Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

La recepción de televisión y los jóvenes.

leave a comment »

La televisión es uno de los medios de comunicación que tiene alta influencia en la comunidad, su difusión es masiva, en señal abierta no tiene costo de recepción  y puede ser sintonizada por diversas capas sociales con mensajes homogéneos.

Los contenidos de televisión han creado formatos uniformes con lenguajes estándares que aparentemente satisfacen las necesidades del público y logran que este se vea reflejado en sus emisiones.

La relación de identidad deriva en que los televidentes otorguen a la televisión el valor de credibilidad, así la influencia del medio crece.  La correlación entre televisión y poder de los gestores del medio puede ser un vehículo para manipular a los televidentes hacia ciertos mensajes o el consumo de bienes y servicios.

Los analistas de comunicación proponen diversos ejercicios de análisis para evitar las potenciales manipulaciones de los televidentes y en lo posible sugieren que se tenga atención a los contenidos dirigidos a niños y adolescentes porque son los grupos más vulnerables a ser influidos.

De otro lado, los gestores de contenidos de televisión enfrentan el dilema de mantener cuotas altas de audiencia que les permitan vender sus espacios frente a programar contenidos con valor educativo. El reto es llegar a un punto de equilibrio que satisfaga la calidad con el mercado, es decir, construir mallas de programación en función de las necesidades de educación y formación que sean atractivas y que como consecuencia sean compradas por los anunciantes.

Pero además hay que considerar el surgimiento y rápido crecimiento de las nuevas tecnologías de información y comunicación que amplían las posibilidades de relación entre producción y consumo de contenidos a nivel universal.  Los formatos de visionado cambian, ya se pueden organizar canales de televisión “ a la medida” para ser vistos en horario particulares según las necesidades de cada persona.

Estos escenarios nos llevan a pensar que vivimos un tiempo de transición entre los formatos y medios de emisión clásicos frente a las nuevas tecnologías y sus lenguajes ecléticos.  Aún no termina de definirse la vía universal de transmisión para la “nueva” televisión mientras tanto continúan los experimentos que ensayan formatos innovadores para atender a un público juvenil ávido de nuevos eventos en géneros que dan desde la ficción a la realidad y que son presentados en televisión de señal abierta porque mantiene un margen importante de audiencia incluso a través de la televisión de cable.

Mientras evolucionan los formatos y leguajes hay espacio para trabajar en estudios que permitan conocer mejor las estructuras de fondo y brinden herramientas a los televidentes para entender mejor los valores y las relaciones sociales que se construyen a través de los medios de comunicación.

Written by abelsuing

febrero 24, 2012 a 11:42 pm

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: