Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Invitación a ser líderes

with one comment

Las transiciones provocadas por las innovaciones tecnológicas y las decisiones políticas nos trasladan a escenarios en los que debemos crear relaciones de convivencia en las que se destaquen la pluralidad y el respeto.

La implementación de obras civiles, los cambios en la administración de justicia, la incorporación de procesos informáticos en la gestión privada y pública o la evaluación del sistema educativo en todos sus niveles implican asumir cambios, contar con nuevas estructuras y proponer diferentes relaciones de servicios.

En el ámbito privado, las iniciativas empresariales se abren paso en una economía que procura garantizar condiciones de equilibrio y trabaja en mejorar los indicadores para el desarrollo.

En el campo social, las irrupción de las redes sociales y el sostenido crecimiento de acceso a Internet permiten que los jóvenes asuman con naturalidad su presencia e interacción virtual y que demanden condiciones para estar a tono con otras sociedades.

Este conjunto de cambios puede obnubilar el propósito de los mismos.  Estamos expuestos a olvidar que el fin de las tecnologías, obras y procesos debe ser el hombre.  La visión humanista puede ser reemplaza por otras tecnológica o materialista que dispongan a las personas al servicio de las de la formas.

Parece que es necesario, como en cada edad de la humanidad, contar con referentes del cambio, con líderes o conductores de los ciudadanos.  Sin embargo, ahora que los giros se dan a prisa, que están cuestionadas las capacidades humanas y que las tecnologías permiten indagar en lo privado buscamos personas de sólidos referentes para que nos guíen, necesitamos creer y fijarnos en modelos de comportamiento.

Es cierto que la religión nos provee de bases y modelos, pero lamentablemente los valoramos como lejanos. Sin pretender desconocer lo importante de la fe y la religión en la vida de las personas parece que vivimos un momento de constituir referentes consistentes y visionarios que animen a continuar sin olvidar el propósito de los cambios, que nos recuerden las dimensiones de servicio así como la riqueza de la vida en comunidades reales y no solo virtuales.  Es tiempo de animar a buscar en cada persona lo mejor de si para que la sumatoria de virtudes individuales conduzca a edificar los nuevos líderes en la sociedad.

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Reblogged this on Empresa & Gobierno.

    Audiref.com

    noviembre 16, 2012 at 12:15 am


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: