Gestión en comunicación: investigación aplicada, extensión y servicios.

Diario de campo.

Luis Miguel Romero, Cádiz y mirar el horizonte.

leave a comment »

(i-d) Abel Suing y P. Luis Miguel Romero.

(i-d) Abel Suing y P. Luis Miguel Romero.

El  jueves 12 de mayo, aprovechando mi estancia de investigación en España, visité al P. Luis Miguel Romero, amigo y maestro quien fue rector de la UTPL.  Encontré al líder que sigue a Cristo, un hombre lleno de fe e ilusión por la nueva misión que la Iglesia Católica a través de la Comunidad de Misioneras y Misioneros Identes le ha encomendado. Me recordó que lleva su corazón por delante y dejará lo mejor de él en Cádiz igual que lo hizo en la UTPL.

Llegar a Cádiz fue ver potencial, ideas, posibilidades y horizontes para la actividad que hacemos desde la Educación y las relaciones que podemos llevar entre Latinoamérica y Europa.

Recuerdo los horizontes que junto a Luis Miguel Romero, la Comunidad de Misioneras y Misioneros Identes y el equipo de jóvenes profesores de la UTPL pensamos en 1997, la realidad que hoy vivimos en muchos casos es superior a lo que imaginamos, es como un milagro, soñamos y sembramos, cada día pusimos nuestra vida en lograr mejores posibilidades para nuestra ciudad y país.

En el caso de comunicación, que es el que vivo, pasamos de pensar una Escuela de Comunicación que tenga como eje fundamental el humanismo y los valores, a ser hoy una de las Escuelas reconocidas y acreditadas por el CLAEP, de por medio un equipo de docentes que saben “llevar la carta a García”, viven los valores universitarios, actúan con flexibilidad, mantienen la visión, son buenos gestores y próximos doctores en comunicación.

El ejemplo de Jesús, Ma. Carmen, Luis, José, Ma. José, Santiago, Salomé, Domingo, Miguel Ángel y muchos otros misioneros nos acercan a Cristo en la vida académica, ellos buscan vivir y que vivamos la perfección del “Padre Celestial” y esto cambiará el mundo a través del amor. Algunas de las claves del futuro deberemos buscarlas en nuestro corazón, en ver lo mejor de nuestros compañeros, amigos, alumnos y trabajar en equipo.

Así la visita a Luis Miguel me llevó a pensar en tomar decisiones, compartir lo que aprendí y viví con otras personas y seguir soñando horizontes. Además pude notar cierta apatía en la sociedad española por la dimensión espiritual, lo digo por lo que vi en Santiago de Compostela, no encontré ese ambiente de religiosidad que existe en Latinoamérica, por ejemplo en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe. Sé que me falta conocer y aprender más para poder juzgar, sin embargo creo que si compartimos un poco más entre los dos lados del océano Atlántico podemos ganar en tolerancia y valores de convivencia, lo que ya es un horizonte hacia el que podemos avanzar.

Vista parcial de Cádiz y sus “horizontes”.

Vista parcial de Cádiz y sus “horizontes”.

Anuncios

Written by abelsuing

mayo 24, 2011 a 12:15 am

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: