre la base de experiencias exitosas hay tres recomendaciones “que los gobiernos deben tener a la hora de crear políticas contra la violencia:

Como en todas las relaciones humanas, hay por los menos dos perspectivas de las posibles soluciones, la de autoridades y la de ciudadanos, que en este caso convergen hacia una meta común que es construir una ciudad segura que garantice mínimas condiciones para habitar, producir y mantener vínculos familiares.

¿Qué caracteriza a una ciudad segura? De acuerdo a la Unidad de Inteligencia de la Revista The Economist hay cuatro categorías: seguridad digital, seguridad sanitaria, seguridad de la infraestructura y seguridad personal, a la cuales se suma la innovación.

En este propósito ya existen experiencias que promueven prácticas para lograr ciudades seguras, por ejemplo en Quito están en marcha el modelo de ciudad segura de la ONU Mujeres. “El Programa Ciudades Seguras empezó a implementarse en la ciudad de Quito en 2013, en coordinación directa con varias dependencias municipales, en la actualidad (…) el Programa se ejecuta desde la Fundación Municipal Patronato San José y con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo”.

Las acciones de “política blanda” parecen más efectivas que intervenciones agresivas que a la final construyen “espirales de violencia”. Actualmente Quito participa del 8º lugar, en el nada halagador, ranking de ciudades inseguras del mundo, y por otro lado 42 de las ciudades más violentas del mundo están en América Latina.

Loja no está distante de los centros urbanos que han vivido traumáticas experiencias de violencia. Nos hemos preciado de estar distantes pero esto ya no ocurre. Pensar que las tecnologías de comunicación e información, la presencia de foráneos y el coletazo del narcotráfico mueven a la violencia parece que no es acertado. Sobre la breve base antes mencionada, la solución está en manos de los lojanos, debemos ser más y mejores ciudadanos; dejemos de esperar que otros propongan las soluciones cuando la convivencia pacífica empieza por entendernos con nuestros vecinos y juntos construir espacios de tolerancia.

Anuncios

Written by abelsuing

mayo 28, 2018 a 9:00 am

Publicado en Opinión

Tagged with , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: